Escribiendo Hojas En Un Libro

“Escribir es como mostrar una huella digital del alma” Mario Bellatín,
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 .-Armas De Seducción-.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 7 ... 11, 12, 13, 14  Siguiente
AutorMensaje
VikiContardo
Admin
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 21
Localización : Santiago, Chile.

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Miér Sep 28, 2011 9:15 pm

¡Que lindo capitulo!
Totalmente laliter.

Me mataron LAS MISMAS partes que a ti jajaja

¡No quiero que se acabe la novela!

_________________

Mi razón de vivir. Mi razón de crecer. Mi razón de soñar.
Victoria~

Sigueme en: @PeterLanzaniCh & @NicoVazquezCh
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carlita
Admin
avatar

Mensajes : 741
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Rosario, Argentina

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Vie Sep 30, 2011 2:29 am

CAPITULO 31

Estaba sentado en su escritorio, revisando los mismos papeles de siempre, haciendo lo que siempre solía hacer, pero ahora algo era diferente, por mas que su cuerpo estaba allí, cumpliendo las obligaciones que debía cumplir, su mente y su corazón, estaban en un lugar muy lejano... tan lejano que quien quiera que entrara a esa habitación ni se percatarían en donde...

Estaban en su cuerpo, en su sonrisa, en sus abrazos, y en la forma en que cuando le tocaba, podía sentir su voz suplicando por mas...

En sus besos... en sus suaves labios sobre los suyos, y en el sabor inexplicable de estos... tan dulces, como cuando muerdes una fresa pero a la vez no sabia a fresas... era algo... es un sabor inexplicable...

Además, la profundidad de sus sentimientos... que le tildaran de loco, no importa, pero estaba enamorado de esa mujer... enamorado como un loco, como un demente... buscando cada encuentro con ella desesperadamente; tanto, que Nicolás lo había echado más de una vez del estudio de fotografía...

-¡¡Fu!! ¡¡Fu!! ¡Fuera de acá!-le había gritado aquella mañana Nicolás, haciendo que él separara los labios de los de Mariana- ¿No te das cuenta que distraes a la modelo...? ¡¡El fotógrafo esta furibundo!!

-Solo se la robé un segundito... –respondió Peter a la vez que le dio otro beso a Mariana, y esta sonrió abrazándose a su cuello

-Si, pollito... son solo unos segunditos....

-Este dice UN segundo.... ¡¡¡ella dice UNOS segundos!!!!..... ¡¡¡Y SE VAN A DEMORAR HORAS!!! -los separó de un pequeño empujón- Ahora Lali, ve a hacerte el segundo cambio y ponte en esas bonitas poses para el fotógrafo... ¿si? -Lali hizo un puchero, pero se fue, claro después de darle otro beso a Peter- Y tú..... -señalando a Peter- Yo se que eres tanto dueño de esta empresa como yo y que, es mas, tienes mas inversiones que yo... así que me puedes tener en minutitos de patitas en la calle... si Gime te apoya, claro esta, perooooo...-Nico tomo una bocanada de aire-¡Te voy a tener que vetar de aquí!

Peter le sonrío a Mariana por encima del hombro de Nicolás- No hagas tanto escándalo pollis... antes me reclamabas porque nunca me aparecía por aquí...

-¡Caray! ¡¡¡Pero préstame atención cuando te hablo!!! -le reprendió, y Peter, con desgana, le miró a la cara- Mira, eres mi amigo y toda la vaina, pero acá somos socios y si tu no puedes controlar tus benditas hormonitas ve a tu oficina a hacer cuentas...

-Pollis... -le dio una palmadita en el hombro, aun sonriente- Relájate... estas muy estresado... -y luego de esas palabras, se dio la vuelta y salió del estudio, caminando hacia su oficina.

Y ahora estaba en esta revisando papeles que ya había revisado unas cinco veces antes...

Miró la hora de su reloj, y se levantó de su asiento... las doce y media, de seguro y ya Mariana había terminado sus fotografías y le aceptaría una invitación a almorzar, hizo una mueca al pensar que tendría que encontrarse de nuevo con Nicolás; pero luego sonrió, ¿que más daba...?

Rápidamente recogió los papeles y los guardó en su escritorio, para luego tomar las llaves del carro, la billetera y salir de la oficina hacia los estudios donde encontró un papel pegado sobre la puerta, con algo escrito en marcador... leyó: "¡¡ni te acerques Lanzani!! Estas vetado..." rió, pero decidió hacer caso al aviso, recostándose en la pared al lado de la puerta, hasta que la puerta se abrió y ella salió.

-¿Tu no tienes trabajo?-pregunto Mariana mientras sonreía al verlo

Peter río-Si... –la abrazo, de tal manera que quedaran nariz con nariz-Pero es hora de almuerzo y
quería invitarte algo de comer... -rozo sus labios con los de ella- Claro, si es que ya estas desocupada...

Mariana se abrazo a su cuello-M... me encanta la idea...-volvió a rozar sus labios con los de él- Pero... que sea en un lugar donde podamos pasar desapercibidos, ya sabes lo que esta en juego; no quiero que Aníbal se entere de esto...

-No se va a enterar... -le besó- Y ya sabes que te prometí ayudarte... podemos tomar esto como una reunión de negocios.

Mariana puso su cara pícara-Amo las reuniones de negocio -luego de estos sus labios se juntaron, profundamente, sintiendo su sabor como si fuese el elixir prohibido, como si proviniera del vellocino de oro o de la mas pura fuente de agua del planeta

En ese momento sintieron la puerta abrirse tras de si, y al darse la vuelta, vieron a Nicolás salir con unos papeles en la mano; el cual, al verlos iba a decir algo, pero en ese momento Peter le interrumpió.

-No estoy dentro del estudio... y la señorita esta en su hora de almuerzo.

El pollo rodó los ojos, pero no dijo nada, simplemente suspiró y siguió su camino, solo diciendo, un par de metros después, un "estos jóvenes y sus hormonas" perdiéndose en su oficina... mientras los labios de Lali y Peter se volvían a encontrar en un dulce beso...

-¿Nos vamos...? -preguntó Pedro luego que sus labios se separaran... ella asintió

Juntos, y tomados de la mano, salieron de las oficinas, dirigiéndose al ascensor que los llevaría a la planta baja donde estaba el carro de Peter, lo que no sabían era que, en ese momento, alguien que estaba a punto de tocar la puerta de la oficina de Peter, los miraba con un desprecio que nacía de la más básica envidia.

Pablo se recostó en su asiento- Entonces... esta mujer ¿descubriste quien es?

-Pues fue poco lo que encontré, en realidad es como si no existiera para nada... -Pablo se acomodó poniendo los codos sobre la estructura plana de su escritorio- En las bases de datos no figura ninguna Candela Vetrano o bueno, si, pero lo que hay me hace pensar que su identidad fue creada hace poco. Los datos que hay datan apenas de meses... en los colegios donde dice que ha estudiado no saben quien es, y tampoco en los lugares donde, supuestamente, ha trabajado... su vida es un misterio... no tiene padres en el registro, tampoco hermanos... solo un "benefactor anónimo"...

-¿Y crees que es Aníbal?

Agustín se rasco la nuca-No hay de otra...

-Ha de ser su querida... ¿o me equivoco? –Pablo suspiró al no recibir ninguna respuesta de

Agustín- La verdad es que no me gusta sacar juicios tan rápidos de las personas...

-A mi tampoco... pero de verdad, si tu vieras a esta chica sacarías la misma conclusión... además –el rubio suspiró- Creo que toca reforzar la seguridad de Mariana... ese hombre es violento. La pobre mujer estaba llena da golpes... –suspiró nuevamente- Me dio dolor verle el rostro, saber que es una victima mas de ese sucio Animal... -puso la mano como puños- Ninguna mujer debe ser golpeada ni con el pétalo de una rosa...

-Tendré en cuenta eso... le diré a los chicos que estén mas pendientes cuando Lali este con Aníbal... –Pablo suspiró- ¿Puedo sumarte algo mas a tu misión?

-Dime…

-Acércate a esta mujer; averigua bien quien es... que hace, su relación con Aníbal; y si conoce algo de lo de las vueltas raras del ruco. -suspiró- El asunto del tal "Camilo Ducon" es tan fantasma como esa Candela. ¿Acaso nos encontraremos con puros fantasmas en nuestro camino?

-Espero que no... –Agustín se cruzó de brazos- Pero no te preocupes me encargare de hacer lo que me pides... aunque creo que esta mujer, mas que la investiguemos, necesita alguien quien le brinde una mano...

Pablo sonrío-Entonces haz ambas cosas...

Agustín le devolvió la sonrisa- Lo haré.

-¿Te sucede algo, Lali? –dijo Peter, tomando la mano de Mariana entre la suya, sobre la mesa-
Estas muy callada.

Ella suspiró profundo y levantó la mirada del pedazo de tomate con el que venía jugado, llevándolo de un lado al otro del plato, unos diez minutos; y fijó su mirada en los ojos de su acompañante, aquellos ojos que le hipnotizaban y le hacían sentir que todo estaría bien, pasara lo que pasara.

-Es todo esto de la misión -suspiró- Estoy cansada... no quiero volver a tener que estar cerca de Aníbal, no quiero que me vuelva a abrazar... no quiero que me vuelva a besar; solo... -hizo una mueca de asco- Solo quiero que esto termine ya...

Peter le acaricio el rostro- Pronto se va a resolver todo esto...

-¿Y mientras tanto que? –preguntó Lali mientras una lagrima se deslizaba por su mejilla- Pablo no ha encontrado muchas pistas, solo un nombre... un tal Camilo Ducon que "se supone" es socio de tu padre e invierte una gran cantidad de dinero en la empresa. Pero al parecer nadie sabe de el... es un callejón sin salida; y yo tengo que seguir al lado de... -se limpió una lagrima e hizo una mueca - ¡Ahora mírame llorando! -señaló su rostro- Nunca he llorado, sin importar la misión que me haya tocado; siempre he sido muy profesional... -se limpió otra lágrima- Parezco una magdalena.

Peter le limpio una lagrima- Te dije que estamos juntos en esto y que te ayudaré en todo lo que pueda -le acarició el rostro- ¿Quieres que ya nos vayamos de aquí? -Mariana volteó a ver al rededor y vio que todos le miraban; así que asintió, y Peter, con una sonrisa, llamó al camarero y pidió la cuenta.

Unos minutos después iban en el carro; él tomándole la mano con una de sus manos, mientras conducía con la otra, y ella recostada en su hombro.

-Creo que hice un pequeño espectáculo en el restaurante –dijo Mariana, ahora mas calmada- Lloré como si nunca en mi vida hubiese tenido que enfrentarme a este tipo de casos, como si fuese una boba...

-Tienes derecho a llorar... -apretó fuertemente su mano con la de ella- A mi tampoco me gusta que tengas que hacerte pasar por amante de mi padre, y me dan unas ganas de reventar algo contra la pared cuando te veo cerca de el... es mas, mejor si ese algo es la cabeza de mi padre.
Pero lo único que podemos hacer por ahora es aguantar...

-Que imagen tan gráfica –comento Lali riendo- Eso es algo que definitivamente no quiero presenciar -Peter rió también, pero miró por el retrovisor e hizo una mueca, que Lali no percibió- De verdad me gustaría que pudiésemos ya encontrar la verdad acerca de todo esto...

-Yo también –Pedro volvió a mirar por el retrovisor y suspiro- ¿Cual es el nombre que dijiste en el restaurante?... El que es supuestamente un socio de mi padre...

-Un tal Camilo Ducon –ella se enderezó en su asiento- Pablo encontró ese nombre en las cuentas de la petrolera...

-¿Y como consiguió esos papeles? Lo intenté miles de veces, pero el maldito del contador no me los pasó. Aunque fuera el hijo del jefe...

Mariana sonrío-¿Te acuerdas de mi primo Agustín? -Peter también sonrió, aunque volvió a mirar al retrovisor

-Ya no me digas.... ahora entiendo todas sus vueltas -suspiró- La verdad es que nunca le he escuchado a Aníbal hablar de ese tal Camilo Ducon, y mucho menos había leído o escuchado su nombre en el interior de la compañía. ¿Estas segura que esos papeles son completamente verídicos?

-Como que me llamo Mariana -en ese momento percibió como Peter volvía a mirar por el retrovisor- ¿Tu también te diste cuenta que nos están siguiendo? -miró por el retrovisor de su ventana- Cuando arrancamos en el restaurante ese carro negro arrancó también y desde entonces ha andado tras de nosotros...

-He tratado de evitarlo dando vueltas bobas, pero sigue ahí... –Pedro suspiró entre cansado, molesto y preocupado- Definitivamente si nos están siguiendo...

-¿Será un enviado por Aníbal?

-Posiblemente... –le respondió mientras cruzaba una esquina, y se aseguraba que el otro carro le seguía- Es más, y si es así puede que sepa lo de nosotros...

-Yo pensaba lo mismo... -le miró- ¿Que hacemos?

-Pues no se... no se si nos sigan por mi padre. Puede también ser cualquier paparazzi por lo de que ahora eres famosa y yo soy el hijo "oveja negra" del mayor petrolero del país. Es más, porque se supone que eres la novia del mayor petrolero del país. Por tanto sería peor lo del paparazzi -ambos suspiraron-

-No sentí ningún flash de cámara en el restaurante... y tampoco nos besamos ahí dentro...

-Si... pero nos abrazamos -suspiró y miró de nuevo al retrovisor- Sea lo que sea sigue detrás de nosotros...

-Conduce normal hacia el estudio... –dijo ella, mirando hacia adelante- Que no sospeche que sabemos que nos esta siguiendo; quizás y luego podemos darnos cuenta si es enviado por Aníbal o no... -el asintió y mantuvo fija su mirada en el camino; mientras ella, una y otra vez, le daba una mirada al carro que iba tras ellos

Suspiró luego de aparcar fuera de la casa; ya estaba cansada de todo lo que sucedía a su alrededor; estaba cansada de tener que hacer lo que se le mandaba a hacer, y regresar para informar su progreso y luego se abofeteada por no haber hecho las cosas como se le han mandado a hacer...

Siempre era lo mismo...

Con un giro de la llave hizo que el motor del carro se apagara; y tras abrir la puerta una de sus piernas, enfundada en un jean negro de bota tubito y montada sobre unos tacones de unos seis centímetros de altura, tocó las piedras del suelo, para luego salir del todo del automóvil que Aníbal le había dado.

Quitándose las gafas levantó su mirada hacia la construcción que se alzaba frente a ella, y suspiró, tenía que prepararse psicológicamente para lo que le venía. Ella se acercaría a Aníbal, y el le preguntaría, con una mano de whisky en su mano, que información tenía, y que avances llevaba... entonces ella le diría que había ido a buscarlo a su oficina, pero que en ese justo momento él salía con Mariana de la mano... en ese momento sentiría una cachetada tan fuerte que la derrumbaría, ¿y lo demás? simplemente serian gritos y dolor.

Dudó antes de dar un paso... ¿de verdad deseaba esto?

El hijo de Aníbal y le pelirroja eran felices... se amaban, en sus ojos se veía ese amor... esa dulce caricia de ser visto con ojos de amor era la que debía de haber sentido Mariana en el momento en que se montaron en el ascensor... aquella caricia que ella nunca había sentido y por la cual sentía una envidia que le hacia desear tirarse al suelo a llorar.

Pero debía de seguir las ordenes de Aníbal... ¿acaso el no le había salvado de vivir en la calle? ¿Acaso el no le había dado todo lo que necesitaba?

El precio no era importante. Si, era su esclava pero el cumplía dándole todo lo que ella deseara.

Desde ropa de diseñador, hasta joyas, carros, volteó a ver al Mercedes C55 que el le había regalado y jugó con las llaves en su mano, casa, un penthouse en la zona mas exclusiva de la ciudad, todos sus caprichos y todo por un simple precio: Su dignidad...

Bufó y guardó sus llaves en su bolso... ¿cual dignidad? ¿La que había perdido unos diez años atrás cuando su propio padre la vendió como prost...? Sacudió la cabeza y sacó esos pensamientos de su cabeza, para luego dar unos pasos hacia la casa de Aníbal. Hora de afrontar lo que tenia que pasar pero luego levantó la mirada encontrándose con la figura de aquel hombre... sin saber porqué se acomodó la ropa mientras veía como este se despedía del mayor domo de Aníbal y luego se daba la vuelta y le sonreía

-¿Viene a hablar con Aníbal? -preguntó Agustín al llegar al lado de ella; y ella asintió- Jum... pues permítame decirle ¿Candela verdad? -ella asintió de nuevo- Bueno, permíteme decirte Candela que Aníbal no está; eso es lo que estaba hablando con el mayordomo... al parecer salió a una reunión -Candela suspiró aliviada, por lo menos ese día se salvaba de enfrentarlo

-Gracias... –ella le sonrió- Bueno entonces yo no tengo nada que hacer acá -se dio la vuelta para volver a su mercedes, e ir a su apartamento para descansar; cuando sintió la mano de su acompañante sobre su hombro y una corriente eléctrica que paso por toda su espina dorsal que esto causó

-Espera... ¿no me aceptas un café? -había ido a hablar con Aníbal, pero ya que no estaba, y en su lugar se había encontrado con la chica, era mejor empezar con el trabajo que le había puesto Pablo- Ya que no pude encontrar al jefe, pues... por lo menos puedo pasar un rato hablando con una linda chica. -le sonrió y ella, dándose la vuelta le sonrió también

¿Porque no aceptar? era una simple invitación a un café con una persona que, además, le había ahorrado una paliza más de Aníbal.

-Si... este bien -dijo mas animada- Te acepto la invitación, ¿te sigo en mi auto?

Agustín sonrío-Claro... hay un café a unas cuadras de acá... -le sonrió y fue hacia su carro (un Lexus negro)- Sígueme -dijo, para luego desactivar la alarma del carro y montarse en este. Ella repitió su acción y juntos salieron del empedrado de la entrada de la mansión de Aníbal.

Ambos se dieron cuenta que, luego que se parquearan en la entrada del estudio de publicidad, el automóvil negro siguió adelante; de seguro para despistar... aunque, por mas que forzaron la mirada no pudieron ver quien conducía. Los vidrios eran polarizados.

Rápidamente se bajaron del carro y subieron a la oficina de Peter, cerrando tras de sí, de tal manera que Mariana se dejó caer en uno de los sillones, mientras Peter iba hacia el mini bar y servía un par de copas de vino.

Mariana estiro la mano para recibir la copa que Peter le ofrecía- Que susto tan horrible.

-Si... pero por lo menos sabemos que alguien nos esta siguiendo -se sentó a su lado y le abrazó- Solo toca estar mas pendiente de lo que hagamos, puede tratarse de un paparazzi, y por tanto mañana podemos tener que desmentirlo... si mi padre ya se enteró puede estar tramando cualquier cosa contra nosotros.

-¿Se te ocurre algo?

-¿Matarnos y hacerlo parecer un accidente? -ella le pegó- ¡Auch! Hablo en serio... aunque también puede crear alguna estrategia -suspiró- Aunque no sabemos si de verdad sepa... ¿Lali, y si ese carro no nos seguía y simplemente iba conduciendo por la ciudad? Tal vez el que nos seguía era alguien de la agencia...

-Le preguntaré a Pablo... pero dudo que tenga a alguien siguiéndome.

-Pídele que te dé mas seguridad... -le dio un beso-Me asusta lo que puede estar tramando mi papá...

-Peter él no me asusta... tengo a toda la agencia respaldándome; Pablo no me va a dejar sola frente a él; tampoco Rochi, y mucho menos Agustín... y además te tengo a ti a mi lado -se abrazó a él- Y mientras estés junto a mí todo estará bien.

¿Les cuento algo? En word ya empiezo con la cuenta regresiva para el final :O
Gracias por el aguante!

_________________
DiegoyRoberta ThiagoyMarianela DiegoyRoberta

LuayArthur LaliyPeter DulyChris
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hojasenblanco.foroargentina.net
lillyana
Miembro junior
avatar

Mensajes : 138
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Vie Sep 30, 2011 11:05 am

bueno al menos ya saben q anibal esta tramando algo contra ellos, me parece muy bien q den guerra y no se dejen vencer tan facilmente de este vejete
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ione_nav
Miembro junior
avatar

Mensajes : 153
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 29
Localización : Estella, Navarra, Spain

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Vie Sep 30, 2011 1:06 pm

me encanto el capitulo como siempre,
esto cada vez se pone mas interesante,
espero más mañana, ojala el Word aguante.
Un beso...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mais020291
Miembro junior
avatar

Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Lima, Peru

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Sáb Oct 01, 2011 10:20 pm

ay nO! no quiero que termine Sad
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ione_nav
Miembro junior
avatar

Mensajes : 153
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 29
Localización : Estella, Navarra, Spain

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Dom Oct 02, 2011 3:42 pm

Que es eso que leí en twitter que solo quedan 7 capitulos?????
yo tampoco quiero que se termineee Sad Sad Sad
Cuando vas a subir mas???? extraño ya la nove jajaja y encima twiteas
avances de los caps, Carla me va a dar un infarto y caera sobre tu conciencia....es broma...
Espero otro cap pronto, muchos besos linda.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mariacheta
Miembro junior
avatar

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 25
Localización : san miguel

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Lun Oct 03, 2011 1:15 am

me encanto
pero q bajon q falta poco para
q termine Crying or Very sad
encima los avances q dejas
me ponen ansiosa x saber q va a pasar
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carlita
Admin
avatar

Mensajes : 741
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Rosario, Argentina

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Lun Oct 03, 2011 7:31 am

CAPITULO 32

Ella reía, mientras él, embobado, le contaba como había terminado "tragando" lodo (literalmente hablando) cuando estaba en el colegio militar; porque ¿para que ocultarle eso?, Siempre había sabido que la mejor manera de mentir era hacerlo en solo en lo estrictamente necesario. Como por ejemplo el hecho que en ese entonces trabajara en una agencia internacional de inteligencia que buscaba desenmascarar a uno de los mayores Capos del narcotráfico que, se suponía, era Aníbal.

-¿Y porque diablos terminaste en una escuela militar?

Agustín se encogió en hombros despreocupado- Niño problema, expulsado de dos colegios de los más prestigiosos del país... padres desesperados... dos mas dos es igual a cuatro... -ambos rieron- El mejor castigo que se le puede ocurrir a un padre cuando su hijo le ha puesto un fósforo encendido al asiento de su profesora, estando apenas en cuarto de primaria.

Candela no paraba de reírse-¿Hiciste eso?

Agustín enarco una de sus cejas- Por supuesto... me había puesto un castigo por algo que yo no había hecho... tenía que darle una verdadera razón para castigarme -la oyó reír fuertemente- ¿Que? ¿Crees que me pasé?

-Te expulsaron ¿no?...

-Gracias, acabas de responder a mi pregunta -ambos rieron, y luego ella tomó un sorbo de su café- En fin, tuve mi merecido -se encogió en hombros- Termine en una escuela militar, tragando lodo... si no hubiera sido por Pablo y Lali... bueno, creo que me hubiese vuelto loco.

-¿Lali? -¿se estaría refiriendo a la mujer de Aníbal, a la que tenía que destruir?... tragó seco ante tal perspectiva; aunque bueno... existían muchas Marianas en el mundo ¿o no?-

-Si Lali -dijo el sonriendo- Mi prima... -dijo, interpretando su papel; aunque no le costaba mucho hacerlo... Mariana era casi como su prima, es mas... era como su hermana. Con ella había compartido muchas cosas, era quien se había quedado toda la noche en el campo de obstáculos, mientras el lo recorría una y otra vez... ya que ese había sido un castigo que le había puesto el padre de Mariana, cuando, para mas colmo, estaba lloviendo- Ella está saliendo hoy día con Aníbal; yo se la presenté.

Y entonces... una sombra se dibujo en los ojos de Candela; una sombra que Agustín no pudo descifrar bien. ¿Sería porque estaba celosa? Quizás y sentía algo por Aníbal y al mencionar a Mariana, que estaba saliendo con él, la había lastimado... maldijo por lo bajo y a la vez quiso estrellar algo contra una pared. Esta mujer amaba a ese... ese... Animal... aun cuando la lastimaba, aun cuando la usaba y luego tiraba como trasto sucio, podía verse, a pesar del maquillaje, una pequeña cortadura en el labio inferior de su acompañante... la misma cortadura que, días atrás, cuando la había encontrado en el recibidor de la casa de Aníbal, estaba tan fresca como si se hubiera hecho dos minutos atrás.

-Creo... creo que me tengo que ir -la oyó decir, mientras le veía levantarse-

-¿Porque? aún no has terminado tu café... -dijo él, tratando de convencerla de quedarse... no podía dejar que se fuera así; y no era porque Pablo se lo había ordenado, sino porque, aunque pensaran que estaba loco por esto, tenía un impulso casi sobrehumano por protegerla

-De verdad... me gustaría quedarme pero... -dudó un momento, como si pensara que excusa iba
a dar- Pero tengo mucho que hacer...

La verdad era que estaba asustada, muy asustada... ¿porque justo él tenia que ser familiar de la pelirroja? ¿Porque el destino la ponía en esa encrucijada tan terrible?... por un lado él le agradaba, demasiado... algo de ella rogaba por quedarse a su lado, por olvidarse de todo... por... por ya no tener que seguir las órdenes de Aníbal pero por otro lado estaba "lo que tenía que hacer" y eso era lastimar a la persona que... que significaba mucho para la persona que para ella estaba significando mucho...

Sacudió la cabeza apartando esos ridículos pensamientos. No podía quedarse... no podía sentir... no podía nada; debía de cumplir las órdenes que le daba Aníbal. Para eso la había comprado él ¿no?... llamándola "su dragona"; sacándola de la calle, quitándole la ropa barata de prostituta y llenándola de ropa de diseñador y joyas...

Y ella se había dejado comprar...

-Esta bien -le oyó decir, mientras veía como se levantaba- Me imagino que aún tienes mi tarjeta -ella asintió- Entonces para cualquier cosa que necesites llámame; estaré allí para ti -esas palabras derritieron algo en su interior; esas palabras y el hecho que luego de decirlas se acercara a ella y le diera un beso en la mejilla...

Ella dio un paso atrás, y le vio a los ojos atónita... era... era... la primera vez que una persona le daba una caricia, una simple pero dulce caricia como lo era un beso en la mejilla. Rápidamente pronuncio un "hasta luego" y salió corriendo hacia su automóvil, entrar en este, y arrancar sin siquiera esperarse unos segundos.

Minutos después, luego de dejarse caer en su cama... suspiró tocándose su mejilla y rememorando aquel pequeño contacto.

-Estas muy pensativa... –dijo Rocío, mientras tanto ella como Mariana se tomaban un descanso de la sesión de fotos- ¿Sucede algo?

Pero Mariana no le respondió, estaba perdida en sus pensamientos, en aquel carro negro que les había seguido a ella y a Peter aquella tarde, y en el hecho que, por más que lo había intentado, no había logrado ver el rostro de su perseguidor. Bien, ¿acaso estaba perdiendo su capacidad de percepción? En la fuerza aérea le decían halcón, bueno en realidad era "halconcita" por lo que era casi una niña cuando entró, mientras todos eran unos viejos que median unos cuantos metros mas que ella pero bueno, eso no era lo importante, lo importante era que hacían referencia a su capacidad de ver las cosas. Y de detallarlas... así estuvieran a kilómetros de ella.

-¿Pablo tiene alguien siguiéndome? -preguntó de repente y su amiga parpadeó dos veces antes de contestar

-Pues, tu sabes que Stefano y yo estamos todo el tiempo pendientes de ti -hizo una breve pausa- Obvio Stefano esta siempre en el carro de vigilancia pendiente de ambas y pues yo estoy acá cuando me necesites ¿porque lo preguntas?

-¿No tiene a nadie siguiéndome en un Honda Zivic negro?

-No... O por lo menos no que yo sepa. Y eso que manejo las comunicaciones... -frunció el ceño al ver la mirada de preocupación de su amiga, de tal forma que se sentó a su lado tomándole la mano- ¿Sucede algo?

-Esta tarde cuando Peter y yo volvíamos de almorzar nos dimos cuenta que nos estaban siguiendo; tratamos de perder a quien nos seguía, pero seguía ahí atrás hasta que parqueamos acá en el estudio.

-¿Sentiste algún flash de cámara? -Mariana negó con la cabeza- ¿Viste el rostro de quien los seguía?

-Los vidrios laterales eran polarizados; y por mas que me enfocaba por el retrovisor en su rostro no lo pude reconocer... llevaba una gorra deportiva y unos lentes grandísimos, además una barba tupida tapaba todas sus facciones... -dijo, recordando lo que había logrado ver de su perseguidor- No creo haber visto nunca a ese hombre.

-¿Y la placa? ¿Lograste tomarla?

Mariana tomo una hoja y un lapicero de sobre la mesa y escribió una combinación de letras y números- Aquí está -se la dio a su amiga y esta la inspeccionó-

-Se la voy a dar a Stefano para que averigüe de quien es el carro. Aunque, conociendo nuestro hermoso país, ha de salir como "robado" y estaremos de nuevo en el comienzo de la historia.

Mariana asintió, su amiga tenía razón, con la placa no hacían mucho mas que si no tuvieran nada... sus pensamientos vagaron de nuevo sin rumbo; a los besos y a las caricias de Peter, a los momentos que habían vivido juntos y a cada una de aquellas sonrisas de sus labios que se dirigían directamente a ella... ¿podía estar mas enamorada?... y entonces sintió una punzada en el entrecejo, como un presentimiento... un "pálpito" como le llaman las viejas comadronas... un presentimiento. Pero enseguida lo desechó.

Debía dejar de ser tan melodramática...

-Debo hablar con Pablo para que te ponga protección -logró escuchar a su amiga cuando salió de sus pensamientos- Pero es mejor que tu y Peter se cuiden y no se dejen ver juntos en público... a menos que sea algo de lo del modelaje... no sabemos que informantes pueda tener y tampoco sabemos si sabe algo de tu relación con su hijo; porque en dado caso tendríamos que retirarte de la misión: Aníbal es un hombre peligroso.... –Rocío suspiró- Dime ¿ha dado algún indicio de saber lo tuyo con Peter? -Mariana negó con la cabeza- Eso esta bien... solo esperemos que quien los haya seguido no sea uno de sus informantes. Porque si hay alguna leve sospecha, tendremos que anularte (lo cual significaba sacarla del caso y mandarla a "algún lugar" durante un tiempo... o para siempre)

Mariana suspiro frustrada-Si llego a tener una sospecha serás la primera en enterarte...

-Te lo agradecería enormemente -la rubia la abrazó- No sabemos que esperar -reflexionó unos segundos- ¿Te ha invitado Aníbal a salir en estos días?

-Si... quede de ir mañana con él a una reunión con algunos de la petrolera; Agustín también estará allí.

-Me parece bien, así estarás protegida de cualquier calamidad... Stefano y yo estaremos afuera en el camión.

Ambas se sumieron en un silencio; cada una perdida en sus pensamientos. Rochi haciendo planes de lo que sería la misión del día siguiente; y Mariana, pensando en si debía de tener en cuenta el mal presentimiento que estaba teniendo.

-¡¡¡Que onda pequeñas pollitas!!! -ambas se sobresaltaron ante la llegada de Nicolás- ¿Porque esas caras largas? no me digan que los BoyFriends me las tienen mal... -abrazó a Rochi- Dime pollita rubia que el... ¿como le decías? -preguntó pensativo- ¡Ah si! el "cara de yeso" no ha respondido apropiadamente a tus atenciones y entonces yo me ofreceré como sustituto -dijo, bromeando, aunque en toda broma siempre hay algo de realidad-

Rocío entre risas se separo de Nicolás- Pablo y yo estamos muuuuuuy -alargando intencionalmente la palabra- Bien... Gracias por preguntar.

El pollo le sonrió y volteó a ver a Mariana, la cual le veía sonriendo... tal vez por la escena que acababa de presenciar; pero decidió no hacerle burla de su cara "preocupada" de cuando había llegado... conocía su situación con padre e hijo... bueno, no sabía que era agente secreta y todo eso pero si sabía que estaba teniendo sus encontrones sentimentales con el hijo (si era apropiado decirle así a los gemidos que había escuchado mas de una vez, provenientes de la oficina de Peter), mientras a los ojos de todos tenía una relación sentimental con el padre.

No quería ser chismoso pero no sabía como su amigo aguantaba eso, se volvió de nuevo hacia Rochi.

-Bueno rubiecita tú serás quien pose primero ante las cámaras... recuerden que en una semana tienen que hacer una linda presentación en pasarela. -sonrió; y se dio la vuelta llevándose a Rochi consigo

Mientras Lali seguía pensando en la razón de su intranquilidad; ¿que sucedería de allí en adelante?

Tocó el timbre, pero no percibió algún sonido del otro lado de la madera... suspiró y bajó la mirada hacia sus zapatos; solía hacer estas visitas a menudo, pero no con la intención que tenía la presente... ese día no iba a hablar con su madre, sino con alguien completamente diferente... su padrastro.

Aunque... si se ponía a pensarlo bien, Franco era mas su padre que el que el universo le había dado: había estado allí en sus fechas importantes, sonriendo, y sosteniendo la mano de su madre... el día que entro al colegio, cada uno de sus ascensos en este, su primera comunión, su confirmación, su grado de bachiller, y luego su grado en la universidad y como esta podía enumerar miles de veces en las que Franco estuvo y en las que "su padre" si quiera le mando una tarjeta que dijera "bien hecho, hijo"

Suspiró, nadie le abría, así que se asomó por la ventana pero no vio nada, volvió a timbrar y esta vez si escuchó un "ya voy" que provenía, al parecer de la cocina. La inconfundible voz de Blanquita.

-Ah... Peter... -dijo la mujer de unos sesenta años, la cual era como una segunda madre para él- Que agradable sorpresa que hayas pasado por aquí...

-Hola blanquita... -dijo, entrando a la estancia, y buscando con su mirada algún indicio de que alguien mas estuviera allí- ¿Mi mamá está?

-Ay cuanto siento que hayas perdido la venida, Peter -dijo, con voz cariñosa- Pero tu madre salió con Gime... creo que iban a comprar algunas cosas, ya que el cumpleaños de Dieguito se acerca...

-No te preocupes Blanquita... ¿está Franco?

Blanca aun con su sonrisa asintió- Él está en el estudio del segundo piso trabajando; aunque creo que no le molestará recibir una visita tuya... –sonrió aun mas la mujer- Además, Dieguito está en su cuarto con unos amigos de la universidad... (Que curioso que le llamara con diminutivos a su hermano, cuando "Dieguito" ya estaba por cumplir veintiuno años)

Peter sonrió ante sus pensamientos y decidió que luego molestaría a su hermano con eso... ahora lo importante era hablar con Franco.

-Entonces subiré de inmediato a hablar con Franco, para alcanzar a pasar a saludar a "Dieguito" -rió, y le dio un beso en la frente a la mujer, para luego encaminarse escaleras arriba, hacia el estudio de su padrastro que, naturalmente, estaba cerrado... tocó la puerta; escuchando un "siga" inmediatamente

-¡Ah Peter! Que agradable sorpresa -dijo Franco, levantándose de su asiento tan pronto como vio a Peter pasar el umbral de la puerta- ¿Como estas, hijo?

-Bien Franco ¿y tú? -dijo Peter... acercándose al hombre que debió ser su padre

-Perfectamente bien -ambos se dieron un abrazo- Solo revisaba algunos papeles de la empresa.

El loco de O'Gimeron me tiene desesperado con lo de la compra de las nuevas maquinas de fermentación de cebada. -le ofreció la silla de en frente a su escritorio- Siéntate muchacho...
¿que quieres tomar? -preguntó acercándose al mini-bar

-Una cerveza estaría bien... -le sonrió- Ya que tienes demasiadas en esa neverita tuya; y yo ya me cansé de los tragos caros... -Franco rió sonoramente, para luego ir hacia la nevera que estaba al lado del mini-bar y sacar un par de cervezas, para luego quitarles la checa-

Franco le paso una de las cervezas a Peter y se volvió a sentar en su asiento- Los gajes del oficio -le sonrió- Pero me imagino que no estas aquí solo para tomarte una cerveza con este vejo; así que me pregunto ¿que te trae por estos lados?

-Algo que pocas veces hago; pero que creo que necesito...

Franco sonrío-Problema de faldas -tomó un sorbo y le sonrió- Hijo, ¿sigues tras la pelirroja que anda con tu padre?

-Si... -tomó un sorbo también- Aunque todo no es como todo el mundo piensa -Franco levantó la ceja interrogante, al ver que Peter hacia una pausa- Ella... ella no esta con mi padre porque lo ame; hay algo mas fuerte que la mantiene allí; y que no es la avaricia... dejémoslo en que es un deber; ¿puedo dejarlo en eso? -confiaba en su padrastro ciegamente, pero había prometido a Mariana no decirle nada a nadie sobre la misión y era mejor para las personas saber lo menos

-Si, tranquilo chico pero me imagino que sabes cuales son sus razones... digo, las razones verdaderas...

-Si... las conozco -dijo de inmediato- Franco; ambos nos amamos... a ella la amo mas que a nadie en el mundo; no sabes lo que siento cuando estoy lejos de ella o al pensar que en tal momento "tiene" que estar con Aníbal...-no le dijo su padre porque de verdad... ese hombre no merecía tal denominación-Pero este es... no se lo que sea capaz de hacer cuando se entere de lo mio con Mariana. Y siento miedo... no por mi, sino por ella... no quiero que le pase nada malo.-suspiró- Pero siento que Aníbal tiene las orejotas metidas donde sea que esté con ella... hoy nos siguieron y creo que era un hombre contratado por Aníbal.

Franco frunció el ceño-¿Estas seguro que es de Aníbal?

-¿Quien si no...?

Franco se echo hacia atrás dejando escapar un suspiro largo-Un padre preocupado te diría que te alejaras de esa mujer; y eso te diría yo... si no supiera que vas a hacer todo lo contrario; nunca la abandonarías... así como yo no los abandoné ni a tu madre ni a ti cuando mi padre me dijo esas mismas palabras al enterarse quien había sido el "ex-esposo"; según mi padre, y mis amigos tu padre era lucifer encarnado; me disculparas por lo que voy a decir, pero hoy día no los contradigo...

-No importa... yo he lanzado peores juramentos hacia mi padre -ambos rieron-

-El caso es... -dijo, al cesar las risas- Que estaba, y aún estoy, enamorado de tu madre y daría mi vida por ella si fuese necesario; así que te voy a dar el concejo que me di a mi mismo en ese entonces: "lucha por ella, cueste lo que cueste..."

Peter asintió-Y eso haré -se tomó el último sorbo de cerveza- Gracias Franco... de verdad gracias -el hombre asintió mientras Peter y el mismo se ponían de pie- Voy a saludar a Diego... me dijo Blanquita que esta con unos compañeros de la universidad en su cuarto; te dejo trabajar -ambos hombres se sonrieron- ¡Gracias pá!

Franco sonrío ante aquella palabra- No hay de que, Hijo...

Terminó de revisar uno los informes que tenía sobre su escritorio... por tercera ves consecutiva, sin encontrar nada; ningún indicio... ninguna bendita pista. Cerró la carpeta que había estado leyendo y se reclinó en su silla. Por ahora solo quedaba esperar. ¿Pero esperar que? ¿Alguna señal divina? Necesitaban rápidamente algo que les permitiera tener una orden de arresto contra Aníbal... cualquier cosa: mientras el tiempo iba pasando se preocupaba mas por el papel de Mariana en la misión, y en los peligros que corría en este...

En medio de sus pensamientos el teléfono sonó, y rápidamente se acomodó, levantando la bocina de este...

-¿Si?... -hubo una pausa mientras escuchaba lo que decían del otro lado de la línea- ¿Y están seguros? -otra pausa- ¿Esta bien? ¿Donde esta? -se pasó la mano por el rostro, mientras se levantaba- Ok... voy para allá; no se muevan de allí -rápidamente colgó el teléfono... se acomodo las mangas de la camisa, que estaban subidas hasta sus codos, y se puso la chaqueta para luego salir a toda velocidad de su oficina...

¡Hello! Niñas de mi corazón les cuento que a partir de ahora se estan por desatar muchos nudos.
Si leen las cosas de mi twitter se pueden imaginar jeje, gracias por bancarme!
Besos

_________________
DiegoyRoberta ThiagoyMarianela DiegoyRoberta

LuayArthur LaliyPeter DulyChris
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hojasenblanco.foroargentina.net
Mais020291
Miembro junior
avatar

Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Lima, Peru

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Lun Oct 03, 2011 2:36 pm

Necesito mas! No entendi el final.. quien era?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ione_nav
Miembro junior
avatar

Mensajes : 153
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 29
Localización : Estella, Navarra, Spain

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Lun Oct 03, 2011 3:33 pm

yo tampoco entendi quien era en el final del cap... Carla esto se arregla posteando otro capitulo dale... por favor... no nos puedes dejar asi... no seas mala... Rolling Eyes Rolling Eyes Rolling Eyes
Un beso
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
VikiContardo
Admin
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 21
Localización : Santiago, Chile.

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Lun Oct 03, 2011 11:18 pm

Aiiiiiiiiiiiiiii.
Me encanta & te juro que NO quiero que termine.

Alárgala, nose jajajaja

_________________

Mi razón de vivir. Mi razón de crecer. Mi razón de soñar.
Victoria~

Sigueme en: @PeterLanzaniCh & @NicoVazquezCh
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carlita
Admin
avatar

Mensajes : 741
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Rosario, Argentina

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Mar Oct 04, 2011 1:00 am

Capitulo 33

Estaba de pie, apoyado en una de las paredes de las salas de cuidados intensivos del hospital, mientras uno de sus agentes, al otro lado del vidrio, se debatía entre la vida y la muerte. Todo esto era irónico ¿no?; hasta hace unos pocos meses le había dado una orden de seguir a un sospechoso, y no había vuelto a saber de él... hasta hace unos minutos... suspiró; y vio a su agente conectado a cientos de cables... un par de horas antes había recibido una llamada de Stefano, el cual le informaba que unos jóvenes estaban paseando por una ladera cuando vislumbraron a un hombre; el cual creyeron muerto pero que luego de acercarse a este comprobaron que aun seguía con vida... así que lo llevaron de inmediato a un hospital. Uno de entre los cuales Stefano dejó la foto de Victorio, junto con su teléfono. De inmediato lo identificaron y llamaron.

-Tiene signos de tortura, hematomas, signos de haber sido arrastrado, golpeado... –el doctor suspiró- ¿No sabe usted quien ha sido capaz de esto?

-Si yo supiera... -"o pudiera probar que el que estoy pensando fue el lo hizo" agregó Pablo mentalmente- Ese hombre ya estaría tras las rejas -se presionó el entrecejo- ¿Como se encuentra?

-En este momento se encuentra estable... aunque se encuentra en un estado de coma profundo... solo queda esperar a que despierte.

Pablo asintió. Nada le dolía mas que ver a uno de sus agentes heridos; y más, cuando se sentía culpable de su estado. ¿Acaso no era él el que los mandaba a cumplir sus misiones? ¿Acaso no debería de protegerlos mas?... se prometió a si mismo tratar de encontrar mas pruebas él mismo contra Aníbal, antes de seguir exponiendo de esa forma tan terrible a sus agentes y amigos. Se recordó mentalmente el ponerle el doble de seguridad a Mariana.

Viendo como estaba Victorio... sabía que podía esperar cualquier cosa de ese sucio Animal...

-¿Que dijeron los jóvenes que lo encontraron?

-Lo que le dijeron hace unos minutos... iban paseando por la ladera del río, cuando vieron un cuerpo al la orilla, gritaron, pensando que era un hombre muerto pero uno de ellos se acercó y le tomó el pulso... dándose cuenta que aún estaba vivo. Así que de inmediato lo trajeron al hospital en un taxi. -el hombre concluyó con un suspiro- Si quiere hablar con los jóvenes, un par de ellos aún están en la sala de espera.

-Ya envíe a Stefano, uno de mis agentes, a interrogarlos... Gracias.

En ese momento llegó una enfermera que, al decirle algo al doctor, hizo que este se disculpara y se alejara con esta, de tal manera que Pablo suspiró, y luego de darle una última mirada a su agente, salió del hospital hacia la puerta principal, recostándose contra la pared exterior del hospital, encendiendo un cigarro... hace tiempo que había dejado ese vicio... hace milenios que su autocontrol lo habían llevado a olvidarse de esa adicción. Pero, luego de tantas cosas que habían pasado en tan poco tiempo. Necesitaba, en verdad necesitaba, un cigarro.

-Pablo... -escuchó a Agustín, su amigo y agente, en el mismo momento en que se llevo el cigarro a la boca- ¿Tu fumando?

Pablo se encogió en hombros- "La vida te da sorpresas... sorpresas te da la vida" -dijo, recitando la ultima estrofa de una vieja canción; soltó el humo- Creo que necesitaba un momento para pensar...

-Pero ¿para pensar necesitas un cigarro?-pregunto Rocío apareciendo detrás de Agustín

Pablo se sobresalto al escuchar aquella familiar voz - ¡Rochi! -en ese momento también apareció
Mariana- ¿Lali...? ¿Quien les avisó?

Agustín alzo la mano- ¡Culpable! -Mariana rió

Rochi movía la mano frente a su rostro, como abanicándose- ¿Puedes apagar el cigarro?

-¿Puedo fumarme solo este? –pidió a pesar de saber que no debía de pedir- Si quieren entren, lograron estabilizar a Victorio, y el doctor dice que solo queda esperar a que despierte.

-Yo entro y no solo porque odie el olor a cigarrillo... -tomó del brazo a Lali- Vamos rojita no te juntes con esta chusma... -dijo, mientras arrastraba a Mariana dentro del hospital...

Un "¿no tengo que hacer como kiko, verdad?" sonó de la voz de Mariana... mientras ambas se perdían tras el umbral de la puerta, seguido por un "lávate la boca cuando termines esa cosa" de parte de Rochi. Pablo suspiró y se llevó el cigarro a la boca de nuevo

-No tienes otro ¿verdad? -Pablo saco una cajetilla del bolsillo de su chaqueta- Gracias –dijo
Agus, aceptando el cigarro y el fuego, para luego llevarse el cigarro a la boca y aspirar el gélido humo- De verdad que necesitaba uno...

-¿Y eso...?

-Hoy estuve con Candela en una cafetería a la hora de almuerzo...

-¿Tan rápido?

-Fui a buscar a Aníbal pero no estaba, así que decidí ir a buscarlo a su oficina; y justo cuando me despido del mayordomo y me doy la vuelta, me la encuentro... la invité a tomar un café, y hablamos un rato... bueno, yo hable... es muy reservada...

-¿No te dijo nada de Aníbal?

Agustín dejo escapar el humo en capas antes de responder-Nada... estuvo muy callada; y me pareció muy extraña la cara que hizo cuando le dije que era "primo" de Mariana... no se, como si se hubiese quedado pensativa o en su mundo... por lo cual creo que, en efecto, es la amante de Aníbal... de seguro siente celos de Mariana por ser la "novia"... -se quedó pensativo un momento- Me duele cuando las personas no son capaces de darse cuenta cuando algo le hace daño...

-¿Te refieres a la situación de esta chica?

Agustín asintió-Ese Animal la maltrata, tiene golpes, heridas y aún así, sigue tras el bastardo ese... -volvió a aspirar el cigarro y soltó el aire- Por favor, esto no lo he dicho a Lali, si me escucha decirlo me mata pero, sácala. Ella no debe seguir con ese hombre, he visto las heridas de Candela, y en cuanto Aníbal tenga la oportunidad le va a hacer lo mismo a Mariana y ella es
como mi hermana... no lo puedo permitir.

Pablo antes de contestar dejo escapar un suspiro pesado- Ya había pensado hacerlo pero debo consultarlo con ella.

-Es orgullosa... no va a dejar que la saques...

-Ya lo se... -aspiró el cigarrillo- Ya lo se... -dejo salir el humo- Pero así sea a rastras, en cuanto pase la cena de mañana, donde tiene que estar, la saco... está expuesta a muchos peligros, y más cuando tiene una relación con el hijo de Casillas... no puedo prohibirle a mis agentes sentir amor, y tampoco creo que este tal Peter nos vaya a delatar con su padre pero sigo teniendo una mala espina atravesada en todo esto... con lo que le paso a Victorio, y con lo de la chica esta Candela... no me quiero imaginar lo que sería capaz de hacer este hombre...

El cerrojo de la puerta se abrió, y ella atravesó el umbral oscuro, suspirando... rápidamente cerro la puerta de la entrada y tan solo con la luz que entraba por las ventanas, caminó hacia el mesón de la cocina, dejando allí su bolso. Suspiró... necesitaba descansar, dispensar un poco su mente... fue hacia la pared de la sala donde estaba la puerta principal para encender la luz... sobresaltándose luego de ver al hombre que, sentado en el sillón de su apartamento con un whisky en la mano, la miraba con una mirada que podría congelar al mismísimo Sahara...

-¡Ah! –gritó Candela, sobresaltándose- ¿Que haces aquí?

-Buscándote... ¿acaso no puedo buscarte cuando tengo ganas de estar contigo? -dio vueltas al vaso con whisky y tomó un trago- Supe que fuiste a mi casa cuando no estaba y que te fuiste con Sierra...

-¿Sierra? -preguntó extrañada, no conocía ese nombre...

-Agustín... me dijo mi mayordomo que se fueron uno tras otro... –Aníbal tomó otro trago- ¿Que sucede con él?

-Nada... -fue hacia su mini bar y se sirvió un trago de lo que fuera- Él solo me preguntó si te buscaba, le dije que si, y me contó que no estabas... porque el también te había ido a buscar -dijo, sin voltear a verle- Tomé mi carro y salí tras él pero cada uno tomó su camino... -tomó un trago de lo que se había servido, aun sin voltear

-¿Eso fue todo? -ella sintió su voz en su cuello, y supo que estaba tras de sí- ¿No hicieron nada juntos?...

-Como te dije... –dijo Cande, mientras sentía los labios de él en su cuello- Cada uno se fue por su lado... -se dio la vuelta a verle- Pero, yo me pregunto... ¿donde estabas cuando te fui a buscar?

-Tenia un par de asuntos pendientes -le tomó la barbilla- Había una alimaña rastrera que eliminar de las bodegas, lo único que hacía era estorbo... -apretó su agarre en la barbilla de ella- ¿Porque? ¿Estas celosa...? quizá me haya buscado a otra que me satisficiera mas que tu... -ella negó con la cabeza; y el apretó aun mas el agarre; haciéndole hacer una mueca de dolor- ¿Segura que no pasó nada con Sierra? -ella volvió a negar- Recuerda que eres mía... solo mía... yo te cree y te puedo destruir... -soltó su agarre en su barbilla, pero agarrandole de los hombros- No sabes de lo que soy capaz de hacer si tu me traicionas... no sabes las cosas que soy capaz de hacer; lo que tengo pensado hacerle a la arrastrada de Mariana, no es ni la mitad de lo que te haría a ti... -se deshizo de la blusa de ella de un tirón- Y hablando de ella... ¿como vas en tu encargo?

-Fui a buscar a Juan Pedro pero no estaba en su oficina; tampoco ella...

De inmediato ella se dio cuenta que no debía de haber agregado eso... él, enojado, le dio una cachetada que le hizo caer al suelo, y se puso sobre ella agarrandole por el cuello... Fuertemente...

-Esa puta... esa maldita puta debía de estar con él; poniéndome los cuernos... -ella, trataba, desesperada, de zafarse pero el le apretaba mas- Pero ya verá... Ya verá... conmigo no se juega... -la soltó y ella tomó aire fuertemente, para luego sentir como el descendía sus dedos por su cuerpo... acariciándole...- Pero tu nunca harías eso ¿verdad...? tu nunca me engañarías... -detuvo su caricia en su cintura y la apretó fuertemente, haciéndola gritar- ¡Pero porque eres un objeto! ¡Algo que compré!... eres mía... solo mía... que nunca se te olvide... -ella negaba con la cabeza- Porque si alguna vez me entero que estuviste con otro hombre... -le arranco la ropa de un jalonazo- ¡TE MATO!...

Candela estaba solamente asustada, Aníbal solía ponerse violento pero en ese momento sus ojos mostraban furia- Yo... yo... no los vi juntos.

-Pero de seguro lo estaban -le dio una cachetada- No los defiendas... -le agarró por el cabello- ¿Acaso te estas haciendo su amiguita? -le jaló el cabello y ella gritó- ¿Acaso ahora eres su celestina? -ella negó con la cabeza- Recuerda, me perteneces, por mi eres la "dama" que eres. Por mí ya no trabajas de prepago, ofreciendo lo que me ofreces a mí, a cualquier persona que pase en frente tuyo. Por mi dejaste de ser "la Dragona" y te convertiste en "Candela"... así que puedo hacer contigo lo que se me dé la gana y mandarte a hacer lo que se me venga en gana... ¿o que? ¿No es suficiente el dinero que te doy?...

-No es el dinero...

-¿Entonces que? ¿Tu dignidad? -se echó a reír- Tu no tienes dignidad, "cariño" -le agarró por el
cuello apretándole- Si yo quisiera podría acabar con tu insignificante vida en este momento, y nadie te lloraría; ni una persona... ni tu estupido padre que murió por borracho, ni la madre que nunca conociste... -apretó mas fuerte y ella empezó a sentir que le faltaba el aire- No vales nada... ¿entiendes? -le soltó el cuello y se alejo de ella- NO VALES NADA...

Ella se levantó... nunca peleaba, nunca decía nada cuando el le insultaba pero tenia que responderle... tenía que hacerlo.

-¡Si no valgo nada... entonces ¿porque diablos me sigues manteniendo a tu lado?!-lo siguiente que se escuchó fue el golpe de su mano contra su cara y nada mas...

Entro a su habitación, y tras suspirar volvió a marcar el numero que había discado unas doce veces en los últimos cinco minutos... suspiró y dejo caer el teléfono en la cama tras entrar la llamada al buzón de mensajes. Dejándose caer él también al colchón.

¿Porque no contestaba? ¿Le habría pasado algo?...

Se sentó rápidamente en la cama y fue a buscar el celular ante tal pensamiento; pero luego lo dejo donde estaba y suspiró. Debía dejar de ser paranoico; de seguro simplemente tenía el celular en silencio o lo había dejado olvidado en el carro. Tomó aire y se acostó en la cama
mirando hacia el techo.

Pero es que había quedado tan preocupado por ella... cuando fue a buscarla al estudio Nicolás le había dicho que Rochi había recibido una llamada, que al parecer era urgente, ya que ambas apelaron a un permiso y salieron corriendo del edificio. ¿Habría pasado algo? ¿Habrían descubierto algo más en el caso de su padre? ¿Acaso ya tenían con que incriminarlo?

Cuanto odiaba el no saber...

De un momento a otro el teléfono empezó a sonar y el se levantó de un salto, tomándolo rápidamente y contestándolo tras ver el nombre de quien lo llamaba en la pantalla de este

-Perdón, de veras perdón por no haber contestado... es que estaba en silencio el celular.


Peter sonrío al oírla en buen estado- Primero se saluda... -la escuchó reír del otro lado del auricular- La verdad es que estaba un poco preocupado, por eso mi intensidad con las llamadas.

-¿Preocupado? ¿Por qué?
-preguntó ella, y al fondo el pudo escuchar como se activaba la alarma de su carro; debía de estar llegando a su casa

-Cuando llegué al estudio me dijo Nicolás que habían llamado a Rochi y que ambas había salido corriendo, pidiendo el resto de la tarde libre... -suspiró- Pensé que había pasado algo grave...

-Pues...
-se detuvo un segundo mientras se escuchaba como abría la cerradura de su casa, y luego el sonido de la puerta al cerrarse- ¿Te acuerdas que te comenté que uno de mis compañeros había desaparecido siguiendo a tu padre? -él emitió un "aja"- Pues apareció... eso si, no en muy buen estado. Estaba muy lastimado, le vi golpes, magulladuras... era como si lo hubiesen torturado. -la escuchó suspirar- Estuve toda la tarde en el hospital con Pablo, Agustín y Rochi indagando a los chicos que lo encontraron.

-¿Y como está tu compañero?

Mariana antes de responder suspiro lentamente- Pues... se supone que esta estable; pero en coma... -hizo una pausa, y Peter pensó que no iba a continuar... más sin embargo mantuvo el silencio- La verdad es que no se, temo por él -dijo ella al cabo de un rato- Y más me preocupa el hecho que sé que eso lo hizo Aníbal... temo por lo que él es capaz de hacer.

-No voy a permitir que Aníbal te haga algo...

-Pero tú no puedes estar conmigo las 24 horas... ¿que sucederá si se entera que soy agente? ¿O que tu y yo tenemos algo?


-No se va a enterar...

Mariana volvió a suspirar-¿Y si sí....? -hizo una pausa, y luego rió- Todo esto me tiene hablando como si fuese una paranoica... nunca, en los años que llevo trabajando para Pablo he sido paranoica. Prudente, toda la vida, pero nunca paranoica.

Peter dejo escapar una risilla- Siempre hay una primera vez para todo...

-¡No juegues! –rió ella- Ya... ya... -sintió el sonido de ella dejándose caer en su cama- No hables mas de eso que me estreso... mañana tengo que ir a la reunión que organizó Aníbal -suspiro- Otra vez a aparentar "amar" a tu padre...

-Voy a querer matar a ese hombre toda la noche -dijo, en tono frío, que borró por completo la risa de segundos atrás

-¿Como así?... ¿vas a ir?


-Por alguna extraña razón el viejo me mandó invitación; la verdad no se que busca con eso... pero ya que invito; pues no me cuesta nada ir... además, así de pronto pueda ayudarte un poco en la investigación; la verdad siento que no he hecho nada y que de paso te estoy frenando a ti.

-No seas tonto...


-No... Si no lo soy; pero dime si no es verdad...

-No voy a responder a esa pregunta...


-Bueno pues... entonces no me vas a poder prohibir que vaya mañana y te ayude un poco con la investigación -pasaron unos segundos; y luego sintió que ella suspiraba y aceptaba que le ayudara- ¡Perfecto!... ahora... hay otro tema que nos acontece...

-¿Y ese es?


-¿Por que carajos te fuiste a tu casa y no viniste aquí? -preguntó, y escuchó como, al otro de la línea, ella reía- Es en serio... te voy a extrañar toda la noche; mi cama se siente tan vacía si no estas aquí...

-Pues pon una almohada grande en mi lugar..
.

-No es lo mismo...

-Yo se que no es lo mismo pero me tocó venir a dormir a mi casa; Rochi y Pablo están igual o mas paranoicos que yo y me recomendaron que esta noche fuera tranquilita a mi casa...
-suspiró- La verdad es que una noche no nos va a hacer daño ¿verdad?... digo... es solo por hoy; además, Pablo me dijo que no sabía si sería bueno mantenerme en el caso... al parecer Aníbal tiene una "tiniebla" y según me dijo la lastima y teme que me haga lo mismo...

-Si mi padre te toca un solo cabello yo lo mato...-le interrumpió él

Mariana volvió a suspirar mientras una mano acariciaba su rostro cansado-Lo se... -hizo una pausa- El caso es que según Pablo no es bueno que siga allí; ya que en cualquier momento Aníbal se puede tornar violento conmigo, y si yo salgo lastimada el nunca se lo perdonaría, ya que el me puso este papel... Quiere "desaparecerme" Luego de la cena de mañana...

-¿Y la investigación?

-Según él puede seguir solo con Agustín pero la verdad es que me siento como si no hubiese hecho nada...


-Mañana encontraremos algo...

-Te juro que si mañana encontramos algo que incrimine a Aníbal, permito que Pablo me retire del caso... lo único que me tiene mal es que tendré que "desaparecerme"


-Me "desaparezco" contigo.

-¿Podrías?


-Por ti haría lo que fuera... pues del estudio se pueden encargar Gime y el pollo... al final yo solo me encargo de las finanzas, y de eso me puedo encargar estando aquí o en la China. Y más cuando me deben vacaciones -la escuchó reír- Es en serio, en los cinco años que llevamos con la empresa no me he tomado ni una vacación; me deben muchas.

-¿Sabias que te amo? -le escuchó decir al cabo de unos segundos-

-¿Tanto como te amo a ti? -preguntó el-

-Más...mucho más...



Yo con Peter me desaparezco hasta el fin del mundo, del infinito y mas alla jaja
Gracias!

_________________
DiegoyRoberta ThiagoyMarianela DiegoyRoberta

LuayArthur LaliyPeter DulyChris
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hojasenblanco.foroargentina.net
Mais020291
Miembro junior
avatar

Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Lima, Peru

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Mar Oct 04, 2011 8:05 pm

yo tambien quiero un Peter para mi. Lali, compartelo, no cuesta nada jajaja
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
VikiContardo
Admin
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 21
Localización : Santiago, Chile.

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Mar Oct 04, 2011 9:49 pm

¡Que lindo final le diste al cap!

Quiero que nosé, Anibal se muera ¡ya!

¡No quiero que termine!

_________________

Mi razón de vivir. Mi razón de crecer. Mi razón de soñar.
Victoria~

Sigueme en: @PeterLanzaniCh & @NicoVazquezCh
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
siempreconpipu
Miembro nuevo
avatar

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Mar Oct 04, 2011 10:00 pm

Aaaaaaaaaaaaaaaaai mas nove , y de paso quiero un peter para mi ♥
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/siempreconpipu
mariacheta
Miembro junior
avatar

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 25
Localización : san miguel

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Miér Oct 05, 2011 3:06 am

mas tiernoooooooooooo I love you
el hombre ideal seria la carita de peter, el cuerpo de peter y si es Peter mucho mejor Smile
jajajaja

como odio a anibal q hombre malvado :
x
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
belene
Miembro nuevo


Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Miér Oct 05, 2011 4:20 pm

massssssss
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carlita
Admin
avatar

Mensajes : 741
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Rosario, Argentina

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Jue Oct 06, 2011 4:05 pm

CAPITULO 34

Volteó a ver hacia donde todo el mundo se conglomeraba saludando al anfitrión y a su "conquista", -suspiró irritado por aquella, poco deseable, visión que estaba teniendo, cuanto deseaba no tener que estar ahí presente; pero no podía echarse atrás... se lo había prometido a ella.

En cuanto su padre se despistara, hablando con alguno de sus "íntimos amigos", se acercaría a Mariana y le pediría que le siguiera, tenía en su poder algo que a ella podría interesarle y no, no se refería a el mismo, esbozó una sonrisa picara y palpó las llaves que tenía en su bolsillo y luego tomó un trago de la bandeja de un mesero, tomando un trago mientras sus ojos estaban perdidos en Lali.

Se veía tan hermosa esa noche... su vestido se ceñía perfectamente a su delgado cuerpo, resaltando sus curvas, aquellas de las cuales recordaba su textura, mientras sus manos se deslizaban por ellas. Su cabello estaba suelto, cayendo sobre sus hombros y su espalda, meciéndose lentamente mientras ella movía su cabeza... acariciando su espalda descubierta, su suave piel, aquella que se rizaba cuando el le acariciaba... sus manos empezaron a picar de solo pensar en tocarle... ¡demonios! ¿Porque habían tenido que dormir separados la noche anterior?...

Desvió su mirada, y tomó un trago, tendría que ir fuera y tratar de serenarse con el aire frío, porque o si no terminaría yendo a donde su padre para llevarse a Mariana lejos de él, claro está, luego de darle un izquierdazo en la mandíbula a este...

Con esta nueva convicción fue a levantarse... mas sin embargo una voz tras de sí lo detuvo

-Es muy hermosa ¿verdad?- fue la voz de un hombre la que le detuvo, y entonces quedó paralizado ¿era tan obvia la forma en que miraba a Mariana...?; pero esta preocupación fue luego reemplazada por unas ganas de agarrar a ese hombre y darle un puño por mirar a SU Mariana así... -Solo que, primero, no creo que ella se fije en mi y segundo, pues ya me enamoré de otra de mis agentes, así que ni modo

Juan Pedro se dio la vuelta rápidamente y se encontró de frente con un hombre de unos casi treinta años, moreno, cabello oscuro y ojos de un verde casi esmeralda ¿acaso ese sería el "famoso" jefe de Lali?

El hombre le sonrió

-Pablo Martínez... -dijo, ofreciéndole la mano- Presidente de la OSN -agregó en voz muy baja- Gusto en conocerte Juan Pedro... espero seas de confianza para guardar este asunto...

-Lo soy...

-Así me dijo Lali, pero mi trabajo es no confiar de nadie.

-Te entiendo... –respondió Peter guardando su mano dentro de su pantalón a la vez que suspiró
-Aunque se desde un principio cual es tu "relación" con tu padre...

-¿A que te refieres?

-No introduje a Mariana y a Rochi a tu empresa porque sospechara de ti, o porque pensara que tuvieses algo que ver en todo esto. Lo hice porque sabia bien que tu lo único que buscas es vengarte de tu padre por lo que le hizo a tu madre... -Peter fue a hablar pero Pablo levantó la mano haciéndole callar- Sé la historia completa de tu familia, de pi a pa y también sé que estuviste tratando de conseguir las listas contables de tu padre, pero el contador no te dejó...

-¿Algo que no sepas sobre mi?-pregunto Peter enarcando una de sus cejas

Pablo se encogió en hombros- No sé aquellos datos que no me interesan... -sonrió- Mucho menos aquellos por los cuales mi agente se sonrojo cuando menciono tu nombre...

Peter tuvo que tomar un trago hondo de Whisky, mientras Pablo reía...

-Ya, ya hombre... -rió- Te pusiste morado... -volteó a ver hacia Aníbal y Mariana y regresó su mirada a él-Le pedí a Mariana que se apartara del caso, no quiero arriesgarla pero es jodidamente terca, me dijo que no, a menos que encuentre algo hoy de Aníbal -miró a Peter- ¿Tienes algo que ver con esto?

-Lo que yo mas deseo es que Mariana este lejos de mi padre...

Pablo largo una risilla- Si, vi la cara que tenías de querer asesinar a alguien mientras veías a Lali con Aníbal... -calmó su risa- El caso es, Lanzani, que necesito sacar a Mariana de este caso, sea como sea y es por la seguridad de ella... Agustín vio a una chica que es la "amante" de tu padre y esta está toda golpeada...-Pablo paso saliva-Y no queremos que le haga lo mismo a Lali...

-El ya la lastimó una vez... -vio la cara de sorpresa en Pablo- Hace unos meses Lali tenía un moretón en la cintura y estoy seguro que fue hecho por mi padre... digo, por ese maldito hombre.

Pablo largo algunos insultos entre dientes- No te voy a preguntar como le viste ese moretón pero demonios odio que no se me informe de todo... ¿Por que diablos Mariana no me dijo que Aníbal le había lastimado?

Peter se encogió en hombros- No se... como te digo, yo me di cuenta, pero creo que si no me hubiese dado cuenta ella no me lo contaba...

Pablo largo un suspiro pesado mientras con su mano libre se despeinaba-Es muy orgullosa -Peter no tuvo argumentos para contradecirle- En fin... ¿alguna razón por la cual estés acá?

-Yo podría preguntarte lo mismo... ¿como hiciste para colarte en una reunión de Aníbal

-Ser yo mismo... -rió ante el ceño fruncido de Peter- ¿Sabes quienes son los Martínez? -Peter asintió, era una familia muy influyente de la ciudad, o mas bien del país... incluso mas influyente que su propio padre... con la cual de vez en cuando Franco hacía algunas inversiones, y con la cual Aníbal siempre había querido relacionarse, pero nunca lo había logrado... a pesar de enviarles invitación a todas sus fiestas...- Bueno... estas hablando con el hijo menor...

-¿El que dicen que no tiene oficio ni beneficio?

-El mismo-dijo Pablo levantando una copa de whisky, para luego hacer una mueca de dolor

-¿Que pasó? –pregunto Pedro preocupado

Pablo señalo su oído-Mi novia se acaba de enterar de quienes son sus suegros -sonrió- Y creo que voy a tener una pequeña discusión cuando vuelva a la camioneta -hizo una pausa y luego una mueca- No... Mi novia me acaba de corregir. es una GRAN discusión... -le sonrió a Peter y volteó a ver hacia donde estaban Aníbal y Mariana; este le estaba abrazando por la cintura, mientras hablaba con un hombre de edad avanzada- Jum... -tomó otro trago- Creo que llegó mi hora de actuar.... -dejó el trago sobre la mesa- Según tengo entendido ayudarás a Lali a buscar algunas pruebas... ojala encuentren algo pero para eso es hora de interpretar el papel de "mi mismo"... distraeré a Aníbal, ve adelantándote hacia las habitaciones... Rochi deja de gritarme la forma en que vas a asesinarme y dile a Lali que en cuanto vea ocasión, mientras yo hablo con Aníbal, diga que va al tocador y se encuentre a Juan Pedro en la parte superior... -hizo una pausa y suspiró- Si ya se Rochi hablamos de eso luego... -volviendo a ver a Peter- Esta enojada -chasqueó la lengua- Ve arriba... ya te envío a Lali...

Peter asintió-Voy... -tomó el ultimo trago de whisky que le quedaba y se alejó de Pablo... mientras este suspiraba y salía en dirección a Aníbal y Mariana...

Se miró en el espejo, acomodando la corbata y las solapas de la camisa, para luego ponerse el saco, echarse un poco de colonia y salir... en el camino de su baño hacia la sala recogió llaves, celular y billetera y suspiró, luego de revisar su reloj... se le hacía tardísimo; Había estado revisando papeles del caso todo el día, y se le había pasando el tiempo... más, cuando la mayoría del tiempo su mente iba hacia otros rumbos...

Sacudió la cabeza... no debía de pensar en ella. El caso era que hacerlo era inevitable...

Rápidamente abrió la puerta de su apartamento, y caminó hasta llegar al ascensor... pensando en la locura que eran sus pensamientos, mientras esperaba que este llegase su piso... luego, tras entrar en este, no pudo evitar volver a pensar en aquella mujer; ¿amaría tanto a Aníbal como para permitirle hacer eso? Volvió a sacudir la cabeza, debía dejar de pensar en ella, y en sus circunstancias.... ella, ciertamente, se había metido en eso y si no había dejado a Aníbal, era ciertamente porque sentía algo muy fuerte por él. Punto final.

Hizo una mueca mientras ese pensamiento vagaba por su cabeza, espantándolo al salir del ascensor y caminó a grandes zancadas hacia su automóvil, desactivando la alarma a distancia pero entonces, no fue el sonido del carro el que atrajo su atención... sino la visión que tuvo frente a si...

Era... era ella...

-Ho... hola... –dijo Candela, dudando hacerlo; iba vestida con un pantalón largo negro, una camisa blanca de manga larga y un gabardina encima de todo... además unas gafas oscuras enormes cubrían el sesenta por ciento, si no era mas, de su rostro

-Hola... -estaba frunciendo el entrecejo- ¿Que... como supiste donde vivo?

Candela elevo la tarjeta que el le había entregado- Me dijiste que te contactara si necesitaba de alguien... -agachó la cabeza- Claro, aunque... -volteó a ver hacia el carro y luego lo miró a él de arriba a abajo...- ¿Vas a la cena de Aníbal? -el, al comienzo no comprendió, estaba viéndola embelezado, pero luego asintió- Yo... -dio un paso atrás- Yo... lo siento... -se dio la vuelta- No... No debí venir sin avisar -dio un paso, pero luego se paralizó e hizo una mueca de dolor al sentir la mano de el sosteniéndole el brazo...

-¡¿Que demo...?! -maldijo Agustín, al oír un grito ahogado de los labios de ella- ¿Te lastimé? -se puso en frente a ella y Candela negó con la cabeza, mientras una lagrima se resbalaba por debajo de las enormes gafas... él le levantó el rostro, ella hasta ese momento había estado mirando al suelo y al hacerlo logró ver la marca de una mano, que amorataba su cuello... lo tocó lentamente, y la sintió sobresaltarse y hacer otra mueca de dolor... lentamente levantó las manos y tomó sus gafas en sus manos, apartándolas de su rostro...

Su rostro... Agustín quedó paralizado...

Una gran mancha oscura e hinchada cubría el espacio entre su ojo y su cabello de lado izquierdo, y en su ceja había una cortadura con sangre seca... ¿habría sido ese maldito?... -Agustín comenzó a sentir la furia quemándole por dentro y deseó poder maldecir en voz alta a Aníbal...

-Ese hijo de pu…-Agustín bajó la mirada y vio las lagrimas en sus ojos; sintió como su corazón se estrujaba dentro de su pecho y, sin poder evitarlo, la atrajo hacia si, acunándola entre sus brazos mientras ella lloraba descontroladamente.

Vio como Peter se alejaba de Pablo, y como este último se acercaba hacia ella y Aníbal... ¿que traía su jefe entre manos?, hizo una mueca interiormente al sentir la mano de Aníbal en su espalda descubierta... ¿porque demonios Rochi no había escogido un vestido con más tela?

La voz de Rocío retumbo en el oído de ella-Lali... Pablo me dijo que te dijera que el va a encargarse de distraer a Aníbal -un "¿como?" pasó por su cabeza, pero obviamente no pudo decirlo en voz alta- Ya te enterarás del "secretito" que se tenía Pablito guardado... -Mariana estuvo a punto de reírse ¿así que Rochi ya sabía quienes eran los padres de Pablo...? se había demorado...- En fin -dijo luego de suspirar- En cuanto Pablo distraiga a Aníbal dí que vas al tocador... Juan Pedro te está esperando en la planta alta... Pablo le entregó un intercomunicador así que me comunicaré con ambos mientras "trabajan"...

Mariana se pasó la mano por el cabello, esa era la señal de que había escuchado todo y justo en ese momento llegó Pablo frente a Aníbal y ella...

Pablo sonrío ampliamente-Señor Casillas... -levantó su vaso con Whisky- Un gusto de encontrármelo... -volteó a ver a Mariana- Y con tan agradable compañía -sonrió- Alejandro
Martínez -dijo, usando su segundo nombre, aquel por el cual le llamaban sus padres, y extendiendo su mano

-Mariana Herrera -respondió el saludo, como si acabase de conocerlo- Gusto en conocerle...

-El gusto es completamente mío -dijo sonriendo, para luego voltear a ver a Aníbal-Señor Casillas, no había sido informado de que tuviese tan hermosa joya a su lado...

Aníbal sonrío, mientras apretaba a Mariana contra si- Aparte sus ojos de ella, Martínez...

Pablo sonrío-Ah pues... será hacerle caso. -dirigió su mirada completamente a Aníbal- Mi padre me entregó su invitación para que viniera... me dijo que él tenía otros compromisos y por tanto tenía que venir yo... -le sonrió altaneramente... representando su papel de "oveja negra"...-

-¿No podía venir tu hermano mayor? ¿O tú hermana?

Pablo hizo una sonrisa, al mejor estilo "burla" y luego chasqueó la lengua- Vale... Antonio va a venir desde Francia para una simple fiesta de sociedad y Camila ahora mismo debe estar en África con lo de su fundación... así que solo quedo yo y menos mal que estaba desocupado porque o si no las invitaciones se hubiesen desperdiciado...

Aníbal no dijo nada pero Mariana sabía que, de seguro, estaba pensando "siempre estas desocupado..." si supiera la gente que la oveja negra era la mas blanca de todas...

-El caso es... -dijo, después de chasquear la lengua- Que mi padre dijo algo de que tengo que ser mas responsable y Bla, bla, bla... -hizo una mueca-En fin... quiere que hable contigo de los mails que le enviaste.

-Veo... –Aníbal se cruzo de brazos- Bueno, será hablar con usted... venga nos sentamos...

En ese momento Mariana habló...

-Mi vida... Aprovecho y voy al tocador -le sonrió coqueta, y Aníbal asintió... entonces, se alejó de allí moviendo la cadera de un lado al otro; haciendo que el tallado vestido subiese un poco por sus bien torneadas piernas...

-Muy guapa –comentó Pablo, haciendo como si le mirara embelezado-

Aníbal frunció el entrecejo- ¿Que quería hablar conmigo Martínez?

-¡Ah! Si... mira... mi papá quiere que....

Caminó algunos pasos dentro de la gran mansión, y cuando estuvo segura que nadie le veía ni oía, se recostó contra una pared.

-Rochi... ¿donde esta Peter? -preguntó susurrando, para que nadie le escuchara-

-Sube las escaleras que tienes frente a ti y gira a la derecha, está al lado de la puerta del estudio de Aníbal....

-Gracias Rochi... -aún susurrando

-¿Lali
? -preguntó mientras Lali iba subiendo las escaleras, y esta respondió con un "aja"- ¿Tú sabías lo de la familia de Poli? -Lali volvió a asentir- Y ¿porque carajos no me habías contado?... me tengo que enterar así de la vida de mi novio... ósea, por lo menos los hubiese mencionado, hubiese dicho algo...

-Créeme, si yo no lo hubiese conocido en la escuela militar no sabría tampoco acerca de sus padres... -suspiró- Por eso te decía que no lo juzgaras tan cruelmente cuando empezamos a trabajar en la agencia. Mira... si Pablo se reserva su vida privada es porque no le gusta mezclar lo uno con lo otro... "Alejandro Martínez" es el caso perdido y ese es el papel que representa frente al mundo, a pesar que sus padres lo desaprueban, dicen que deberían presumir sus logros militares y todo eso... por otro lado como "Pablo" es como es en realidad... contigo es como es en realidad.

-Pero es tan extraño...

-Siéndote sincera yo también estoy medio enredada; no se porque te lo ocultó, pero alguna razón ha de tener...

-¿Como que no confía en mi?


-No... No digas eso -terminó de subir las escaleras y giró a la derecha, visualizando a Juan Pedro al final del pasillo... sonrió; la noche anterior no se habían visto, y menos aquel día... y cuando por fin lo había visto, en la barra tomando un whisky, como aquella primera vez, deseó correr hasta sus brazos y perderse allí lo que le faltase de vida pero no podía, a su lado estaba Aníbal...- Poli te ama... te adora, se le van los ojos por ti...

-Si pero no has dicho que confíe en mi...


Mariana suspiro antes de responder-Rochi no saques conclusiones antes de hablar con él... -llegó donde Peter y este le dio un beso en la frente

-¿Llegaste donde tu amorcito corazón?


-Aja...

-¿Que dijo? -preguntó Peter susurrando

-¿No le has instalado el sonido?

Rochi largo una risilla-Esta cerrado su audífono, así como el de Poli, necesitaba privacidad para hablar contigo -Mariana suspiró- Ok... Ok... ahora la que necesita privacidad es otra; yo te dejo, además porque esta sonando mi celular... si me necesitan usen el botoncito de llamada; díselo a Peter... -se cortó la comunicación

-¿Que decía?

-Nada importante...

Peter sonrío- ¿Enojada con Pablo?

-Toda la vida... -ambos rieron- Bueno, acá estamos exponiéndonos mucho... ¿no habrán cámaras? -miró hacia todos lados

-No... –Pedro señalo al otro lado del pasillo- Todas las de este piso están apagadas; o eso fue lo que me dijo Rochi... según ella Stefano, que por cierto no sé quien es, se encargo de poner un video repetitivo de tal manera que nadie aparece allí. Lo mismo en todo el camino que tuviste que recorrer para venir... -le sonrió- Me siento en una película de James Bond...

Mariana aguanto la risa-Ok... Ok... según tengo entendido Pablo distraerá a Aníbal, mientras nosotros revisamos... ¿que revisaremos?

Peter saco unas llaves de su bolsillo- ¿Te acuerdas que cuando nos conocimos tu ibas a entrar a esta oficina? -Lali asintió- Bueno... aquel día yo también venía a buscar evidencia contra mi padre; pero en cambio te encontré a ti... -ambos sonrieron- Bueno, encontré la forma de abrir esto... -metió la llave en el cerrojo- Es una llave maestra... -la puerta se abrió y ambos entraron lentamente, evitando hacer ruido-

-¿Me puedes decir porque diablos no has llegado? –escupió Rocío mientras hablaba por celular

La voz de Agustín se escucho desde el otro lado-Se me presentó una situación que ameritaba que le prestara mucha atención -hablando bajo, mientras miraba sobre su hombro a Candela quien, sentada en su sillón, hacia muecas de dolor mientras se quitaba la gabardina- ¿Puedes avisarle a Pablo?

-No se pondrá muy feliz que digamos... esta ahora mismo distrayendo a Aníbal mientras Mariana y Peter revisan el estudio de este...

-Dile que es acerca de lo que él me encargó que hiciera...
-bajó mas la voz- Dile que la situación se presentó en mi casa y que me necesita...

-¿Que situación? -dijo exasperada- Me tienen verde los secretitos... ahora me vas a decir que tu también sabias quienes son los padres de Pablo...

-¿Como? ¿Tú ya supiste? -
hizo una mueca al oír el grito de Rochi- Eh... creo que si -hizo una pausa y suspiró mientras veía que Candela trataba de curarse la cortada de la ceja con un algodón untado de solución de yodo- Mira Rochi, de veras me gustaría escuchar todos los insultos que van dirigidos a Poli, pero de veras no tengo tiempo. ¿Puedes, por favor, transmitir mi mensaje? -hizo una pausa mientras Rochi decía un "si"- Ok... Gracias, de veras... dile al jefe que iré a verlo mañana para ponerle al corriente.

-Ok...

-Y Rochi... -
dijo antes de colgar- No seas tan cruel con Poli, escúchalo primero... -ambos colgaron y Agustín se dio la vuelta soltando un suspiro cansado-

Luego, caminó hacia donde estaba Candela, quitándose la chaqueta y poniéndola sobre el espaldar de una silla, para luego remangarse la camisa y sentarse a su lado... pidiéndole a Candela que le entregase el algodón para ayudarle.

Ella al comienzo dudó, pero luego, lentamente, le entregó el algodón... su cuerpo tembló ante la proximidad de él al iniciar la curación, sus cinco sentidos se activaron, haciendo que el olor de su colonia le embriagara, que el sonido de su voz la hipnotizara, que la luz que emanaba de sus ojos la absorbiera, que la garganta se le secara de solo pensar en el sabor de sus labios... que su piel se calentara allí, donde la piel de él le tocaba...

Era extraño pero por primera vez se sentía a salvo estando a tal proximidad de un hombre...

A que no se imaginaban esa vida de Pablo ¿eh? Jiji
A partir del prox cap, comienza toda la cuenta regresiba
Gracias

_________________
DiegoyRoberta ThiagoyMarianela DiegoyRoberta

LuayArthur LaliyPeter DulyChris
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hojasenblanco.foroargentina.net
mariacheta
Miembro junior
avatar

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 25
Localización : san miguel

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Jue Oct 06, 2011 5:57 pm

Shocked no la verdad q no Miralo vos a poli jajajajaja
aaaaaaaay no q bajon q falte poco para terminarlo
ojala encuentren algo sucio contra anibal
y q no les pase nada Smile

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ione_nav
Miembro junior
avatar

Mensajes : 153
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 29
Localización : Estella, Navarra, Spain

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Jue Oct 06, 2011 7:53 pm

Me encanto el cap Carla, subí otro dale Crying or Very sad
nos lo merecemos por los comentarios de el barco y lo sabes jaja
Un beso grande.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lillyana
Miembro junior
avatar

Mensajes : 138
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Jue Oct 06, 2011 10:35 pm

no me habian vuelto a llegar notificaciones q rabia, me habia perdido mil cap.jajajajajaj
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ann29
Miembro nuevo
avatar

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 21
Localización : Lima - Perú

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Jue Oct 06, 2011 11:31 pm

Si no encuentran algo en contra de ese @#$%^% lo mato, me meto a la nove y le quito la cabeza!!
Jajajaja maaas nove
Besos
Angie
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mais020291
Miembro junior
avatar

Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Lima, Peru

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Vie Oct 07, 2011 1:30 pm

Me sorprendi con lo de Pablo!! Y... mori con Agusss es un dulce total!

Mass Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carlita
Admin
avatar

Mensajes : 741
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Rosario, Argentina

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Vie Oct 07, 2011 4:14 pm

CAPITULO 35

Ella buscaba en los libreros mientras el abría cajones y mas cajones, sacando de ellos todo lo que contuviesen, pero aun no encontraban nada. Cada cosa que sacaban la volvían a dejar en su lugar, como si nada hubiese pasado... ambos suspiraron al unísono, y se miraron con impotencia. No había nada ni un solo papel con el que pudiesen incriminar a Aníbal ¿Donde demonios guardaba ese hombre toda la información?

A sus ojos... el estudio era solo eso, un estudio

-Es mejor que regresemos a la fiesta... –Lali bajó la mirada- Aquí no hay nada y Aníbal va a sospechar...

Peter se acercó a ella y, tomándole por la barbilla, hizo que esta mirara a sus ojos- ¿Estás segura que quieres irte? -ella negó con la cabeza- Lo que tenemos que hacer es pensar bien las cosas... -se separó de ella y empezó a recorrer el estudio con su mirada- Si fuéramos un documento importante ¿donde nos esconderíamos?...

Mariana no pudo evitar soltar una risita-Estas loco...

Peter le guiño el ojo-Esa frase me la han dicho tantas veces que ya estoy empezando a creérmela -volvió a ver hacia los estantes-A ver, hay que pensar como mi padre... si fuera él, gracias a Dios no lo soy -escuchó un "gracias a Dios" de parte de Lali y sonrió- ¿Donde escondería unos documentos que solo yo pueda ver?

-Algún compartimento secreto... -dijo Mariana mirando hacia todos lados- Algún piso falso o alguna pared que se pueda abrir... -empezó a hacer golpecitos suaves en las paredes, y a oír si sonaba hueco

-Alguna caja fuerte tras un cuadro... –Pedro movió un cuadro enorme, que tenía la imagen de Aníbal pero no había nada

-Ese cuadro me da miedo... -escuchó, y al voltear a verle se encontró con la mirada de ella

-Su carota enorme asusta a cualquiera -ella rió y apartó la mirada... regresando a su trabajo con la pared- Por los cuadros no es... -se acercó al escritorio y empezó a revisar lo que había sobre este, nada...

En ese momento se escuchó una voz por fuera de la puerta, y ambos voltearon a ver hacia esta... era una voz de hombre... ¿quien demonios era?, ambos se miraron a la cara y el le hizo una seña con la mano para que se acercara... ella obedeció, llegando a su lado... la voz se acercaba mas a la puerta; sería Aníbal... ¿alguno de sus hombres? la adrenalina invadió su sangre haciéndoles acelerar su frecuencia cardiaca. Los iban a encontrar... la voz ya estaba, al otro lado de la puerta y no era un solo hombre... eran dos...

El sintió como una las manos de ella se cerraba sobre una de las suyas, y pensó que lo hacia inconcientemente... hasta que sintió como ella le jalaba y ambos quedaban bajo la estructura de madera del escritorio... él sentado en el suelo, y ella sentada sobre sus caderas, frente a él; abrió la boca para decir algo, pero ella le cayó poniendo su mano sobre sus labios. La puerta acababa de abrirse.

-¿Que fue lo que dijo el jefe?....- dijo uno de los hombres

-Que buscáramos los papeles de lo del contrato de los músicos...- dijo el otro, mientras se acercaba al escritorio- Ya sabes, sin ponerte a tocar sus cosas... no vaya a ser que rompas algo -dio la vuelta al escritorio, y Juan Pedro abrazo a Mariana mas fuerte, para evitar que el hombre le viese

-La verdad no entiendo porque tanto drama por eso de los músicos... -respondió el otro hombre, que también se acercaba al escritorio- Extraño los otros trabajos que hacíamos para el jefe... esto de ser mandaderos no me agrada.

-Porque tiene que mantener perfil bajo- dijo, dándole un zape a su compañero- El jefe me dijo que tiene a los de la CIA, o algo así, encima... me dijo que tuvo a uno de esos malditos en las bodegas pero el muy estupido no soltó la sopa, por mas que lo torturaron -abrió el cajón del escritorio, y Peter abrazó mas fuertemente a Mariana- Toco deshacerse de él...

-Ya se... ya se...-suspiró -¿Ya tienes el papel?

-Aja... -dijo el hombre, sacando unos papeles del cajón del escritorio -Ya verás... cuando el jefe se saque a esa gente de encima volveremos a hacer trabajos que valgan la pena... vámonos ya, la oficina del jefe no me atrae de a mucho...

-¿Te da miedo?-

-Algo...- volteando a ver al cuadro de Aníbal... -No se, me siento vigilado... como si no estuviéramos solos -Mariana y Peter contuvieron el aliento

-¡Estas fumado!- dijo el otro riendo... -Ven... larguémonos de aquí...

El hombre que estaba en el escritorio cerró el cajón, y tras un par de zancadas alcanzó a su compañero y ambos salieron del estudio dando un portazo. Mariana y Peter soltaron un suspiro al unísono y se miraron a los ojos...

Ella sentía su corazón golpear contra su pecho con fuerza... había sentido la adrenalina antes, aquel sentimiento de estar en peligro en cualquier momento pero no a tal grado; no, mentira... si a tal grado pero siempre había estado sola, nunca acompañada... ella sería capaz de soportar cualquier tipo de torturas pero nunca sería capaz de ver que alguien que quisiera fuese torturado....

Nunca...

Su mirada se encontró con la de Peter, y entonces su miedo se intensificó... ¿si le pasaba algo a él? ¿Si... si...? quiso llorar... nunca, primero que le mataran a ella antes de permitir que algo le pasara a él. Y, al sentir las manos de él rodeándole la cintura, supo que el pensaba lo mismo pero en el caso contrario.

-Se... será mejor que salgamos de... -no logró terminar la frase que había empezado a decir, los labios de el se posaron sobre los de ella, apoderándose de su sabor, su textura... ella sabía que debía salir de allí, que en esos momentos lo que menos debían hacer era distraerse pero entonces se perdió en los labios de su amante; y el mundo entero desapareció...

Se abrazó a su cuello fuertemente mientras el exploraba las profundidades de su boca, capturando su sabor, su esencia.

Haciéndole, haciéndole el amor...

-¡¡¡Chicos!!! -
la voz de Rocío sonó como una explosión en sus oídos, y ambos se separaron tan rápido, que la cabeza de ella golpeó la parte superior del escritorio... accionando, de algún modo, un compartimento que había sobre sus cabezas-Chicos acabo de ver en las cámaras dos hombres que van saliendo de donde están.... ¿están bien...?

-Si Rochi... estamos bien... –dijo Peter, mientras veía a Mariana sacar papeles del compartimento- Nos escondimos y no nos vieron...

Rocío suspiro al asegurarse que estuvieran bien-Menos mal... fue mi culpa, debí haberles avisado... –volvió a suspirar

-No te preocupes rubia –dijo Mariana, mientras pasaba algunos papeles a Peter, y salía de bajo el escritorio- Mas bien dile a Pablo que quizás hemos encontrado algo... -Peter salió de debajo del escritorio y empezó a acomodar los papeles sobre este-Pero que tenemos que revisar para ver si es lo que queremos. -volteó a ver a Peter, el cual asintió, le dio un beso en la frente y se sentó a revisar los papeles...

-Esta bien... avísame cualquier cosa
. -Mariana respondió afirmativamente, y tras sentir como

Rochi desconectaba la línea, se sentó junto a Juan Pedro a revisar los documentos.

Sintió su brazo alrededor de su cintura y deseó salir corriendo de allí pero la sonrisa fingida seguía en sus labios; tuvo que seguir haciéndole creer al mundo sentir cariño hacia alguien a quien odiaba más que a nadie en su vida. Volteó a ver hacia un lado... encontrando la figura de Peter, caminando por entre los invitados, hacia la puerta principal.

Ya casi lo lograban, suspiró alegre; y se relajó, pensando que pronto todo iba a terminar, que pronto podría sonreír porque de verdad estuviese feliz, suspirar porque de verdad se sintiese complacida por una caricia; pronto podría abrazar y besar al hombre que de verdad amaba frente a todos, sin ocultarse, sin mentir.

Recibió un trago de las manos de Aníbal, y tras sonreírle, falsamente, le agradeció el trago tomando un poco, claro esta, no sin antes haber olido bien (como le habían entrenado en la academia) para identificar que tuviese alguna sustancia desconocida.

-He de decirte Marianita que te ves muy radiante desde que volviste del tocador -comentó, un comentario que seria muy tierno, si no fuese porque ella sabía de que tipo de hombre provenía
Mariana sonrío irónicamente-Me retoqué un poco el maquillaje- tomo un sorbo de su trago y jugó un poco con su cabello, atrayendo la atención de todos los hombres presentes, incluyendo a Aníbal, hacia su cuello... sus hombros... su pecho... Y así evitar que su atención se pusiera es Peter, quien en esos salía triunfante por la puerta principal.

En esos momentos uno de los acompañantes de Aníbal comentó que estaba completamente en desacuerdo, que se vería hermosa incluso si no estuviese ni una pinta de maquillaje, y otro exaltó el color de sus ojos y el contraste que este hacía con el de su cabello; Ella sonrió coqueta, pero a la vez sintió como las manos de Aníbal en su cintura se apretaban, haciéndole saber que debía parar cualquier tipo de coqueteo. Y ella le obedeció, volviendo a colocar su cabello en el puesto, y no porque le tuviese miedo a ese hombre, sino porque en ese momento vio como también Pablo salía por la puerta principal; así que su teatro ya no era necesario.

-Estoy cansada... –le dijo a Aníbal, media hora después, cuando su sentido común le dijo que no debía mantenerse ahí- Necesito irme Aníbal.

-Espérame una horita mas, y hacemos una fiesta privada tu y yo -respondió aquel hombre, cuyo aliento olía a, por lo menos, un litro de whisky- Podemos disfrutar de la compañía mutua, y podemos disfrutar de esa intimidad que tanto me has negado. -sintió como el estomago se le revolvía de solo pensarlo

-De verdad estoy cansada...

-¡SIEMPRE ESTAS CANSADA! -gritó, reventando y lanzando el vaso de whisky al suelo... varios ojos voltearon a verles, pero al darse cuenta quien había gritado, voltearon a ver hacia otro lado, como si le tuviesen miedo-Lo siento... - se disculpó al ver la cara de ella, no era ni el momento para vengarse de la maldita perra... ¿creía acaso que no se había dado cuenta que ella había visto a su hijo en la fiesta, y que se había ido tras él en el momento que Martínez había ido a hablar con el? de seguro ese par había hecho de las suyas en cualquier rincón de la casa... quizás en su despacho, o en alguna de sus habitaciones... sintió la rabia que bullía por su sangre, pero la contuvo... ya todo estaba planeando para el día siguiente; el día siguiente ellos sabrían lo que era meterse con Aníbal Casillas. -Lamento haber gritado pero es que me has evadido tantas veces- dijo poniendo en su rostro una mueca fingida, de seguro estaba "cansada" por todo lo que había hecho con su hijo en la planta alta...

-No te preocupes... –sonrió Mariana, o por lo menos hizo lo mas parecido y tomo un trago-Pero dime ¿puedo irme a descansar?

-Si quieres usa una de las habitaciones de arriba... -sugirió él, con un tinte irónico en la voz-

-Preferiría ir a mi casa... -respondió ella simplemente-

Aníbal luego de tomarse su tiempo tomando un trago de su whisky- Que te lleve Escobar- le hizo una seña a su guardaespaldas y le ordenó que llamara a Escobar para que este alistara el carro para llevar a la dama, y luego le acompañara el mismo hasta donde estaba este.

El guardaespaldas asintió, y obedeció la orden de llamar al chofer, mientras Mariana se colocaba su abrigo, recogía su bolso, y recibía un beso de Aníbal en sus labios. Uno de aquellos besos que nunca más recibiría; pensó reconfortándose, al día siguiente, gracias a los papeles que habían encontrado y robado del "escondite" de Aníbal al día siguiente, luego que Peter terminaría de organizar algunas cosas de la empresa de publicidad, huirían juntos por cuenta de la agencia.

Rochi se lo acababa de confirmar por el audífono... Así que, con paso decidido, se alejó de Aníbal mientras su guardaespaldas le seguía.

Dormía, abrió los ojos y lo primero que vio fue a él, acostado en el sofá en la esquina de la habitación; y se vio a si misma, y se dio cuenta que estaba en la cama, cubierta por las cobijas.
Aun vestía la ropa con la que había llegado; solo que ahora su chaqueta estaba colgada en un perchero, mientras en sus brazos, cintura y rostro un poco de ungüento relajaba sus moretones y en su ceja, una mariposa de papel ayudaba a calmar la sangre que amenazaba con salir de su herida.

Apartó lentamente el edredón y puso sus pies descalzos sobre el frío suelo, levantándose... un ruido hizo que se detuviese en seco, y volteó a ver a Agustín que, aún dormido, se acomodaba en el sillón, suspiró, y dio un par de pasos hacia la puerta de la habitación, saliendo a la sala... tenía sed, su garganta estaba seca, y no quería incomodar a Agustín pidiéndole el vaso de agua... ya había hecho suficiente curándole las heridas, ahora no importaba si sus costillas gritaban por mantenerse en posición horizontal, no lo incomodaría sacándolo de sus sueños.

Llegó a la cocina y se sirvió un vaso de agua, para luego tratar de volver a la habitación y recostarse, el dolor en las costillas la estaba matando pero, cuando por fin iba a alcanzar la habitación, el sonido de su celular retumbando en las paredes de la sala le hizo volverse y correr, aunque su cuerpo no estaba muy de acuerdo con ello, para tomar su celular de sobre la mesa de la sala y contestar.

-¿Si...?

-¡¿DONDE DEMONIOS ESTAS...?!-
la voz prepotente de Aníbal hizo que un escalofrío recorriera el cuerpo de Candela

Candela se sentó en el sillón y se pasó la mano por el cabello- ¿Donde más voy a estar? En la cama durmiendo... -"buena respuesta" se felicitó internamente... encontrando fuerzas que desconocía

-Pero no estas en TU cama...


-¿Por que lo dices?

-Porque estoy frente a esta... ¡y no estas!
-otro grito que provoco otro escalofrío

-Hoy decidí no dormir en la cárcel de cristal... vine a dormir donde alguien mas. -dijo, sin tener la intención de mentirle diciendo que estaba donde una amiga... que se imaginara lo que quisiera; la verdad, le valía gorro y este nuevo conocimiento la hizo sentirse mas fuerte.

-¿Y se puede saber donde vive ese alguien mas?

-¿Para que?

-¡¡¡PARA BUSCARTE, MALDITA SEA...!!!


-Podrás verme en la mañana... ahora son las tres de la madrugada, y las personas con las que me estoy quedando están ya dormidas... -escuchó un gruñido al otro lado de la línea

-ME PERTENECES, Y PUEDO HACER LO QUE SE ME VENGA EN GANA CONTIGO, Y A LA HORA QUE SE ME VENGA EN GANA ¿ME ENTIENDES? AHORA DAME LA MALDITA DIRECCIÓN DE DONDE ESTAS O TE ARREPENTIRÁS...


-¡¡¡NO!!!

-¿Con que derecho te atreves a negarte?
-le escuchó hablarle frío, y calculador...- No eres mas que mi esclava, con quien hago lo que quiera y nunca ha de negarse... sabes que me perteneces; yo te hice lo que eres... ¿o que? ¿Estas con tu amante? -preguntó de repente- ¿Me pones el cuerno tú también?

-No... –respondió Candela al tiempo que negaba también con su cabeza...- Yo... yo no estoy con ningún amante -eso era verdad, Agustín no era su amante, y quizás este hombre nunca la viera como tal... sintió una punzada en el corazón, aunque no supo porque...-

-Bien... mañana tienes la reunión con mi hijo... -dijo, con un tono de voz, como si escupiera las ultimas dos palabras- No se te olvide, todo empieza mañana...

-S...si... -el teléfono se colgó; y ella quedó allí, mirando el vacío... se había olvidado que había quedado con Peter y su "supuesto" socio, mañana a una cena de negocios. Allí el plan de Aníbal comenzaría, y ella no tenía otra opción que salir adelante... temía por lo que fuera capaz de hacer Aníbal si no lo hacía...

-¿Quien llama a esta hora tan apropiada?-pregunto Agustín en un tono de puro sarcasmo

Ella se tensó... su voz provenía directamente de su espaldad y su olor invadió todas sus fosas nasales haciéndole temblar... no debía voltear; debía decirle un "nadie" y salir corriendo a la habitación pero cometió una estupidez, tuvo que reconocer, al darse la vuelta y encontrarse de frente con aquellos ojos que le hipnotizaron dejándola sin ningún tipo de escudo protector.

Todo comienza mañana, eso lo dice todo.
Gracias por el aguante desde aca y desde twitter!
Besos

_________________
DiegoyRoberta ThiagoyMarianela DiegoyRoberta

LuayArthur LaliyPeter DulyChris
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hojasenblanco.foroargentina.net
lillyana
Miembro junior
avatar

Mensajes : 138
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Vie Oct 07, 2011 5:02 pm

q nervios por dios, ojala anibal no se salga con la suya
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   

Volver arriba Ir abajo
 
.-Armas De Seducción-.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 12 de 14.Ir a la página : Precedente  1 ... 7 ... 11, 12, 13, 14  Siguiente
 Temas similares
-
» Video-tutoriales de movimientos y armas
» montaje con armas
» armas evento
» Duda sobre armas de veneno
» Desblokear armas en la armeria..

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Escribiendo Hojas En Un Libro :: Novelas :: Novelas :: Historias Finalizadas-
Cambiar a: