Escribiendo Hojas En Un Libro

“Escribir es como mostrar una huella digital del alma” Mario Bellatín,
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 .-Armas De Seducción-.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 12, 13, 14  Siguiente
AutorMensaje
mariacheta
Miembro junior
avatar

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 25
Localización : san miguel

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Vie Oct 07, 2011 8:48 pm

aaaaaaaay no no no estoy nerviosa
Sad ojala q no les pase nada grave Crying or Very sad

mas nove
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ione_nav
Miembro junior
avatar

Mensajes : 153
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 29
Localización : Estella, Navarra, Spain

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Sáb Oct 08, 2011 6:55 am

Me encanto Carla, como siempre, eres la mejor haciendo esto
Espero que no pase nada y que yo no me quede sin uñas de aqui a mañana jajaja
Un beso, hablamos por twiter...
Ione.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mais020291
Miembro junior
avatar

Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Lima, Peru

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Sáb Oct 08, 2011 5:45 pm

Mas carlaaaa!! esto esta buenisimo!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carlita
Admin
avatar

Mensajes : 741
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Rosario, Argentina

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Sáb Oct 08, 2011 6:40 pm

Capitulo 36

Se acercó a ella y la sintió temblar... ¿en verdad era ella la que temblaba o lo que temblaba era su piso? no quiso descifrarlo... mucho menos cuando estaba tan cerca a el, y cuando esta le miraba con los ojos bien abiertos, como si estuviese viendo a un fantasma.

-¿Sucedió algo? -preguntó preocupado pero ella negó enérgicamente- Era Aníbal ¿verdad?- ella bajó la mirada y él se dio un puño mental por haber hecho aquella pregunta... es que cuando no las cagaba las embarraba...- Lo... lo siento; no debí mencionarlo.

Candela aun mantenía la cabeza baja y respondió en un tono casi inaudible- N-no... No lo sientas... -levantó la mirada; algunas lágrimas empapaban sus ojos- Si era él...

Entonces la abrazó, no supo porque, solo lo hizo... la sintió hundirse en su pecho, la sintió sollozar, la sintió mientras ella rodeaba su cintura con sus brazos y se sintió a si mismo temblar... no supo cuanto tiempo estuvieron allí, en medio de la sala, con solo la luz de la luna iluminando el interior del apartamento; pero lo que si supo es que un extraño ardor se encendía en su pecho, mientras las lagrimas de ella empapaban su camisa...

¿Porque lloraba? ¿Aníbal le había dicho algo... le había herido de alguna forma?

Mataría a ese maldito bastardo en ese mismo momento. Lo mataría sin piedad, una nueve milímetros funcionaría... no, tendría que ser algo mas fuerte que eso... algo que le hiciera sufrir... ¿fuego? bien podría tirarle un tanque de gasolina y encenderlo o podría traer un machete consigo...

-¿Agustín...? -su voz baja y tierna le hizo salir de sus cavilaciones y bajar la mirada hasta perderse en sus ojos verdes, que por las lágrimas se veían aún mas brillantes... se dio un golpe mental, debía dejar a un lado esos estúpidos pensamientos románticos... ¿en serio estaba teniendo pensamientos románticos? "Demonios"- ¿Tu lealtad esta con Aníbal?

Demonios ¿tenía que preguntarle eso?

-Trabajo para él... -no podía decirle que su lealtad estaba lo mas alejada posible de Aníbal; tanto, que hasta estaba buscando, segundos atrás, la forma mas dolorosa para matarlo.

-Si, yo sé... pero... –ella suspiró- ¿Puedo confiar en ti? ¿Puedo creer en que lo que te diga se quedará entre los dos y que no le dirás nunca a Aníbal que lo conté? -él se quedó mirándola fijamente un momento... ¿que pensaba contarle? ¿Y porque tanto misterio?-

-En este mismo momento antepongo mi lealtad a ti, sobre cualquier tipo de lealtad que pueda tener hacia Aníbal -la cual, por cierto, era nula pero, por el momento no podía decirle nada a ella- Nada de lo que digas aquí será dicho a él... -ella le sonrió; y justo en ese momento el se dio cuenta de lo hermosa que era su sonrisa y no se refería a aquella falsa que le había dado cuando se habían conocido; sino a aquella que le estaba brindando en ese momento... aquella tan sutil que podría confundirse con la de la mona lisa; sin embargo, tan sincera, como aquella que te brinda un niño cuando le regalas un caramelo- ¿Quieres que nos sentemos? -ella asintió, y se dejaron de abrazar, pero solo el tiempo necesario para sentarse en el sillón y volverse a abrazar- Ahora si... ¿que quieres contarme?

Candela luego de dudarlo unos segundos se decidió por hablar- Y-yo... yo no soy socia de Aníbal... y-yo... -suspiró- Yo le pertenezco...

Pasó el umbral de la puerta de su casa, luego de despedirse del conductor de Aníbal, y caminar los cuantos metros que hay entre la calle y la puerta de su casa... estaba exhausta; y no quería hacer más que dejarse caer en su cama y dormir, dormir profundamente hasta que fuese de mañana. Caminó por la sala dejando caer su abrigo y su bolso en el sillón. Quitándose los zapatos, pateándolos lejos de sí, y sintiendo el frío del piso. Superó... quizás tomaría un baño, si, un baño sonaba especialmente delicioso después de la odisea que había sido ese día. Pero no un baño cualquiera... llenaría la tina y se sumergiría en esta para borrar de su cuerpo la sensación de las manos de Aníbal sobre sí.

Entró al baño y tapó el desagüe de la tina, para luego encender la llave del agua, luego, lentamente, desabrochó la parte superior de su vestido, el cual cayó al suelo, dejándola solo en unas pequeñas bragas negras de encaje; de las cuales se iba a deshacer, cuando sintió un ruido que provenía del interior de su casa... un sonido extraño, como si algo, o alguien, se hubiese golpeado contra algo... rápidamente se colocó una bata y, armándose con unos chacos que tenía en su cuarto de colección, se encaminó hacia la sala.

Todo estaba a oscuras...

Apretando fuertemente los chacos dio sus primeros pasos en el interior de la estancia, sintiendo la brisa que le acariciaba el cuello. Se dio la vuelta fijándose en la ventana: esta estaba abierta. Sintió como la sangre se le helaba, y apretó más fuertemente los chacos mientras se acercaba a la ventana. Miró por esta: afuera estaba todo normal.

Dando un par de pasos hacía atrás volvió a fijar su mirada a la sala, esta también estaba vacía, no se veía a nadie allí. Así que suspiró relajándose un poco, quizás algún gato entro a la casa por la ventana abierta, que de seguro ella misma había dejado así antes de irse a la fiesta. Se dio la vuelta cerrando la ventana y se encaminó hacia su habitación; bajando así sus defensas. Debía dejar de ser tan paranoica, pero es que el entrenamiento militar así lo exigía.

Atravesó su habitación. Que raro, se supone que la luz de su habitación había quedado apagada ¿no?, sacudió la cabeza alejando sus pensamientos... caray, cuando la mente de una empezaba a trabajar lo hacía en serio. Dejó los chacos sobre la mesa del televisor, y tras dar un par de pasos colocó su mano sobre el pomo de la puerta del baño, sintiendo como, al mismo tiempo, era inmovilizada por unos brazos que le cubrían desde atrás.

Gritó y comenzó a forcejear pero los brazos se mantenían en el mismo lugar.

-No te muevas "chiquita"- sintió la voz de hombre hablándole directamente en el oído y se paralizó... conocía esa voz.

Agustín se había quedado paralizado- ¿C...como así que le perteneces?, nadie le pertenece a nadie...

-Yo le pertenezco -dijo ella hundiéndose en el pecho de él - Él me compró...

Agustín rápidamente la cubrió con su abrazo- Los seres humanos no están a la venta... -le acarició el cabello- Él no pudo haberte comprado.

-Pero lo hizo -levantó la mirada, y le miró con una intensidad que le golpeó, tal si fuera un puño en la mitad de su rostro... sus ojos estaban llorosos -Me compró tal como se compran las cosas; fue al mercado, escogió la muchacha mas desgraciada que pudo encontrar y le ofreció todo lo que pudiese soñar, con la única condición que le perteneciera por completo y esa muchacha fui yo... -el iba a decirle que no se tratase tan mal a si misma pero ella le hizo callar levantando la mano- Mi madre murió cuando nací, y mi padre nunca me quiso... era un alcohólico y me vendió, en cuanto tuve la edad adecuada, a sus amigos... para costearse el trago -Agustín sintió que el corazón se le detenía- Aníbal era un viejo conocido de mi papá que, en cuanto se enteró de lo que hacía mi papá, me ofreció una vida mejor... me engatusó, haciéndome creer que me quería, y le dio unos cuantos fajos de billetes a mi papá por mí... luego, me llevó a un apartamento hermoso... me regalo un carro, ropa, joyas... todo lo que una chica siempre había querido tener y luego, cuando mi padre murió de borracho, exigió mi parte del pago por su amabilidad -señaló sus golpes- Al comienzo... pensé que todo lo que me daba justificaba el dolor de los golpes pero luego -suspiró- De un tiempo para acá me di cuenta que el dinero no compra al amor...

No supo porqué, pero en ese momento el sintió algo muy dentro de si pero este algo no era lastima... no; definitivamente no era eso... era algo muy fuerte, mas fuerte que él mismo y demonios, sabía que debía mantener la cabeza fría, que estaba en una misión pero entonces al verle a los ojos, y ver sus lágrimas y los moretones y... y saber todo lo que el canalla de Aníbal le había hecho... no pudo evitar que sus labios capturaran los de ella, tiernamente, tratando de aliviar el dolor, tratando... ¿a quien buscaba engañar? la besaba porque quería besarla...

Al comienzo ella no respondió, estaba paralizada pero al sentir que los labios de el no mordían, no rasgaban, no lastimaban, solo acariciaban... se dejó llevar, entregándose a aquello que empezaba a sentir.

Las manos de el le acariciaron el rostro y ella sintió que, por fin, su piel no era rasgada o magullada y eso le hizo jadear, y apretarse mas en su cuerpo, queriendo sentir eso que él le ofrecía, así fuesen solo unos minutos que rememorar...

Agustín despego sus labios muy lentamente de los de ella- No le perteneces a nadie... -le acarició el rostro- Cada persona puede crear su propia historia...

-Quiero crear mi historia... –Candela bajó la mirada- Pero mientras Aníbal este vivo no me va a dejar hacerlo.

Agustín le tomo el mentón para elevarle la mirada- Eh... ¿que es esa negatividad? -al fin se estaba dando cuenta que había encontrado por quien quería luchar... así como Poli había encontrado a Rochi, así como Mariana había encontrado a su Juan Pedro- Vas a crear tu historia; y si me dejas, yo te ayudaré a hacerlo...

Candela negó rotundamente- No... No puedes meterte en esto -le miró con los ojos llorosos-Si Aníbal se entera te mata -se levantó del mueble- Y si te mata yo... -tragó seco- Yo me muero... -empezó a caminar hacia la habitación, pero a medio camino sintió como él le hacia alcance y le hacia voltear a verle.

Agustín clavo sus ojos en los de ella- Si hay algo de lo que estoy seguro es que vale la pena cualquier riesgo que corra por ti -le besó la frente- No puedo permitir que el te siga haciendo daño, simplemente no puedo y si hay algo que se, es que quiero apoyarte en esto...

Sus labios se volvieron a encontrar, lentamente... haciendo que los cuerpos de ambos vibraran...

-Vamos a dormir... -dijo, cuando sus labios se separaron, y mientras acariciaba su rostro-
Mañana hablamos, a ver que hacemos para salir bien librados de esto -ella asintió, pero cuando él se separó de ella para ir hacia el sofá, ella le detuvo-

-Por favor... duerme conmigo; yo... -se le quebró la voz- Yo quiero que me abraces...

Quince minutos después ambos estaban en la cama, ella abrazada a él, estaba dormida; y él, con su mirada fija en ella no podía evitar pensar que Aníbal debía de pagar por todas las fechorías que había hecho. Debía llamar a Pablo a primera hora de la mañana.

Pablo se encontraba sentando frente a su computadora, revisando los documentos escaneados por Mariana y Peter- Interesante...

Rocío se sentó a su lado-¿Que encontraste? -Pablo no respondió- ¿Acaso estoy pintada en la pared? Respóndeme... -alegó, gritando

-Ya, ya... acá hay cosas muy interesantes... según estos papeles el tal Camilo Ducon falleció hace unos cinco años, pero nunca se reportó su muerte... -bajó un poco la hoja con el mouse-
También está el número de cuenta del tal Camilo Ducon, viéndose traspasos de millones de dólares desde la cuenta de Aníbal a la de este hombre... que por cierto no esta aquí sino en diversos países.

-¿Esta usando el nombre de un fallecido para no ensuciarse las manos?

-Exacto... –dijo Pablo, y luego sonrió-Pero tenemos todas las pruebas necesarias para agarrarlo y para que no pueda salir nunca más de la cárcel... más que todo porque Estados Unidos lo va a pedir en extradición. La mayoría de sus movimientos están en ese país. -tamborileó en la mesa emocionado- En estos documentos también hay direcciones de sus "bodegas" y las rutas de sus "exportaciones"... –Pablo volteó a ver a su chica con una sonrisa-¡¡¡Tenemos todo para hundirlo!!!

Rocío largo un gritito histérico a la vez que se lanzaba a los brazos de su chico- ¿Se acabó? ¿Lo tenemos?...

-Lo tenemos y todo gracias a ese par, bueno y a ti; recuérdame mantenerte siempre en comunicaciones -una sonrisa se dibujó en los labios de ambos y sus labios se encontraron en un apasionado beso... el cual ella cortó bruscamente, segundos después, dándole una cachetada...- ¿Y eso porque? -preguntó sorprendido.

-Porque no me dijiste nada de tu familia... -se alejó de él- Ósea... no me interesa quien sea tu familia; podían ser pescadores de la Cienaga de Mallorquín, o lo que sea pero tenía derecho a saberlo.

Pablo camino tras ella- Te iba a decir pero siempre que iba a hacerlo, me hacías perder la concentración...

-¡¡¡Ah!!! -gritó ofendida- ¡¡¡Ahora la culpable soy yo!!!

-En cierta forma... ¡Ouch! -ella le dio un golpe en el hombro- Que agresividad...

-Agresividad es lo que te voy a dar -fue a darle otro golpe, pero el la inmovilizó capturando sus labios

Quería pelea... empezó a forcejear, pero él no le soltó, se mantuvo allí, mientras ella poco a poco dejaba de pelear y se entregaba al apasionado beso que él le daba... lentamente, fue hundiendo sus manos bajo el saco de él, y este hundió sus manos en la rubia cabellera de ella profundizando aquel beso, y llevándola hacia el sillón de cuero que había al fondo de la oficina.

-Animal... -le dijo cuando, estando ya en el sillón (él sobre ella) él dejo de besarle para concentrarse en desabrochar su blusa- Eres un animal... -agregó, pero no en tono de pelea, sino gozando cada sensación

-¿Me perdonas por lo de mis padres?

-Si, pero con una condición... -él le miró levantando la ceja- Quiero que te quites esa fama de vividor. No quiero presentarte a mis amigas y que todas empiecen con sus cuentos locos de "ten cuidado con el" "te va a hacer sufrir..." etc... quiero que nadie se meta en lo nuestro.

-Esta bien -dijo, besándole apasionadamente-Pero déjame deshacerme de esto -agregó, lanzando la blusa de ella lo más lejos posible.

-¡Tonto! -dijo Mariana dándole un manotazo en el torso a su "atacante"- ¡Me asustaste!

Peter largo una carcajada-¿No que sabias? ... m... ¿cuantas eran? ¡Ah si...! ¿No que sabías doscientas treinta y cuatro formas de matar a un hombre?... -le acarició el cabello, y luego deslizó la mano haciendo lo mismo en el hombro que le había quedado descubierto tras el forcejeo

-Si-dijo gimiendo... ahora la mano era reemplazada por sus labios- Pero eso no quita que esté paranoica... -se apartó- ¿Que haces aquí? Algún hombre de los de Aníbal pudo verte... -miró por la ventana pero luego volvió a gemir cuando él le abrazó por detrás y le besó el cuello- ¡Peter!

-Entré por atrás, usando un poco las clases de espionaje que me diste -ella se rió y cerró bien la ventana para luego darse la vuelta y abrazarse a su cuello

-¿Ah si? ¿Ahora eres un espía experto?

-Ujum... -la besó- Es más... ahora podemos ir al baño -deslizó la bata de ella hasta que esta quedó en el suelo- Hundirnos en la tina, que por cierto ya debe estar derramándose, -tiró su saco a alguna parte de la habitación, escuchando el gemido de los labios de ella...- Y demostrarte lo bien que he aprendido la lección, espiando cada rincón de tu cuerpo -la tomó por la cintura, y ella se abrazó a sus caderas con sus piernas y a su cuello con sus brazos... llevándosela así, en medio de besos, hasta el cuarto de baño.

Falta poquito para el final.
Gracias!

_________________
DiegoyRoberta ThiagoyMarianela DiegoyRoberta

LuayArthur LaliyPeter DulyChris
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hojasenblanco.foroargentina.net
Mais020291
Miembro junior
avatar

Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Lima, Peru

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Sáb Oct 08, 2011 7:09 pm

ay dios! q manera de erizarme la piel y de sentir golpecitos en mi pecho. q amor!!

hermoso agus y cande.. me dio una tristeza la historia de cande.. pobrecita
rochi y pablo me causaron mucha gracia Razz
y, peter y lali.. ni q decir... son hermosos. me habia imaginado q era peter y no me equivoque Razz

mas, mas, mas, mas, mas.. creo q ya me volvi adicta Razz
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lillyana
Miembro junior
avatar

Mensajes : 138
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Sáb Oct 08, 2011 8:53 pm

se viene, se viene, la dura para todos, ay por diossssssssssssssss ME ENCANTA
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
siempreconpipu
Miembro nuevo
avatar

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Sáb Oct 08, 2011 10:01 pm

Aaaaaaaaaaaaaai quiero mas nove♥
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/siempreconpipu
VikiContardo
Admin
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 21
Localización : Santiago, Chile.

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Dom Oct 09, 2011 11:54 pm

Hace mucho que no comento, recién entro & me leí 3 capitulos de sopetón.

Boluda, NO QUIERO QUE TERMINE.

Agrégale más historia, nose, un hijo entre Peter & Lali, algo!

_________________

Mi razón de vivir. Mi razón de crecer. Mi razón de soñar.
Victoria~

Sigueme en: @PeterLanzaniCh & @NicoVazquezCh
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
luli22
Miembro nuevo
avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Lun Oct 10, 2011 2:14 pm

me encanta la nove, y no quiero que termine Sad perdón por no comentar seguido
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
belene
Miembro nuevo


Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Mar Oct 11, 2011 12:54 am

mas porfis
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carlita
Admin
avatar

Mensajes : 741
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Rosario, Argentina

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Mar Oct 11, 2011 1:39 am

CAPITULO 37

Dejó que sus pies tocaran el suelo y le besó, lentamente, sintiendo el dulce sabor y la suave textura de sus labios, sintiendo sus suspiros como si fuesen propios... lentamente, sintió como ella deslizaba sus manos por su torso, desabrochando cada botón de su camisa, y luego hundiendo sus manos bajo esta, acariciando su piel... haciéndole temblar, gemir para luego deslizar sus manos por sus hombros haciendo la camisa caer al suelo.

-Tenías mucha ropa... –dijo ella sonriendo

Y él lo hizo también capturando, luego, su cabeza con sus manos, profundizando aquel beso... sintiendo como el cuerpo de ella se pegaba al suyo... sintiendo por fin aquella sensación tan mágica como lo era su piel contra la suya... sus pechos presionados contra su propio torso... Era el paraíso.

Tuvieron que separarse para respirar y entonces, él aprovechó ese momento para deshacerse del resto de su ropa, exceptuando por el boxer; y no por falta de ganas... sino que ella le detuvo capturando sus manos y poniéndolos en su cintura... pegando, de nuevo, su cuerpo al de él. Y entonces se le olvidó todo ¿cual era su nombre?... Hem, no se acordaba... no mientras aquella hechicera siguiera hipnotizándole de aquella forma.

Lentamente ella empezó a descender con sus labios por su cuello y el no pudo hacer mas que suspirar, mientras ella se deslizaba lentamente por su torso con sus labios con pequeños besos que le hacían gemir. Una y otra vez, y entonces la sintió bajar más y más, deteniéndose estratégicamente en el ombligo para capturarlo con sus dientes mientras sus dedos se encargaban de deslizar los boxers abajo... el gimió, no podía soportarlo mas y entonces, cuando pensó que ya no podía volverse mas loco, sintió como ella capturaba con su mano aquella parte de su anatomía que estaba a punto de explotar y no pudo evitar gemir por lo alto, mientras la oía reír lentamente...

Era una bruja... una hechicera... una... una... no podía pensar, no cuando ahora sus manos eran reemplazadas por sus labios. ¿Que acaso esta mujer no tenía consideración con él?... al parecer no, porque en ese momento empezó a mover sus despiadados labios, y su despiadada lengua... haciéndole perder cualquier porcentaje de cordura que le quedase...

-Lali... –dijo en medio de un gemido; y la sintió gemir allí, sobre su palpitante piel...- Oh... Lali... -sentía como un montón de luces bailaban frente a sí, y como su cuerpo se tensaba y se curvaba buscando los labios de ella pero debía detenerla, aunque estuviese haciendo tantas... tantas cosas con su lengua -Oh my...-casi gritó, demonios, debía detenerla, o si no se iría en su boca... puso sus manos sobre los hombros de ella y le hizo apartarse. Ella quedó sentada en el suelo del baño, mientras el se agachaba para quedar a su altura... -Te dije que iba a espiar todo tu cuerpo... no al contrario...

Ella le sonrió...

-Estabas muy lento...

Peter largo una risilla-Veo... -se acercó a ella y le besó profundamente... quedando ella acostada en el frío suelo, mientras él quedaba sobre ella- Entonces déjame a mi ahora espiar detenidamente cada rincón de tu dulce cuerpo. -dijo, y luego le beso lentamente la comisura de los labios, oyéndola gemir, mientras sus manos empezaban a explorar su cuerpo, deslizándose por su cintura lentamente, recorriendo cada centímetro... cada milímetro... sintiendo los temblores de su cuerpo cuando sus labios descendieron por su cuello y capturaron sus pechos... la forma en que este mismo se retorcía, mientras lograba escuchar los gemidos que salían de los labios de ella...

Y entonces sus labios siguieron jugando con sus pechos... aquellos de los que se apropió con ansia, devorándoles, encargándose de ellos como si fuesen el tesoro mas precioso sobre la tierra y lo eran, para el lo eran...

Ella gimió, y su cuerpo se curvó mientras él descendía por su cuerpo con sus dedos... lentamente, como si fuese el toque de una pluma, ella volvió a gemir, y él lentamente se deshizo de las bragas negras de encaje que llevaban volviéndolo loco desde que se deshizo de aquella estorbosa, aunque sensual, bata.

-Te deseo... -dijo abandonando sus pechos, y con la voz agitada-No sabes cuanto... -beso sus costillas... clavícula por clavícula, concentrándose en no olvidar alguna- Y lo mejor de todo es... -continuó, luego de empezar un descenso por su abdomen plano- Es que mas que desearte... -besó su ombligo, deteniéndose en este tal como lo había hecho ella- Es que te amo...-abandonó su ombligo, y sus manos ascendieron por sus piernas hasta ubicarse en sus caderas... mientras ella gemía en anticipación, por los labios de él que descendían lentamente, llegando casi a aquel lugar que palpitaba caliente y anhélate...- Te amo con todas mis fuerzas... - agregó, para luego empezar un juego de seducción, apoderándose de aquel punto específico de su cuerpo, que hizo que ella se retorciera y gritara su nombre...

Ambrosía... su sabor era ambrosía... pensó él saboreándole, sintiendo como ella gemía y levantaba sus caderas para hacerle fundirse más en su interior, mientras el usaba su lengua en su clítoris...

-¡Peter...! -la oyó gritar, sintiendo como sus músculos se tensaban poco a poco, y supo que estaba próxima a llegar... así que empezó a jugar con esto, bajando el ritmo de sus caricias y volviéndolas a aumentar cuando la sintiese relajarse un poco... -¡Por favor...! ¡No me tortures más...!- le oyó gritar ahora y supo que era el momento de dejar los juegos, así que con sus dientes capturó aquel montículo de piel, a lo que ella respondió gritando su nombre y tensándose, mientras un montón de colores bailaban frente a sus ojos...

Y entonces el se separó de aquel lugar paradisiaco, y levantó la mirada, para encontrar la imagen que iba a atesorar por el resto de su vida... el rostro de ella; sonrojado, y levantado de tal forma que si estuviesen sus ojos abiertos, estuviese viendo la ducha que estaba tras ellos. Sus labios abiertos, y su cabello esparcido por su rostro y en el suelo.... era poesía.

Poco a poco la vio relajarse, y la tomó en brazos alzándola, llevándosela consigo al interior de la tina del baño... acostándose el primero, sentándola, luego, sobre sus piernas, abrazándola y dándole un beso en la frente, cuando ella dejó descansar su rostro sobre su hombro.

-Yo también te amo... -dijo medio adormecida- Te amo tanto que no se si podría vivir sin ti...

-Aquí estaré siempre -le respondió acariciando su cabello- Siempre que me quieras... que me necesites, que me desees a tu lado... -agregó-

-Entonces creo que estarás a mi lado por siempre... -le sonrió, y él la besó-

-Por siempre -confirmó él, apretándola contra su pecho; y entonces sus labios se volvieron a encontrar... hambrientos, deseosos de todo lo que podían darse el uno al otro... ella, se acomodó sobre él, colocando sus rodillas una a cada lado de sus caderas, y se abrazó a su cuello, perdiéndose por el amor que sentía por él.

-Te amo –susurró sobre sus labios, mientras sentía como él lentamente se adentraba en ella....-

-Y yo a ti -respondió el con la respiración acelerada mientras ella marcaba el ritmo moviendo sus caderas...

Siguieron besándose... mientras sus cuerpos danzaban debajo del agua, en un movimiento lento y decadente que les hacia perder la razón... Se amaron. Se dijeron con sus cuerpos palabras que sus labios no alcanzaban a describir.... se entregaron en cuerpo y en alma, sabiendo que podían confiar en el otro; y que mientras ese amor tan fuerte siguiese allí no había nada ni nadie que los pudiese separar y mucho menos derrotar... eran UNO.

Despertó, sintiendo la suavidad de un brazo protector sobre su cintura, al comienzo, sin recordar donde estaba y lo que había acontecido la noche anterior, pensó en como se alejaría de aquella persona que le abrazaba para limpiar las heridas, para… vio el rostro de quien le abrazaba y todos los recuerdos volvieron a ella, a su lado estaba él, Agustín y no Aníbal... y por tanto todo deseo de apartarse de él se esfumaron en el viento... no había heridas que limpiar.

Se pegó mas a él, sintiendo su calor y su embriagante olor a colonia... ¿cual sería? se preguntó mientras disfrutaba de despertar y no tener que pensar en que, en cuanto se despertara, su acompañante le atacara... ¿podría ser... Kevin? Si, definitivamente usaba Kevin, concluyó sonriente, hundiéndose más en el pecho de él, rememorando aquel beso que la noche anterior él le había dado... una y otra vez-

-Buenos días... -le escuchó ella decir, por sobre su cabeza unos minutos después... así que levantó la mirada encontrándose con sus ojos azules profundos como el océano, y con su sonrisa, aquella curva en sus labios que le hacían desear besarlos- ¿Dormiste bien? -ella asintió, y el le quitó un cabello del rostro, acariciando su mejilla con el dorso de su mano.

-Mejor que nunca... -le sonrió- ¿Tienes algo que hacer hoy?

-Lastimosamente... si. -tenía que ir a hablar con Pablo y disculparse por su ausencia de la noche anterior... es más, necesitaba saber como les había ido, si ya tenían lo que necesitaban.

-¿Te vas a ver con Aníbal? -preguntó, y el la sintió temblar mientras lo hacía-
Agustín negó con la cabeza-Para mi suerte... no. -la abrazó mas fuerte- Tengo que ir a hablar con un amigo con el cual tengo un par de negocios para ver como va todo -en realidad no estaba mintiendo, pero entre menos supiera ella la podía proteger mas-

-Ah... ¿ósea que no trabajas solamente para Aníbal?

-Te dije que mi lealtad no estaba completamente en él -le sonrió- Hay asuntos mucho mas importantes en mi vida...

Candela le devolvió la sonrisa- ¿Ah si...? ¿Como que?

-Como esto -y entonces sus labios capturaron los de ella, así como lo habían hecho la noche anterior y ella se permitió perderse en ellos, y sucumbir a su suavidad, su dulzura... olvidándose de todo lo que le rodease, de los problemas, de las tristezas, de Aníbal y todo lo que fuera este, sus torturas, sus estúpidos negocios, sus malintencionados planes... ¡¡¡PLANES!!!. Se separó rápidamente de él, el cual le miró preocupado- ¿Sucede algo?

-Llámale a tu prima...

-¿A Mariana...? -le preguntó mirándole con una ceja levantada mientras ella se levantaba de la cama

-¿Que otra prima conozco? -respondió ella irónicamente, caminando en círculos-Llámala... adviértele acerca de Aníbal... él... él puede lastimarla; de verdad lastimarla... -dijo, ahora
mirándole a los ojos- Y ahora que no estaré yo... ¡más!

Agustín se levantó de la cama, frunciendo el ceño- ¿Como así que "ahora que no estarás"?

-Agustín... yo... -suspiró, no podía contarle acerca de los planes de Aníbal, y su participación en ellos... él la odiaría- ...Yo no quiero saber más de Aníbal, yo quiero desaparecerme de su vida y por tanto, si ella se mantiene con él, Aníbal descargará toda su rabia sobre ella... Por favor, llámala y di que huya... -le suplicó entonces- Que se vaya lo mas lejos posible... que Aníbal nunca la va a amar, que el solo se ama a si mismo... que la lastimará; dile sobre mis cicatrices si quieres pero pídele que se vaya...

-¿Sabes algo que yo no sé? -preguntó entonces él, cruzándose de brazos. Para algo debían de servir los ocho años en la academia militar y cinco mas en la armada... podía saber cuando alguien no estaba diciendo la verdad completa

-Y-yo... yo escuché a Aníbal un día... -contaría lo real, omitiendo su participación- Le estaba diciendo a alguien que vigilara a su novia y que ella y su hijo la pagarían por su traición -le oyó a él maldecir por lo bajo, y se abrazó a si misma- ¿Ahora entiendes porque lo digo?

-¿Hace cuanto fue eso?

-Un mes.... mas o menos...

-¿Y porque diablos no ha hecho nada este hombre?

-Debe tener algún plan macabro... -rogó para que Agustín le creyera-

-Debo hablar con Pablo... –Agustín fue hacia la sala a buscar su celular

Candela movió sus pies torpemente para seguirlo-¿A Pablo? ¿Quien es él?... -se puso frente a él, mientras este buscaba en sus contactos el nombre de su jefe- A la que deberías llamar es a Mariana... ¿no entiendes? Esta en peligro...

-Si ya se... -dijo, aun concentrado en la pantalla del celular- Pero Pablo es algo así como su hermano mayor; Lali nunca me contesta al celular, es mas, si yo le digo no me creerá nada... en muy testaruda y omite el ochenta por ciento de las cosas que le digo pero a Pablo lo oirá... a él si le obedece....

Candela suspiro mientras se abrazaba a si misma-Entiendo...

Él marcó el número de su jefe y mejor amigo pero este no alcanzó a repicar cuando ya estaba en buzón de mensajes.

-¡Maldición!-exclamo mientras buscaba otro número en su celular, y este repicó... sin embargo nadie contestó...

Lali debía de estar, miró su reloj para corroborar la hora, en el quinto sueño y su jefe en el mismo lugar... Aún era muy temprano para cualquiera que se hubiese acostado a las tres, cuatro o cinco de la madrugada. Como suponía, habían hecho ellos o mas tarde, si estaban con sus respectivas parejas.

Agustín bajo su celular de su oído-No contestan... -ella se mordió el labio inferior

-¿Y entonces...?

-Creo que tendré que esperar a una hora mas decente para llamarlos... -le acarició el rostro a ella- Sea lo que tenga planeado Aníbal, creo que podrá esperar a que tanto Lali como Pablo se despierten... -ella asintió, pensando en que por lo menos tendrían hasta la noche o mas allá... ya que ella no iba a ir a aquella cena, y por tanto el plan original de Aníbal se iría por el coladero- Ahora... solo quiero hacer algo... -dijo él y ella le miró perdiéndose en sus ojos mientras él acercaba su rostro al de ella y le besaba profundamente, haciéndole perder noción acerca de lo que sucediera a su alrededor.

Sintió el sonido de su celular pero no le dio importancia. No, mientras estuviese perdida entre sus brazos, recostada contra su pecho... después de haber hecho el amor... ¿cuantas veces?... en ese momento no tenía ni cabeza para hacer la cuenta... lo único que sabía es que llevaba, máximo, media hora dormida y fuese quien fuese podía esperar una o quizás dos horas mas...

-¿Lali...? -le hoyo decir entre su nebulosa de sueño...

-¿Um...? -logró musitar, aun dormida...

-Sonó tu celular... -dijo Peter, al parecer no estaba dormido, porque su voz se escuchaba clara...-

-Que suene... -volvió a hacer un "Um" recostándose mas contra su pecho, el sonrió y le acarició el cabello- ¿Tu no duermes...?

-Estoy exhausto pero hay algo que no me deja cerrar los ojos -ella pudo levantar la mirada, pero a la vez bostezó-Pero si tu si puedes dormir hazlo, no te preocupes por mi... -sintió como ella le acariciaba el rostro y se acercaba a él, quedando sus labios solo a milímetros-

-¿Puedes decirme que es lo que no te deja dormir?

-No se... -respondió él- Es como un presentimiento... como si hubiese algo ahí que no me dejase estar tranquilo y que me hace mantenerme alerta... -sus labios se encontraron en un beso profundo, lento, y tierno...-

Lali separo lentamente sus labios de los de él- Me pasa siempre que estoy en una misión... -bostezó- Es mas, no se porque no siento eso ahora.... ahora solo quiero dormir... -respondió ella y el le estrechó contra su cuerpo

-Entonces duerme... -le dijo, mientras los ojos de ella se cerraban poco a poco, acompañados por una orquesta de bostezos....-

-¿Seguro que estas bien? -preguntó ella en medio de un bostezo...-

-Seguro... tranquila, duerme... -le dio un beso en la frente- Yo cuidaré tu sueño y trataré de dormir también...

En efecto, el estaba cansado, sentía que no podía con su alma pero en cuanto se le cerraban los ojos empezaban a surgir imágenes que no quería vislumbra. Su padre haciéndole daño a aquella mujer que significaba su mundo entero. Su padre lastimándola... su padre gritándole y él siendo un impotente espectador, sin poder hacer nada para evitarlo... eso era lo que no le dejaba dormir... no la ansiedad de la misión como había pensado ella...

Y es que perderla sería para él lo mismo que morir...

La escuchó decir algo inteligible mientras pegaba su cuerpo desnudo contra el suyo y se quedó mirándola... no sabiendo que pensar, no sabiendo que decir acerca de su sueño... lo único que quería era que el tiempo se detuviese allí, para no tener que temer a perderla alguna vez. Para tener la certeza que ella iba a estar a su lado por siempre.


Solo quedan SEIS capitulos para el gran final
Gracias!

_________________
DiegoyRoberta ThiagoyMarianela DiegoyRoberta

LuayArthur LaliyPeter DulyChris
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hojasenblanco.foroargentina.net
Ione_nav
Miembro junior
avatar

Mensajes : 153
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 29
Localización : Estella, Navarra, Spain

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Mar Oct 11, 2011 5:05 am

por favor que no le pase nada a Lali...
Me encantó el cap. espero más pronto!!!!
un beso linda.
Ione
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lillyana
Miembro junior
avatar

Mensajes : 138
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Mar Oct 11, 2011 12:47 pm

La puta madre mariana contesta ese celular, de eso depende tu vida nena.
por dios ya veo q lo q soño peter asi es q anibal se va a vengar, minimo la viola y la maltrata delante de peter. q trauma
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mais020291
Miembro junior
avatar

Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Lima, Peru

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Mar Oct 11, 2011 11:41 pm

Wow este capi si q estuvo caliente! Jajaj

Estoy empezando a amar a la pareja agus-cande, son re tiernos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mariacheta
Miembro junior
avatar

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 25
Localización : san miguel

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Miér Oct 12, 2011 9:16 pm

la pucha che ya se q lali esta re cansada
de tanta accion con peter pero nena atende el celu
Sad

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carlita
Admin
avatar

Mensajes : 741
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Rosario, Argentina

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Vie Oct 14, 2011 1:12 pm

CAPITULO 38

Despertó con el sonido de los carros fuera de la ventana, y sonrió mientras se pegaba mas contra el cuerpo desnudo que yacía a su lado. Le sintió decir algo inteligible, así que levantó la mirada hasta encontrar su rostro; aquel que, debido a su perfección, parecía esculpido por los antiguos griegos...

De verdad podría, fácilmente, acostumbrarse a levantarse de esta manera cada mañana.

Hasta el momento no se había dado cuenta que había estado muy sola; a pesar de estar rodeada por muchas personas. Primero había sido la academia; donde a pesar de tener grandes compañeros y amigos como Poli y Agustín; había sido la mas solitaria del curso... justo porque su padre era el director. Luego la carrera militar donde, aunque tenía que trabajar en equipo, nunca tuvo una persona con la cual compartir sus tristezas y alegrías; guardándolas, en cambio, en lo mas profundo de si... para no mostrárselas a nadie. Y finalmente su carrera como agente secreto; donde, a pesar de tener a sus amigos; sumándole ahora a Rochi, muchas veces estaba
apartada.

Se quedó mirándole fijamente.

Y ahora se sentía tan bien con él que... que moriría si tuviese que apartarse de su lado, si no pudiese despertar de nuevo a su lado. Si sus labios no volvieran a rozar los suyos, si sus ojos no pudiesen perderse de nuevo en los de él.

¿Que le había hecho para que dependiese así de él...? ¿Un encantamiento? ¿Hipnosis?

No lo sabia... lo único que sabía era que acababa de tomar una decisión; y esa.... esa decisión era la mas importante que había tomado en toda su vida; y todo por él; porque, a pesar que cuando se conocieron había sido un engreído, arrogante, gigoló.... un bastardo completo. Ahora.... ahora le había dado lo más importante que le habían dado en su vida: Amor.

Acarició su mejilla, llegando hasta el mentón; sintiendo como el emitía algo parecido a un ronroneo y le abrazaba mas fuerte, pegándole contra si. Sonrió, estaba feliz que él hubiese podido quedarse dormido; así que optó por no despertarlo, y en cambio, le dio un beso en el puente de la nariz y se levantó de la cama con mucho cuidado para evitar despertarlo; y se encaminó hacia el cuarto de baño; tenía que ducharse e ir a la agencia: necesitaba hablar con Pablo.

Entró a las oficinas de las agencias, y vio como todo el mundo corría de un lado a otro... algo debía de haber pasado, nunca la agencia estaba tan ajetreada.... corrió buscando una cara familiar, pero no hallaba a nadie a quien preguntarle y que tuviese el tiempo de responderle. Así que siguió caminando hacia el interior de la agencia; rezando encontrar a Pablo.

En ese momento chocó con alguien....

-Lo siento.... no estaba mirando al frente –dijo Stefano a la vez que se puso a recoger unos papeles que se le cayeron

-Tranquilo.... –Agustín se agachó para ayudarle-Pero ¿que sucede? ¿Porque hay tanto movimiento?

Stefano lo miró con los ojos abiertos como platos- ¡¿No sabes que ya tenemos la orden?!

-¿La orden? -le miró sorprendido.

-La orden de aprensión contra Aníbal... Pablo envió esta madrugada las pruebas que consiguieron Mariana y el hijo de Aníbal en la fiesta a la corte internacional; y hace como una hora llego la orden para que este fuese capturado de inmediato. -se levantó sosteniendo sus papeles y Agustín le entregó los que había recogido- El jefe nos tiene a todos corriendo ahora. Ahora mismo deben estarle embargando a Aníbal todas las cuentas a su nombre y sus propiedades.

-¿Y Aníbal ya fue capturado?

-No sé pero ojala lo condenen de por vida...

-Ojala.... -vio que Stefano se disponía a irse- ¿Donde esta Pablo?

Stefano se encogió en hombros- No se.... -señaló a lo lejos- Pero allá esta Rochi; quizás ella sepa donde esta el jefe. -siguió la dirección de la mano de Stefano y al fondo, hablando con un agente, estaba Rochi con su rubia melena. Le agradeció a Stefano y salió corriendo hacia donde esta estaba.

La alcanzó y ella le sonrió.

-¿Donde andabas eh?....

Agustín se paso una mano por la nuca-Por ahí... -la escuchó reír- Me dijo Stefano que ya lo tienen...

Rocío mantenía una sonrisa en su rostro- Lo tenemos.... ahora mismo hay agentes confiscando cada una de sus propiedades; ojala esté en una de estas porque si no, toca hacer escándalo con el ejercito.

-Suerte con eso.... –Agus suspiró- ¿Sabes donde está el jefe?

-Te diré si me dices CON QUIEN estuviste anoche... -rió al ver como él levantaba la ceja- Tranquilo.... -dijo entre risas- Solo molesto; debe de estar en su oficina o si no por ahí cerca; no lo he visto salir de acá desde que llegamos de mi casa... -tosió- Digo... desde que...

-Si.... ya entendí -le dio una palmadita en el hombro- No te preocupes que ya entendí... -le guiñó el ojo- Entonces ya te dejo trabajar antes que a Poli se le ocurra moverse de donde está.... -salió corriendo mientras, tras de sí, la oyó reír y luego dar una orden hacia alguno de los agentes.
Puede que las cosas estuviesen zanjadas pero debía advertirle a Poli acerca de Aníbal y su posible plan macabro contra Mariana.

Despertó sintiendo el vacío a su lado, y se sobresaltó. ¿Que hora era?... miró el reloj y abrió los ojos como platos; era más de medio día... ¡¿había dormido tanto?! Buscó alrededor y encontró su boxer tirado al lado de la cama, así que lo levantó y se lo puso... levantándose de la cama...

¿Donde estaría ella? Sonrió al sentir el sonido de la llave del agua al cerrarse... es un indicio siempre que tus preguntas son respondidas tan pronto te las planteas; por tanto, no era una locura aproximarse al baño, tal como lo estaba haciendo en ese momento, tomar la perilla de la puerta del baño y girarla, como se proponía a hacerlo en ese mismo instante o acercarse a ella y abrazarle por la cintura, mientras ella se veía en el espejo, para sentir como su cuerpo húmedo se pegaba contra el suyo; y ver su sonrisa en el espejo, tal como la veía en ese momento.

Estaba en el paraíso.

Acercó su rostro a su cuello y la sintió estremecerse, mientras un suave olor a jabón de ducha invadía sus sentidos.... lentamente apartó sus cabellos, colocándolos en su otro hombro, y con un leve roce le besó, sintiendo como ella soltaba todo el aire que guardaba en sus pulmones.... así que la volvió a besar, mientras ella, alzando sus manos, le acariciaba la nuca.

-¿Por que no me esperaste para tomar la ducha?

-Porque te veías tan perfecto durmiendo que no me atreví a despertarte -sus ojos se encontraron en el espejo mientras el soltaba el amarre de su toalla; dejándole al descubierto para él y sus manos.

-Si era para estar en la ducha contigo.... no me hubiese molestado que me despertaras -sus manos coronaron sus pechos, masajeándoselos, mientras ella gemía- ¿Que vas a hacer hoy?

-Ir a la agencia.... -su respiración empezaba a sonar acelerada- Tengo que hablar con Poli... ¿tu...?

-Quedé de verme con Candela; me va a presentar a su socio para ya cerrar el trato de lo de la publicidad. -con sus manos empezó a pellizcar sus sensibilizados pezones-

-Ella no me da buena espina....-dijo, pero un gemido de sus labios le interrumpió- No se.... hay algo extraño en eso del socio.

-¿Sigues paranoica....? -beso su oído- No tienes que preocuparte por mi y por Candela, sabes que solo tu tienes dominado mi corazón... sabes que nunca sería capaz de ir tras otra mujer que no seas tu y además ahora lo importante no es Candela; ahora lo importante es que mi papa este en la cárcel para estar juntos sin preocuparnos por nada mas -la oyó gemir, y sonrió- ¿Sabes que estaba pensando?

Mariana mantenía los ojos cerrados disfrutando las caricias- ¿Um...?

-Que no quiero volverme a despertar sin ti a mi lado... -una de sus manos se deslizo por el abdomen de ella, dirigiéndose hacia aquella parte de su anatomía que empezaba a humedecerse, mientras la otra seguía acariciando y pellizcando sus pechos- Quiero que estés a mi lado por siempre -ella gimió al ver en el espejo como la mano de el se perdía entre sus piernas- Quiero... -le acarició y ella gritó- Quiero que cuando todo esto de mi padre termine nos vayamos a vivir juntos...

-Y... yo ta... también... -alcanzó a decir entre gemidos-

-Pero no solo eso.... -le dijo, acercando sus labios al oído de ella- Quiero... quiero que no solo vivamos juntos, quiero que seas mía, como yo lo sea de ti.... -acarició con uno de sus dedos el punto mas sensible de la piel de ella; y esta soltó un gemido aún mas fuerte, arqueando su espalda hacia el; mientras sus ojos se cerraban... -Quiero.... quiero que te CASES conmigo...

Y allí fue cuando una explosión de colores bailó frente a los ojos de ella y cuando su cuerpo entero se estremeció, haciéndole perderse en lo más recóndito, haciéndola gemir por lo alto y abrazarse al cuello de él para evitar caerse, pues sus piernas ya no sostenían su peso.

-Te amo... -le dijo al oído; sosteniéndola, mientras sentía como ella volvía de la estratósfera- Como nunca he amado a nadie en mi vida... cásate conmigo –la escucho murmurar algo, que no alcanzó a oír- ¿Que dices...?

-S.... si...... -logró decir ella, volteando a verle- Si quiero casarme contigo -le acarició el rostro, deteniéndose en los hoyuelos que se le formaron al sonreír- Quiero estar contigo por siempre y para siempre...

-¿Hasta estar los dos arrugaditos como uvitas pasas?

-Hasta estar viejitos, viejitosss....

-¿Y me vas a amar cuando sea viejito y feo? -paso su mano por su cabello

-Te voy a amar así seas el viejito mas feito y arrugado del mundo -le besó- Aunque dudo eso de feito porque para mi serás hermoso, papacito, divino por siempre...

Peter sonrío-Eso.... súbeme el autoestima.... -ella rió con ganas- ¿Sabes que quiero hacer ahora, próxima señora de Lanzani? -ella negó con la cabeza, y luego rió cuando el la alzó del suelo y la llevo en brazos hacia la ducha -Quiero darme contigo esa ducha que me negaste al no despertarme.

Llegó a la oficina de su jefe y tocó, para luego entrar tras un "pase" que vino de tras de la puerta de madera gruesa. Y allí estaba, Pablo, rodeado por papeles y con una cara de no haber dormido ni cinco minutos aquella noche.

-Buenos días.... –dijo Agustín, plantándose frente al escritorio de su amigo- Veo que no dormiste bien.....

-La frase clave ahí fue "NO DORMISTE".... –Pablo le sonrió-Pero no me quejo.... las razones para no hacerlo fueron del peso suficiente.

-Me lo imagino –dijo el rubio sonriendo, sin embargo de inmediato volvió a ponerse serio- Necesito hablar seriamente contigo....

Pablo señaló el asiento frente a si- Habla ahora o calla para siempre.... -esperó a que Agustín tomara asiento y prosiguió tras tomar un sorbo de su café- Es acerca de lo que te mande a hacer ¿verdad? -vio como Agustín asentía- ¿Que averiguaste con Candela...?

-De todo un poco pero lo mas importante es que saquemos de inmediato a Mariana y al hijo de Aníbal del alcance de este.... -vio como su amigo levantaba la ceja dubitativo, así que continuó- Candela me contó que Aníbal sabe hace tiempo lo de su hijo y Mariana; y no dudo en el hecho que tenga algún plan en contra de ambos y yo se que ahora mismo hay una orden de aprensión contra el y todo eso pero ese hombre es escurridizo; y mas aun, está loco. Podría hacer cualquier cosa para destruir a Mariana y más a su hijo: te aseguro que a este hombre le importa un bledo la sangre....

-¿Y Candela es de fiar....?

-Completamente.... -dudo un segundo- Aunque.....

Pablo se recostó en su silla cruzando sus brazos sobre su pecho-¿Aunque....?

-Aunque creo que no me cuenta la verdad completa.... no se, creo que ella tiene que ver en la venganza de Aníbal o algo así, porque me dijo algo así como "y mas ahora que yo no voy a estar".... es como si la ausencia de ella fuese a dañar de alguna forma el plan de Aníbal y esto lo volviese mas loco....

-Creo que te tomaré la palabra.... -sacó unos papeles de su escritorio y se los pasó a Agustín- Pero hay otra duda mas que tengo de la tal Candela "Vetrano" -Agustín bajo la mirada y vio en los papeles el nombre de "Camilo Ducon"... era algo así como el papel que certificaba su muerte; y en este se especificaban algunos aspectos personales, como que era viudo, su dirección, el tipo de sangre, el nombre de su UNICA hija, Candela Ducon.....

Agustín elevo la mirada hacia su jefe-¿Crees que sea la misma Candela?

-La edad concuerda....

-¿Entonces Camilo Ducon es el papá de Candela que murió de alcohólico....?

-¿De eso te dijo ella que se había muerto?

-Si ¿por que preguntas...?

-Porque en este documento se especifica que murió tras varios disparos a quema-ropa; entre los que se resalta uno en el corazón, uno que reventó la caja torácica y otro que fue directo a la mitad de los ojos-Agustín solo pudo estremecerse tras la descripción-

-¿Si será la misma Candela....?

Pablo pasó la hoja del documento y salio una foto de Candela, claro con unos cinco años menos...- ¿Es la misma Candela que conoces? -Agustín trago seco

Caminaba por la sala vestida solo con la camisa que estaba impregnada con el perfume de él.... había salido de ducharse y esta había sido la primera cosa que había encontrado en la habitación para ponerse.

Quería sentir como su olor le rodeaba....

Llegó al estudio y lo abrió girando la perilla, no tenía candado así que no veía porque no investigar un poco, llegó al escritorio y sobre este encontró un montón de papeles; muchos de estos eran contables de la compañía de Aníbal, era de esperar encontrarlos ahí, ya que trabajaba para Aníbal, así que no se escandalizó y siguió chismoseando.... hasta que encontró unos papeles que, en la parte superior, tenían una marquesina que decía "OSN", levantó la ceja y empezó a leer uno de estos, eran algo sobre seguridad nacional, sobre un caso de narcotráfico....

Pasó la hoja y quedó petrificada al leer el nombre de Aníbal y.... ¿y el de su padre....? "Camilo Ducon..." y entonces su mirada se deslizó por el papel, para encontrarse con el nombre que tanto temía encontrar "AGUSTÍN SIERRA. AGENTE SECRETO OSN". Soltó el papel como si este quemara... mientras, en su interior, su corazón se rompía como un vidrió al chocar con el suelo.

¡Chan! ¿Se imaginaban eso de Candela?
Poquitisimo para el final.
Beso!

_________________
DiegoyRoberta ThiagoyMarianela DiegoyRoberta

LuayArthur LaliyPeter DulyChris
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hojasenblanco.foroargentina.net
Mais020291
Miembro junior
avatar

Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Lima, Peru

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Vie Oct 14, 2011 4:13 pm

Wow! no me lo esperaba para nada!

Ahora entiendo todo.. entiendo a Cande

AYYY MASS
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lillyana
Miembro junior
avatar

Mensajes : 138
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Vie Oct 14, 2011 5:12 pm

ya veo q candela entendio TODO mal, definitivamente por dolor va ir y va a seguir el plan de anibal y mariana y peter se van a ir directo al sufrimiento. noooooooooooooooooooooooooooo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ione_nav
Miembro junior
avatar

Mensajes : 153
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 29
Localización : Estella, Navarra, Spain

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Vie Oct 14, 2011 7:13 pm

Grande Carla!!!! No me esperaba lo de Cande para nada,
pero no se que me da que el plan de Anibal no va a cambiar.
Espero que no les pase nada a ninguno.
Un beso
Ione
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mariacheta
Miembro junior
avatar

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 25
Localización : san miguel

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Sáb Oct 15, 2011 8:57 pm

aaaay ay ojala q cande no se enoje ni nada
unas re ansias teng x saber q va a pasar
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
VikiContardo
Admin
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 21
Localización : Santiago, Chile.

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Dom Oct 16, 2011 8:26 pm

Wow.
Cada vez menos para el ¡GRAN FINAL!

Me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.

_________________

Mi razón de vivir. Mi razón de crecer. Mi razón de soñar.
Victoria~

Sigueme en: @PeterLanzaniCh & @NicoVazquezCh
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carlita
Admin
avatar

Mensajes : 741
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Rosario, Argentina

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Lun Oct 17, 2011 8:45 am

CAPITULO 39

Entró por las puertas de la recepción corriendo... tenía que detenerla; de alguna forma tenía que evitar lo que sea que ella pensaba hacer. ¿Que tanto puede decirte un mensaje de texto que, solamente, tenía escrito un "adiós"? ¿A que se refería con eso?; es mas... ¿por qué lo había escrito?

Marcó el botón del ascensor y esperó... ¿acaso ella, al mismo tiempo que él, se había enterado de toda la verdad? ¿Acaso....? No, por favor, que no haya sido lo que estaba pensando, había dejado los documentos del caso a la vista, de seguro... ¿los habrá visto? ¿Habría ido al estudio y había encontrado todos esos expedientes que incriminaban a Aníbal, y que tenían su "hermosa" firma encima. ¿Por que no los había guardado en otro lado? ¿Y porque el maldito ascensor no llegaba...?

Optó por usar la escalera; así que dio media vuelta, corrió cuesta arriba saltándose de a dos escalones.

Si lo había encontrado, entonces ¿que había hecho ella? ¿Por qué le había mandado ese mensaje?; esperaba que no fuese al extremo de quitarse la vida, aunque considerando todo lo que había pasado a su alrededor en los últimos años, no sería raro que lo hiciera... ¡¡¡NO!! Se golpeó mentalmente por haber pensado en esa posibilidad, ella era fuerte, ella debía ser más fuerte que eso...

Llegó a su piso, y rápidamente corrió hasta su puerta sacando las llaves de su bolsillo e introduciéndolas en el cerrojo erráticamente: debía calmar sus nervios... ¡¡PERO AL DEMONIO QUE NO PODÍA!! Luego que la puerta se abriera echó un vistazo a dentro...
NO había nadie, entró rápidamente en la estancia, todo estaba donde lo había dejado, todo.... menos ella

Entró a la habitación y estaban sus cosas, pero las de ella no. Es más, una de sus camisas, la que había usado la noche anterior, estaba sobre la cama perfectamente doblada... se acercó a esta y la tomó en sus manos: olía a su perfume. Rápidamente se dio la vuelta, dejando caer la camisa de nuevo a la cama, y entró a su estudio, allí estaban sus papeles, y al verlos se dio cuenta que sus suposiciones eran ciertas: ella los había visto y lo sabía porque encima de todos, abierto, estaba el informe sobre Aníbal donde se hablaba de Camilo Ducon... SU padre.

Rápidamente salió del estudio. Bien podía imaginarse lo que ella había pensado, que se había acercado a si para sacarle información, que lo único que le importaba a él era sacarle todo lo posible sobre Aníbal, que todo lo que le había dicho la noche anterior; y que peor aún... aquellos besos no habían significado mas para él que una simple estrategia para sacarle información.
Maldijo en voz alta y fue hacia el intercomunicador.

-¿Diga?
-escuchó hablar al portero al otro lado de la línea

-¿Usted vio a una chica pelinegra salir de aquí?

-A si, la morocha.... salió hace como media hora e iba llorando. ¿Sucedió algo?


-No... No... Es que la llamaron unos familiares que hubo un.... un asunto; ya sabe -debía alejar cualquier sospecha- Y pues le dije que me esperara para llevarla, porque no podía conducir en ese estado. Pero al parecer no quiso hacerme caso.

-Ah pobre muchacha; ojala todo este bien en su familia pero tranquilo señor, la señorita no se fue conduciendo... tomó un taxi.


Agustín dejo escapar un suspiro, como si se tranquilizara- Eso me deja mas tranquilo... será mejor que la llame al celular, es un poco testaruda ella. Muchas Gracias por decirme.

-A sus órdenes....

Colgó.... ¿que debía hacer ahora?.... marcó al celular de Candela, pero este estaba apagado, ya que lo enviaba al buzón de voz; así que hizo otro intento y esta vez le dejó un mensaje de voz. y al terminar, tiro el celular al sofá y se dejo caer en este mismo. Luego se pasó la mano por el rostro; de verdad esperaba que ella escuchase el mensaje, porque si no... Su próxima misión sería buscarla hasta debajo de las piedras si era necesario. Y no... Él no era de los que se rendían fácilmente.

Se quedó unos minutos mirando el vacío, ¿que debía hacer? ¿Esperar que ella le llamase? ¿O ir a buscarla? ... estaba deliberando sus posibilidades cuando su celular sonó, haciéndolo saltar, literalmente, de su asiento, y tratar de agarrar el celular erráticamente ¿sería ella....? - su emoción se dispersó al ver el nombre de su jefe en la pantalla.

-¿La encontraste?


-No.... -suspiró- Se fue.

-¿No hay ninguna pista que te diga donde fue...?


-No... -ambos suspiraron al mismo tiempo-

-Entonces vuelve acá; yo se que es difícil, me imagino que ese mensaje de texto quería decir que descubrió todo. Pero creo que ella llamará cuando esté preparada para escuchar tu versión de los hechos. No sé que ha pasado entre tu y ella, y la verdad no voy a preguntarte pero sé que en este momento lo que ella necesita es pensar.


-¿Y si vuelve con Aníbal, y le dice todo lo que descubrió? -expresó su mayor temor-

-¿Crees que lo haga?


Agustín luego de pensar un par de minutos en ella, en sus lágrimas la noche anterior, en todo lo que le había dicho.... en la forma en que le había confesado todo lo que le había pasado en su vida, respondió- Si a mi en este momento me odia... a el lo detesta.

-Ok... eso dice bien de ella.
.. -Agustín estuvo tentado de sonreír- En fin, ahora lo que tenemos
que hacer es atrapar a la alimaña de Aníbal; luego, si necesitas, puedo usar todos mis recursos para ayudarte a encontrar a la chica. Tú sabes, tengo la información necesaria para encontrar a cualquier persona en el mundo, y Candela no será la excepción.


Agustín suspiró, y fue a agradecer a su jefe, cuando una tercera voz irrumpió en la línea telefónica.

-¿Candela....?

Poli volteó a ver hacia el umbral de su puerta, y allí, de pié y con los labios entreabiertos, encontró a Mariana.... blanca como el papel.

Otra lágrima se derramó por su mejilla.... otra más de las tantas que había llorado ese día. ¿Por que demonios todas las personas que, en algún momento había llegado a apreciar, terminaban por lastimarla? Así había pasado con su padre, así había pasado con Aníbal... así acababa de pasar con Agustín.

¿Acaso creían todos que ella era un muñequito con el cual podían jugar...? O es que acaso ella lo era.....

Otra lagrima más. Y el taxista la miró por el retrovisor mientras se la limpiaba.

-Yo no debo meterme -le escuchó decirle y levantó la mirada- Y no sé porque llora, pero déjeme decirle un consejo que le dio mi madre a mi hermana, a ver si le es útil: "ningún hombre merece sus lagrimas; y el que las merece, nunca la hará llorar. O por lo menos no concientemente..." a veces los hombres somos un poco inconcientes de lo que pasa a nuestro alrededor y cometemos errores que no podemos luego reparar.

Ella estaba pensando si el error de él había sido acercarse a ella.

-Espero que le haya servido mi consejo... -concluyó el taxista, y ella le sonrió, aún con las lágrimas en sus mejillas.

-Si.... gracias.

El hombre volteó a ver hacia el camino, la llevaba a un pequeño apartamento en el sur de la ciudad que, según había leído en una carta que había encontrado en medio de los documentos de su padre cuando tenia quince años, junto con el título de propiedad, pertenecía a la familia de su madre. Mil veces lo había escuchado maldecir buscando el papel que ella había guardado dentro de uno de sus peluches {a veces la aguja y el hijo eran muy útiles}, el cual se había llevado consigo hasta cuando se fue a vivir con Aníbal.

Pobre taxista, lo había hecho esperar horas mientras se aseguraba que nadie estaba en su apartamento para ir en busca de sus cosas a su apartamento; las cuales encontró desordenadas, casi destruidas... se notaba que Aníbal había tenido un arranque de rabia ahí. Sin embargo el hombre no podía quejarse, le había pagado con una de las muchas joyas caras que le había regalado Aníbal. Un brazalete de oro puro con incrustaciones de diamantes que siempre había sido su favorito. Luego de tomar algunas joyas, para entregarlas a cambio de algo, había tomado alguna ropa y su peluche, y había salido de aquel apartamento para nunca más volver.

Dio un ultimo vistazo a las calles, y cerró los ojos permitiéndose pensar en él... como le había pegado contra si, y le había acariciado el cabello... la suavidad de sus labios rozando los suyos.... el embriagante sabor de sus besos... el calor y la paz que había sentido al despertar a su lado y la forma tan deliciosa en que su voz pronunciaba su nombre.

Frenó sus pensamientos: podría no ser cruel como su padre o como Aníbal. Pero se había aprovechado de ella... le había mentido.

Entonces sintió un impulso; tomó su celular y lo encendió.... viendo que tenía un mensaje de texto: podría ser de Aníbal o de Agustín.... ¿se arriesgaría a escucharlo...?

Lo hizo y entonces escuchó su voz en el contestador:

"Candela... ya se que no quieres saber de mí, lamento no haberte dicho toda la verdad pero, aunque suene de cajón, fue por tu bien -le oyó suspirar- Mira, puede que al comienzo me haya acercado a ti por mi misión, -le dolió oír eso y estuvo tentada a colgar, pero siguió escuchando- Pero lo que te dije anoche no fue mentira: te quiero.... -hizo una pausa- No sabes cuanto; y te juro que nunca te mentí en lo que te dije, nunca expresé sentimientos que no sentía y mucho menos te abracé y te besé sin querer hacerlo.... -"beeep...." sonó el final del mensaje, y ella maldijo por lo bajo ¿ahí quedaba? ¿No le decía mas?...entonces sonó un -usted tiene otro mensaje de voz-, así que volvió a marcar- "Perdón esto no deja poner mensajes largos -le oyó suspirar, y no pudo evitar sonreír- Te decía que cada beso fue de verdad... lo sentí: te quiero a mi lado; y no como una misión, te quiero de verdad... por favor, no cometas una locura y vuelve... -¿una locura...? ¿Que pensaba él que iba a hacer?- Ojala escuches este mensaje... -concluyó él con un suspiro cansado, y sintió como colgaba el celular.

¿La quería....? ¿De verdad....? Una sonrisa se pintó en sus labios, estaba tentada a marcarle de regreso, decirle que también lo quería.... ¡¡¡PERO NO SE LO DEJARÍA TAN FACIL!!! Una cosa es que la quisiera... lo cual, por cierto, aún debía deliberar, debía de escuchar mas veces ese mensaje para saber si lo decía en serio. Hizo la anotación mental de hacerlo en cuanto llegara al apartamento pero otra cosa es que, independientemente de todo, él le había ocultado información...

“¡TU TAMBIEN!”
le dijo una voz interior pero optó por omitirla.

Y además.... en ese momento no podía tomar decisiones... tenía que ubicarse en su apartamento, debía organizarse un poco y luego tomar decisiones; ya que también había otro asunto: Aníbal... las cosas que ese hombre le había hecho no podían quedarse así. Y aunque esperaba que Agustín y sus compañeros atraparan a ese hombre, a su parecer, este merecía más que quedar entre rejas.... merecía morir, lenta y dolorosamente.

-¿Dijiste Candela....?-volvió a preguntar Mariana todavía estática

Pablo todavía tenía el celular en el oído- Si... ¿por qué?

-¿Candela Vetrano....? -ella aún estaba en el umbral de su puerta, paralizada. Pablo se preguntó acerca del apellido, y luego se dio cuenta que este era el que le había dicho Agustín que era el de la chica, cuando estos se habían presentado. Le dijo a Agustín que volviera a la oficina y, luego de colgar, volvió su atención a Mariana.

-Si, Candela Vetrano.... o mas bien "Ducon" -vio como Mariana abría los ojos- Trabaja o trabajaba, no se bien, con Aníbal... Agustín tenía la misión de acercase a esta y sacarle una cuanta información.

-Ca-Candela ¿Ducon?... -tartamudeó Mariana, sintiendo como su cuerpo empezaba a temblar, Pablo se acercó a ella para entender un poco su reacción, pero ella se alejó gritando....- ¡¡ES UNA EMBOSCADA!!

-¿Qué...? -preguntó Pablo perplejo, nunca había visto esa mirada en su amiga, nunca la había visto tan temblorosa, tan asustada, tan desesperada...- Explícame bien... -uso un tono tranquilo para intentar calmarla- ¿A que te refieres con que es una emboscada...?

-¡¡¡A QUE LA PERRA ESA TIENE UN TRATO CON ANÍBAL PARA DESTRUIRNOS A JUAN PEDRO Y A MI!!!... -su labio inferior le temblaba- ¡Ahora entiendo todo, porque no me daba buena espina...! Esa perra, esa... esa.... estaba confabulada con Aníbal para destruirnos, fue a ofrecerle un negocio a Peter en la empresa de publicidad, y se aparecía a cada rato, y se le encimaba. ¡¡¡ESA ZORRA!!! ¿No lo entiendes Pablo?, si se le perdió de vista a Agustín es porque, de seguro, va a cumplir la cita que hizo con Peter para "hablar de negocios" y esa debe ser una emboscada de Aníbal... ¡¡¡VA A HACERLE ALGO A PETER!!!

Pablo la tomo de los hombros- ¡CÁLMATE!; Piensa con cabeza fría...

-No puedo...-le respondió Mariana mientras sentía como una lágrima resbalaba por su mejilla

-Te entiendo... –él suspiró- Pero piensa ¿donde quedaron de verse Juan Pedro y Candela?

Mariana se masajeo fuertemente la frente mientras sus ojos miraban directo a los de Pablo cuando un recuerdo le vino a la mente.

-¿Que vas a hacer hoy?-le pregunto Peter

-Ir a la agencia.... -su respiración empezaba a sonar acelerada-Tengo que hablar con Poli... ¿tu...?

-Quedé de verme con Candela; me va a presentar a su socio para ya cerrar el trato de lo de la publicidad. -con sus manos empezó a pellizcar sus sensibilizados pezones-

-Ella no me da buena espina....-dijo, pero un gemido de sus labios le interrumpió- No se.... hay algo extraño en eso del socio.

-¿Sigues paranoica....? -beso su oído-No tienes que preocuparte por mi y por Candela, sabes que solo tu tienes dominado mi corazón... sabes que nunca sería capaz de ir tras otra mujer que no seas tu y además ahora lo importante no es Candela; ahora lo importante es que mi papa este en la cárcel para estar juntos sin preocuparnos por nada mas -


Una lágrima recorrió su mejilla, mientras negaba...

-No se... no me dijo... -se tapó el rostro con la mano- Y Peter me dijo que estaba paranoica -dio un puño al marco y se acordó de su celular; así que tomándolo en su mano, marcó sin obtener respuesta- ¡Demonios! -casi gritó- ¿Por qué demonios cuando uno necesita hablar con alguien, este no contesta?

Pablo mantuvo una de sus manos sobre su hombro- Me pregunto lo mismo que tú. -su mirada fue hacia mas atrás que ella.... hacia Rochi que acababa de llegar.

-¿Sucede algo? -preguntó, y a los pocos minutos ya estaba enterada de todo; y junto a Pablo pensaba donde podría ser el encuentro...

-No creo que Candela se vaya a encontrar con él; según le entendí a Agustín, Candela huía de Aníbal... ella estaba muy mal, con moretones y cortes, cuando llegó donde Agustín" -le había dicho hace pocos segundos.

Ella pensó en las veces en que había visto a Candela, y en el hecho que siempre parecía haberse "caído" y "golpeado" con algo... todos esos golpes habían sido ocasionados por Aníbal y ella, en mas de una ocasión, había estado a punto de ser lastimada por el también: aún recordaba aquel horrible día en el que le había dejado marcado un moretón en la cintura que le había dolido horrores; dolor que había sanado en las manos de Peter.

-En dado caso si no va Candela –dijo Mariana, tratando de considerar la idea que esta no fuese tan tonta como para volver a "colaborarle" a Aníbal- Allí estará Aníbal; y no dudo que estará muy calmado al ver su plan caer. Peter está en peligro.

-Trata de tranquilizarte un poco Lali... llamé a Nicolás; me dijo que iba a averiguar donde era la reunión de Juan Pedro... así que ahora llamará para decirnos donde es....

-¿Y si podrá conseguirlo?-pregunto Pablo

-Cuando se lo propone, el pollo puede conseguir lo que sea-le respondió Rocío con una sonrisa
Pablo bufó y en ese momento entró Agustín a la oficina... Mariana volteó a verle, estaba enojada con él ya que no le había dicho una palabra acerca de lo de Candela; se habrían ahorrado tantas cosas. Sin embargo este enojo disminuyó al verle al rostro.... fruncía el ceño con preocupación... estaba pálido, mas que de costumbre, tenía bolsas en los ojos, de aquellas que recurren con la tristeza; pero lo peor... lo peor era su mirada perdida... distante... triste.

En ese momento se sintió enojada, MUY enojada con Candela; en cuanto la tuviese en frente iba a agarrarle de las mechas, le iba a arrastrar por toda la estancia y si era posible, la iba a amarrar, usando las mechas de su cabello como cuerdas, al ventilador de techo y luego lo encendería.

Y todo por meterse con las personas que mas quería: El amor de su vida y su mejor amigo; aunque, hasta el momento, este último llevaba la peor parte.... cosa que podría cambiar en un futuro cercano si no conseguían la ubicación exacta de la reunión de Peter.

Como si hubiese sido una señal divina, el celular de Rochi sonó.

-Hola pollis.... -tenía puesto el celular en altavoz, así que la voz de Nicolás resonó en toda la habitación.

-Hola Rochi... ya te averigüe lo que necesitabas
–ella noto como Pablo tomaba su pluma del escritorio y atraía un papel para escribir en él- Fui y chismoseé su agenda; dice "Reunión con Candela = cinco y media; Café Uva 76 con 83" -Mariana hizo anotación mental... ya sabía donde era; mientras veía como Pablo escribía la dirección en el papel- ¿Eso es todo lo que necesitas...?-

-Si, gracias pollis; te debo una.

Nico largo una risilla- ¡Y grande! Entrar a la oficina de "mi hermanito" no es tan fácil... en todo caso ¿para que necesitas saber eso?

-Lali anda un poco paranoica....

-¡Oh....! Entonces mándale un consejo de mi parte
-dijo, ignorando que la misma implicada le oía mientras hablaba- Dile que se relaje "chill out" Peter podría hacer cualquier cosa... menos herirle o engañarle: la ama.

-Y lo sabe.... solo quería tener el dato -vio que Poli le indicaba que cortara- Bueno pollis tengo que irme... ¿hablamos luego? -este asintió y luego de lo que podría llamarse una despedida, Rochi colgó.

-Yo voy... -empezó a decir Mariana pero Pablo le interrumpió.

-Voy contigo -empezó a ponerse el saco- Rochi síguete encargándote del asunto de los embargos a Aníbal -ella asintió y salió de la habitación, no antes de darle un abrazo a Mariana- Agustín; te necesito en tus cinco; ¿crees que puedas acompañarnos a Lali y a mi en el asunto de Lanzani?
-Agustín sintió- Bien, entonces vamos... -salió dando grandes zancadas, y Agustín y Lali le siguieron hasta que este último rompió el silencio.

-No es mala...

Mariana inmediatamente entendió de qué hablaba-No la defiendas

-Ella intentó decirme de los planes de Aníbal; esta mañana me urgió a que te llamara y te dijera que Aníbal sabía lo tuyo con Lanzani; me hizo jurar que los alejaría de Aníbal.... no va a estar ahí.

-¿Te contó sobre este plan macabro y que ella estaba inmiscuida?

-No.... pero sé que ella no estará ahí.

Mariana se detuvo al lado de la puerto del auto de Pablo- Espero que no te equivoques y lo digo por el bien de ella; porque si decidió seguir con los planes de Aníbal, y le pasa algo a Peter, soy capaz de asesinar a sangre fría.

Agustín suspiró y emitió un "yo también lo espero" casi inaudible, mientras se ubicaba en su asiento como copiloto.


Solo tres capitulos nada mas

_________________
DiegoyRoberta ThiagoyMarianela DiegoyRoberta

LuayArthur LaliyPeter DulyChris
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hojasenblanco.foroargentina.net
lillyana
Miembro junior
avatar

Mensajes : 138
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Lun Oct 17, 2011 11:26 am

ay por diosssssssssssssss agarraron a peter, me va a dar un infartooooooooooooooooooo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mariacheta
Miembro junior
avatar

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 25
Localización : san miguel

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Mar Oct 18, 2011 1:44 am

aaaaaaaaaay no estos momentos tensos
me ponen muy nerviosa me va agarrar un patatus
Shocked

que no le pase a peter
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carlita
Admin
avatar

Mensajes : 741
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Rosario, Argentina

MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   Mar Oct 18, 2011 2:06 pm

CAPITULO 40

El tiempo corría demasiado rápido pero, al contrario, el tránsito no lo hacía, era como si todos los semáforos se hubiesen puesto de acuerdo para ponerse en rojo, o como si todos los conductores se hubiesen puesto de acuerdo para atravesarse en el camino cuando estos se ponían en verde...

“¡¿PORQUE DEMONIOS NO SE MUEVE?!”
Gritó Mariana en sus adentros cuando un carro azul que estaba delante de ellos se detuvo aunque estaba el semáforo en verde... ¿es que no entendían la simple norma de conducción que decía "verde: arranca - rojo: detente"? ¡¿Tendrían que explicárselo con manzanitas?! Cinco segundos después, una eternidad para ella, el automóvil arrancó, y Pablo pudo meter el pie en el acelerador sobrepasándolo....

-Tranquilízate Lali... ya vamos a llegar...

Ella entendía las palabras de su amigo y jefe, es mas... sabía que debía hacerle caso ya que aunque no era una orden, era un consejo que estaba muy ligado a todos sus años de entrenamiento pero no podía, simplemente no había forma para tranquilizarse, no cuando la persona mas importante para si misma estaba en peligro.

-En serio.... ¿como puedes pedir que me tranquilice? -preguntó, mordiéndose una de sus perfectas uñas- ¡Demonios...! ¡Alguien que le diga a ese lento de adelante que este es el carril rápido....!

-Poniéndote como estas no vas a hacer nada.... -puso una mano sobre su hombro, y ella lo apartó

-¿Como quieres que no me ponga así? No tenemos idea de los planes de Aníbal, Y hay cosas que yo no puedo perdonar en la vida, y una de estas es que lastimen a las personas que mas quiero -volteó en su asiento para verlo- Recuerda, si ahí esta la noviecita esa tuya no esperes ninguna consideración de mi parte.

-Lo se... -respondió con un suspiro- Pero estoy seguro que no estará.

-Pienso lo mismo que él-acotó Pablo sin quitar la mirada de la carretera

Mariana los fulmino a ambos con la mirada- Mas le vale...

-Lali...-dijo Agustín en medio de un suspiro

-¡¡¡Lali nada....!!! Si ahí esta ella, ¡LA MATO!; de verdad la mato... un asesino en serie va a verse chiquito a mi lado; es mas... cualquier maniático de película de terror va a verse como un aficionado si me acerco a esa mujer...

-Entonces, por más que quiero encontrarla, ruego a Dios porque no este allí -le sonrió a Lali, pero antes de que ella pudiese devolverle el gesto, con la mueca que ya tenia preparada, sonó el timbre de su celular que indicaba que le había llegado un mensaje. Lentamente lo leyó...

-No entiendo... -dijo boquiabierta viendo el mensaje. -¿Que planea?

-¿Que sucede?-pregunto Agustín intentando ver por sobre el hombro de su amiga

-Aníbal me mandó un mensaje...-respondió ella mirando a sus dos acompañantes

Pablo frenó de inmediato...-¡¿QUE DICE?! -volteando a verle-

-Que necesita verme urgente en el café UVA, donde se citaron Candela y Peter.... -las lágrimas se agolparon en sus ojos- ¡Si esta planeando algo...! El va a hacer ALGO.... -las manos le temblaron y el celular se le cayó de estas-

¡¿Que plan maligno podría tener Aníbal?! ¿Por qué la quería allí?... miles de imágenes horribles pasaron por su cabeza, una peor que la otra y en cada una de esas imágenes había uno o mas muertos...

-¿Que esperas Poli? ¡¡Conduce!! -gritó su amigo, sacándola de sus caóticos pensamientos y el aludido arrancó de nuevo el automóvil, tras cabecear una vez- Lali, si Aníbal te quiere ahí es porque, de seguro, su plan es que veas algo que no quieres... quizá y el papel de Candela era "caerle" a Lanzani en el momento que tu llegases...

-¿Y que gana Aníbal ahí? -preguntó ella, aún paralizada... con las imágenes retumbando en su cabeza-

-Destruirlos a ambos...

Golpeteó con sus dedos la mesa haciendo sonar una melodía que tenía en su cabeza: "me enamora" de Juanes; y, tras echar una nueva mirada a su reloj, volvió la vista hacia la puerta... nadie llegaba, o por lo menos nadie que él reconociera. Hizo un escaneo rápido de las personas que estaban a su al rededor: amigos hablando, chicas riendo y en lo más recóndito del café parejas besándose; hizo mala cara. Debería estar ahí con Lali, no esperando a alguien que, de seguro, no iba a llegar... se sentía burlado.

Pero hizo nota mental de invitar a Mariana a un café como este cuando todo esto de su padre terminara y pudiesen estar juntos en público.

Suspiró y volvió a mirar su reloj; ella debía de haber llegado hace mas de quince minutos ¿le habría pasado algo?; sacó su celular para llamarle, pero maldijo cuando se dio cuenta que estaba descargado... ¿por qué últimamente se le olvidaba todo? como el hecho de poner a cargar el celular, se preguntó. Sin embargo luego recordó la razón, y esto le hizo sonreír...

¿Que mejor distracción que ella...?

Sus labios besándole, sus caricias, su sonrisa, la forma en que su cuerpo se acomodaba perfectamente al suyo, la suavidad de su piel y el leve sonido de sus gemidos, los temblores de su cuerpo cuando llegaba al orgasmo. ¡Oh Dios....! Debía dejar de pensar en ello pero no podía; ¿por qué? porque en su mente aun estaba la imagen de ella diciéndole cuanto le amaba, y aceptando su propuesta de matrimonio, desnuda, frente a su espejo...

Pronto... MUY PRONTO ella sería su esposa.... ¡¡¡SU ESPOSA!!!

Y despertaría a su lado cada mañana, y la besaría siempre que le diera ganas besarla y le gritaría al mundo cuanto la amaba, y pues ya, muchas cosas mas...

Su sonrisa se amplió aun más y de momento le importó un comino que le hubiesen dejado plantado; mejor así, podría salir de ese café e ir a la agencia para averiguar de primera mano como iba el caso de su padre... ayudar, si era posible, en algo para que todo fuese mas rápido y de paso huir con Mariana lejos de allí.

"Buen plan"
se felicitó a si mismo, y tras pasar unos cinco minutos, llamó a la mesera para que le diera la cuenta por la cerveza que se había tomado; de allí en adelante podía pedirle a Nicolás que se encargara del negocio de lo de Candela, al fin y al cabo no es que ese negocio le interesara mucho ahora: si se hacia, bien, si no.... pues bien también...

En pocos días se estaría dando unos cuantos meses sabáticos, lejos de allí, y con la persona con la que más deseaba estar.

-¿En que puedo servirle? ¿Desea algo más?-le pregunto una jovencita que llevaba un delantal alrededor de su cintura.

-No... –Peter le sonrió- Necesito la cuenta. -enseguida leyó en el rostro de esta que pensaba algo
como "pobre, lo dejaron plantado", amplió su sonrisa-

-Es... una cerveza; serían ocho pesos. -le dijo, con una sonrisa coqueta... debía ser, pensó el, por la perspectiva de "joven atractivo al cual le acaban de dejar plantado, y que puede empezar en cualquier momento a coquetear contigo" -¿Desea que le diga algo a la persona que estaba esperando, si llega? -agregó coquetamente.

El negó con la cabeza y le entregó a la dependienta el valor de la cerveza, mas unos cuantos pesos de propina, por la "amabilidad" de la muchacha; y luego se levantó de su asiento para dirigirse hacia la salida del café. Esa noche llamaría a Candela y le diría que, de ahora en adelante, Nicolás y su hermana se encargarían de los negocios; ya que se iba de viaje por un tiempo; y que si no les interesaba que los negocios se hicieran de esa forma, porque la primera exigencia de ellos era que él se encargara de todo el negocio, pues que no habría problema si cancelaban todo, al fin y al cabo, aun no había un contrato de por medio.

-Entiendo... –dijo Lali, suspirando- Tiene lógica; quizá primero busca destruirnos emocionalmente y luego de forma física; porque les aseguro que ese hombre ama usar la violencia. Él no tiene idea que soy agente... solo que soy una "novia infiel"... -suspiró- Eso suena horrible....

-Si, suena horrible pero es cierto-acotó Agustín mientras que volteó a ver hacia Poli- Pablo, esto quiere decir que Aníbal debe estar en ese café, y eso explicaría porque no se ha encontrado en ninguna de sus propiedades... si lo hayamos podemos atraparlo.

-No podemos atraparlo solo los tres.... se dará cuenta.

-Y además sería muy riesgoso hacerlo frente a todas las personas que se encuentren a los alrededores –dijo Pablo, con la mirada aún en la carretera- Tengo un plan -le pasó un arma pequeña a Lali- Guárdala en la cinturilla de tu pantalón a la altura de la espalda y cúbrete con la chaqueta -Lali se desabrochó el cinturón de seguridad y le obedeció- Necesito que te adelantes a nosotros, voy a parquear en la esquina del café y tu irás directamente a este... Agustín y yo nos mantendremos a la retaguardia a la espera que aparezca Aníbal; si encuentras la escena que Aníbal espera, actúa como si no supieras nada pero encárgate que él se aleje de ti haciéndole alguna escena, si efectivamente Candela no asistió... trata, también, de sacar a Lanzani de allí. En ambos casos trata que Aníbal, si aparece, vaya tras de ti hacia un lugar donde no hayan tantas personas; no queremos crear una alerta. Agustín y yo te seguiremos.

Mariana asintió.

-Si Aníbal esta ahí actuaremos... –dijo el rubio, apretando los puños, llenándose a sí mismo con las imágenes de Candela al llegar la noche anterior a su apartamento-

-Exacto... –Pablo asintió- Lali, el arma es solo protección... no la saques a menos que una vida este amenazada.

-Entiendo... –Mariana suspiró, mientras Poli parqueaba el automóvil- Pero ¿y si la escena es completamente diferente a como la vislumbramos?

-Actuaremos sobre la marcha -ella abrió la puerta- Listo... de aquí vas sola. -Mariana asintió- Ten cuidado; y ya sabes... trata, por todos los medios que Aníbal vaya hacia otro lado...

Ella escuchó esto último y salio del automóvil a toda velocidad, no sabía que iba a encontrar en algún café; por un lado, si sí se encontraba allí Candela con Peter... esperaba, con el corazón en la mano, que este hubiese sido capaz de resistírsele... ¿o acaso ella le había dado alguna sustancia?

Y si de un momento a otro de la conversación ella le saltaba y le besaba.... ¿y si el no la separaba? Negó con la cabeza y siguió su camino, el no podría hacer eso. Nunca. Corrió entre las personas, fijando su atención únicamente en la puerta del café, donde sabía, estaba Peter... podía ver su auto estacionado en la puerta de este.

Aceleró su paso, y escuchó las voces de algunas personas que se quejaban porque les pisara, o chocara con estas, se dio la vuelta y se disculpó; de tal forma que, al volverse de nuevo para continuar su camino, una imagen la paralizó en la acera.

Sonrió mientras le llegaba a su celular el mensaje que le avisaba que su parte del plan había sido cumplida. Había llegado hacia pocos minutos y, aunque no podía ver el carro que le había dado a Candela, podía ver el de su hijo parqueado frente a la acera.

¿Demoraría mucho en llegar ella...?

De seguro tendría que esperar un buen rato, pero los resultados serían muy satisfactorios... nadie se burla de Aníbal Casillas y sigue vivo para poder contarlo. ¡NADIE! Ahora; había otra cuestión de la cual debía estar pendiente: En cuanto se deshiciera de "la parejita feliz" tenía unas cuantas que cobrarle a Candela... ella debía aprender a nunca contradecirlo; le pagaría caro lo de la noche anterior.

Volvió su mirada al café, y allí seguía parqueado el automóvil pero aun no había ningún movimiento que le interesara... así que tomó un trago y se relajó. Todo estaba bien....

¡NO...! No todo estaba bien, una llamada le entró en ese momento y la contestó en medio de un gruñido.

-¿Que sucede Méndez?

-Señor están confiscándolo todo..
.. -sus ojos se tiñeron de rojo, y apretó el celular con fuerza-
Han llegado agentes federales, tienen orden de aprensión contra ti y han empezado a confiscarlo todo: los autos, las casas, hasta la petrolera....

-¿De que me acusan?

-Narcotráfico, lavado de dólares, suplantación de un tal Camilo Ducon... asesinato.... La lista es larga.


-¿Quién fue el bocón?-gruño Aníbal en medio de tantas maldiciones

-No lo sabemos pero es mejor que no se aparezca por ninguna de sus propiedades, señor, al parecer los federales consiguieron papeles en los que se demuestra la procedencia de su dinero; además de las rutas que utilizamos...


-¡¡Toda esa información estaba en mi escritorio!!

-¿En su escritorio, señor...? ¿El de la oficina o el de la mansión?


Aníbal termino por explotar-El de la mansión... bajo el falso; debió ser alguien de la compañía, alguien que pudiese moverse libremente por mi mansión sin despertar sospecha... ¿tendríamos algún infiltrado? -gruñó de la rabia- Maldita sea, debió darse en la fiesta de anoche... cualquier persona pudo subir.... cualq... -se quedó paralizado viendo la imagen de su hijo saliendo del café... solo y varias imágenes vinieron a él... Su hijo en la fiesta, su hijo caminando despreocupadamente hacia los cuartos... desapareciéndose sin dejar rastro, hasta que lo vio irse del evento, tiempo después, antes que este se hubiese acabado....

Maldijo en voz alta y colgó el celular estrepitosamente.

¿Quien mas si no había sido él?... claro... lo único que este buscaba era eso, destruirlo, por eso se acercó a él, pretendiendo ser el hijo prodigo, por eso buscaba con tanta insistencia que le dejara ver los libros contables... por eso seguía yendo a su casa, por mas que mostrara su desacuerdo con el. Su hijo había querido destruirlo, y ahora sabía que lo había logrado, no solo quitándole a Mariana, como había imaginado, sino también actuando de bocón con la justicia.

Si él se hundía, su hijo no estaría vivo para bailar sobre su tumba.

El maldito bastardo...

Abrió la guantera del auto, sacando de allí un arma, su mente cada vez se nublaba mas de la rabia y se bajó de su automóvil, manteniendo el arma oculta dentro de su saco, mientras caminaba hacia donde "su hijo" se encontraba dándole propina a quien le había cuidado su carro...

A su lado, las personas caminaban, sin percatarse de las miles de ideas que pasaban por su cabeza... imágenes de la muerte de su propio hijo en sus manos, imágenes de destrucción, quería venganza... quería muerte... quería sangre... ya no pensaba racionalmente, no cuando sin importar nada estuviese destinado a una cárcel; por lo menos no se hundiría sin acabar con quien, desde el momento que había nacido, le había dañado todos sus planes.

Era su hijo, si.... en sus venas corría su sangre pero también era la razón por la cual Alexandra se le había enfrentado; aquel punto "fuerte" que la había hecho dejar de mirar al suelo...

Él era la razón de todas sus desgracias; y por tanto ya no debía ser considerado como su hijo; ese que estaba frente a sí era un extraño, un extraño que debía morir por todas sus traiciones; y el era la mano castigadora que se encargaría hacer cumplir la ley.

Apretó el arma entre sus manos...

Y luego de encargarse de su hijo buscaría a la estúpida de Candela, la muy ilusa pensaba que él le iba a perdonar que no le obedeciera, la muy ilusa pensaba que podía escapar de él, pero estaba equivocada... aunque fuese a la cárcel tenía los medios para encontrarla, en cualquier parte del mundo, y destruirla.

Nadie era lo suficientemente listo para vencerlo.

Su hijo estaba a menos de veinte metros, ahora podría disparar limpiamente y acabar con su primera molestia, el primero de los bichos que ensuciaba su parabrisas... solo faltaría Candela.... porque, ahora que lo pensaba, esta muerte le daría un "mate uno, llévese cinco"... junto con su hijo morían la estúpida de Alexandra, el mandilón de su nuevo esposo, y la tonta hijita que tenían, además de la perra de Mariana que, si sus cálculos eran correctos, llegaría pronto a presenciar la muerte de su "amado"...

Se dio cuenta del momento exacto que las personas se dieron cuenta que llevaba un arma en sus manos y que estaba apuntando, gritos se extendieron a diestra y siniestra mientras las personas corrían para alejarse de sí.

Y entonces las miradas de padre e hijo se encontraron entre el bullicio, su sonrisa se ensanchó al leer el miedo en aquellos ojos verdes tan similares a los suyos y empezó a sentir como su sangre corría mas rápido mientras levantaba el arma para apuntar hacia ese lugar, ese punto del cuerpo el cual, al ser atravesado por una bala, no daría vuelta atrás.

Oh.... la victoria se sentía tan bien...

La tensión del aire... la oscuridad alrededor... la fuerza de su rabia...

Una sonrisa maléfica se extendió en su rostro, mientras veía como se aceleraba la respiración de su hijo... ¡Oh, demonios! quería disparar ya.... ¡YA...!

Fue apretando lentamente el gatillo, apreciando lo bien que eso se sentía pero un gritó que resonó en el aire le hizo salir de su concentración y voltear a ver hacia otro lado, cuando solo faltaba un milímetro para terminar su cometido...

-¡¡Peter!!

El arma se disparó, sin que él presenciara los resultados de su venganza...


Hoy la termino de subir.

_________________
DiegoyRoberta ThiagoyMarianela DiegoyRoberta

LuayArthur LaliyPeter DulyChris
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hojasenblanco.foroargentina.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: .-Armas De Seducción-.   

Volver arriba Ir abajo
 
.-Armas De Seducción-.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 13 de 14.Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 12, 13, 14  Siguiente
 Temas similares
-
» Video-tutoriales de movimientos y armas
» montaje con armas
» armas evento
» Duda sobre armas de veneno
» Desblokear armas en la armeria..

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Escribiendo Hojas En Un Libro :: Novelas :: Novelas :: Historias Finalizadas-
Cambiar a: