Escribiendo Hojas En Un Libro

“Escribir es como mostrar una huella digital del alma” Mario Bellatín,
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Los Sueños

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Mais020291
Miembro junior
avatar

Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Lima, Peru

MensajeTema: Los Sueños   Vie Ago 19, 2011 3:51 pm

Mariana Esposito siempre soñó con encontrar a su príncipe azul, al amor de su vida; y, lo encontró. A los 17 años, conoció a Juan Pedro Lanzani, y desde ese primer momento en que los dos se conocieron, se dieron cuenta al instante que eran el uno para el otro. Mucho tiempo fueron amigos hasta que se dieron cuenta que uno no podía vivir sin el otro. Ya, Candela y Agustín les habían advertido que ellos estaba destinados a estar juntos y que seguramente terminarían siendo pareja. Estaban en lo correcto. Los años pasaron y a pesar de verse envueltos en una serie de peleas de novios, Lali y Peter, siempre estuvieron juntos; con 24 y 25 años cada uno, estaban felices.

A Lali siempre le encantó la literatura, pero sobre todo le encantaba leer y escribir. Esa era su pasión. Podía quedarse horas de horas leyendo y eso era algo que a Peter le encantaba; porque veía que ella se sentía completa al leer, pero más que todo al escribir. Por eso es que Lali estudió Literatura y Filosofía y fue ahí donde decidió comenzar a escribir un libro: “Mil Soles Espléndidos”. Ese fue el primero, el que la llevó al inmediato éxito.

Mientras tanto, a Peter le apasionaba el baile; pero, un baile en especial, el baile en la pista de hielo. Desde chico le encantaba ir a la pista de patinaje, y muchas veces empezaba a moverse al compás de la música y creaba ciertos pasos. Sus amigos y sus padres lo miraban con recelo, sin entender por qué le gustaba eso; muchos lo confundían con maricón. Y, a pesar que sus papás se opusieron a su profesión y a pesar de las indiferencias de sus amigos, Peter, decidió dedicarse a eso. Lali fue la que lo incentivó, la que le dio las fuerzas necesarias para no darse por vencido. Y, eso, él siempre se lo agradecerá; porque gracias a ella, cumplió su sueño.

Pero, tal como siempre sucede en la vida, esta trae dificultades y sobre todo, decisiones difíciles de tomar. Mi amor, estoy embarazada, fue lo que le dijo Lali un día de invierno a Peter. Ella lloraba, sin poder creerlo, sin poder entender en qué momento sucedió, y tratando de comprender que iba a ser mamá. En los 10 años que llevaban de novios, siempre se habían cuidado y nunca tuvieron ningún percance; quizás, el destino estaba escrito de esa manera. Peter abrió los ojos como platos ante la confesión de su novia, su corazón empezó a latir desaforado y sin poder entender mucho el concepto dijo esas palabras que darían inicio a todo: Vamos a ser papás.

La mano de Peter acariciaba una y otra la panza de Lali, seguían los dos estupefactos, comprendiendo la noticia. Sería algo nuevo para los dos, algo difícil, pero algo hermoso también. Pero, el verdadero problema surgió cuando le ofrecieron a Peter un viaje a Australia, por un tiempo indefinido. Había ganado un campeonato y le ofrecían pagarle todo para que se entrene en ese país; sería reconocido mundialmente, ganaría millones de dólares y cumpliría su sueño final.

Tenés que ir mi amor, tenés que cumplir tu sueño. Le había dicho Lali, cuando él le contó la noticia. Pero, ella no entendía que él no la podía dejar, no después de enterarse que iban a ser papás, no cuando ella y su hija eran la luz de sus ojos, los amores de su vida. El contrato que le ofrecieron, no permitía que viaje con su novia, él tenía que concentrarse en las competencias, en las conferencias de prensa, y demás. Y, por más que Lali, llorando, le dijo que vaya a cumplir su sueño que ella lo esperaría, él no aceptó. Vos estás primero que nadie, vos sos mi sueño.

Peter renunció a ese objetivo, eso que él siempre quiso lograr; pero, renunció por algo mucho mejor, que no le daría el reconocimiento y dinero, sino el amor y la felicidad plena. Mia llegó en un día de invierno donde particularmente salió el sol por la mañana. Y fue ahí donde él se dio cuenta que había tomado la mejor decisión. Hola ojitos de papá, te presento a mamá; el amor de mi vida. Esas palabras fueron suficientes para que los dos se den cuenta que en casa estaba la felicidad.

Unos cuantos años después, cuando Mia tenía 7 años, Martín 5 y Uma en la panza, llamaron a Papá P (tal como lo llamaban en casa), para ofrecerle de nuevo una oferta para irse a Australia. Cuando él estuvo a punto de rechazarla, le indicaron que su familia podía ir con él; sabían lo mucho que eso significaba para él. Las sonrisas de todos fueron inexplicables, sobre todo de Mia, que era la mayor y entendía mejor lo que eso significaba para su papá.

Este es un resumen de mi novela “Los Sueños”, publicada en el mercado hace 2 años.
“Los Sueños”, es la historia de mi vida y la que me gustó compartir con ustedes.
Espero que les guste tanto como a mí me gustó escribirla; pero sobre todo, vivirla.

Mariana Esposito

Me retiro de la conferencia de prensa para dirigirme cuanto antes a casa; seguro que mis amores me deben estar esperando ya listos para irnos. Sonrío, están todos tan grandes que me emociono. Llego a casa y los tres me reciben con abrazos y besos, pero solo un ratito porque a los cinco minutos ya me están apurando para que me cambie. Ellos adoran a su papá también.

Nos sentamos en las escaleras, bastante cerquita a la pista de hielo; es Mia quién eligió el lugar. Su papá es el amor de su vida y desea con fervor estar cerca de él y corear su nombre cuando sale a saludar. Y, lo hace, lo hace con ganas cuando Juan Pedro Lanzani, mi esposo, sale con su acompañante de baile y saluda al público. Nos busca mientras sonríe al público, y sus ojos se encuentran con los míos; sus ojos verdes me inspeccionan y me lanzan un te amo indiscreto. Sonreímos; baja la mirada a sus amores y explota de alegría, al igual que ellos.

Y es Uma, de dos años, casi tres, quién hace que mi pecho explote de alegría: Papi cuplio tu tueño.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
verO,
Admin
avatar

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 23
Localización : Vigo - España

MensajeTema: Re: Los Sueños   Sáb Ago 20, 2011 10:32 pm

Me mató lo de Papá P jaja!
Re tiernis el corto Smile

verO,

_________________
Benjali&Laliter 4ever!
Thiaguella y Tachelody son un amor! (L)



Fics:
My Life (Lalipittence)
Pasado - Presente - Futuro (Lalipitence)
Completamente diferentes [Laliter - Nicery]


Adaptaciónes:
La Seductora (Lalipittence)

Cortos:
Hechale la culpa a la edad. (Lalipittence)


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://twitter.com/vero_goimil
 
Los Sueños
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Rompe-sueños(juego)
» La revelación de un sueño y el comienzo de una leyenda
» Sueño apocalíptico
» ¿Elemento sueño en el Online?
» Martillo de sueño

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Escribiendo Hojas En Un Libro :: Novelas :: Cortos-
Cambiar a: