Escribiendo Hojas En Un Libro

“Escribir es como mostrar una huella digital del alma” Mario Bellatín,
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Russian Roulette

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
marionamp
Miembro nuevo
avatar

Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 27/08/2011
Edad : 23

MensajeTema: Russian Roulette   Miér Ago 31, 2011 7:41 pm

Spoiler:
 


Russian Roulette



Prólogo


La Ruleta Rusa (en ruso: Русская рулетка, Russkaya ruletka, en ingles: Russian Roulette) es un juego letal y clandestino del que no se conoce su procedencia. Se juega generalmente entre dos personas, y su objetivo es sobrevivir y quedarse con el dinero o la especie de valor a jugar.
El clima era tenso solo tres personas en un salón jugando la Ruleta Rusa, cambiando las reglas, no era dinero o un objeto de valor lo que estaba en juego, la única mujer dentro del salón era el premio, viendo como quien más amaba se enfrentaba a la persona mas despreciable que conocía.
El bebé que tenía en su vientre se movió, lo cual ocasiono su queja y la rápida reacción de los dos hombres, el rubio tenía en su mano el revólver y estaba dispuesto a disparar, el otro luchaba para desviar el blanco: Ella.
Algo inesperado ocurrió, fue demasiado rápido, la sala de un momento a otro estaba llena, muchas voces llegaban hasta sus oídos, el dolor en su espalda aumentaba, la sala quedo en completo silencio durante unos segundos.

Un grito, un disparo…
Un susurro…
-“Pedro…”
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carlita
Admin
avatar

Mensajes : 741
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Rosario, Argentina

MensajeTema: Re: Russian Roulette   Jue Sep 01, 2011 5:54 pm

¡Woo! Se ve interesente, ya quiero el primer cap!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hojasenblanco.foroargentina.net
Mais020291
Miembro junior
avatar

Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Lima, Peru

MensajeTema: Re: Russian Roulette   Jue Sep 01, 2011 6:10 pm

demasiada intriga, cosa q amo!

Espero el primer capi Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
luli22
Miembro nuevo
avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: Russian Roulette   Sáb Sep 03, 2011 9:36 pm

tiene mucha intriga, y eso me encanta espero ya el primer cap
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carors
Miembro nuevo
avatar

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: Russian Roulette   Sáb Sep 03, 2011 9:39 pm

Sabes que estoy! cuando quieras subo yo eh! Wink
Cada vez que leo el prologo no puedo evitar sentir orgullo de que lo escribi yo **jajajaj
Te quiero Cuñiss!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
marionam
Invitado



MensajeTema: Capítulo 1: ~Volver a casa~   Sáb Sep 10, 2011 11:47 am

Russian Roulette


I


~ Volver a casa ~



Niebla. Nubes. El cielo nublado, dentro de nada empezaría a llover. Por suerte el vuelo llegaba a tiempo. Justo entrabas para recoger el equipaje, cuando el primer trueno se hizo presente. Miraste hacía el cielo nublado y sonreíste.La lluvia era una de las cosas que más te gustaba.Tu acompañante cogió sus maletas y las tuyas y juntos se dirigieron hacia la salida en busca de algún taxi que los llevara a tu casa, a partir de ahora.

La mano de Gastón, tu futuro marido, envolvió la tuya y sonreíste. Cogidos de la mano salisteis del aeropuerto a la espera de que algún taxi parara. Sólo al salir del aeropuerto abriste el paraguas que llevabas encima. Gastón alzó la mano y uno de los taxis paró. El conductor se bajó y lo ayudó a meter las maletas en el maletero. Después, Gastón, como buen caballero que era, te abrió la puerta para que entraras dentro y seguidamente entrar él.

La última vez que habías estado en el aeropuerto de Madrid había sido cuando tenías dieciocho años. Habías decidido irte a estudiar periodismo a Londres. La decisión había sido difícil de procesar. No querías irte y dejar a toda tu familia aquí, en Madrid, pero irte a estudiar periodismo a Londres era una oportunidad que no podías dejar escapar.

- Tampoco me voy tan lejos - Reíste entre lágrimas - A unas dos horas de Madrid.
- ¿Vendrás por vacaciones? - Asentiste y tus tres mejores amigos te abrazaron - Te vamos a echar mucho de menos.
- Y yo a vosotras - Dijiste correspondiendo al abrazo.
- ¿Vais a dejarme despedirme de mi mejor amiga? - Preguntó el pelado del grupo. Sonreíste y lo abrazaste fuertemente - Te voy a extrañar Mar.
- Yo también a ti pela - Dijiste escondiéndote en su cuello - Siempre te voy a querer ¿sí?
- ¡Tráenos algún que otro regalito de Londres ¿sí?! - Gritó la flaquita del grupo llorando. Te acercaste a ella y la abrazaste. Tus dos mejores amigas se unieron al abrazo.
- Os voy a llevar regalos a todos ¿de acuerdo? - Las tres asintieron y te abrazaron de nuevo - Y a vosotros... - Dijiste acercándote a los tres chicos que habían a su lado - Cuidádmelas ¿vale? Que no me entere que lo pasan mal por vuestra culpa.
- Te lo prometemos peti - Dijo el cachetón por los demás - ¿Un abrazo para despedirnos de nuestra peti?
- ¡Abrazo colectivo! - Gritaron todos tus amigos abrazándote.


En Londres habías conocido a Gastón Dalmau. Lo vuestro fue amor a primera vista. Una de las cosas que os unía era que querían estudiar la misma carrera pero Gastón al final se decidió por ADE (Administración de empresa) y además que los dos eráis nuevos en Londres, pero eso no impidió que os siguierais viendo. La verdad es que vuestro encuentro fue un poco fuera de lugar.

- ¡Aia! - Gritaste cuando chocaste contra algo duro - ¡Pero serás...!
- ¡Epa la boquita! - Se agachó a tu lado y te ayudó con lo que te había caído - ¿Estás bien?
- ¿Qué te importa? - Dijiste de muy mala manera. El chico te miró y se levantó de golpe tirando de nuevo alguna cosas - ¿Pero qué...?
- ¿Quién te piensas que eres? - Te preguntó cruzándose de brazos. Te levantaste y lo miraste sorprendida - ¿Qué te piensas que me he chocado contigo queriendo? ¿Qué te he tirado todo esto a propósito?
- No per... - El chico te miró y suspiró - Lo siento sólo que...que estoy muy agobiada con todo lo de la universidad y mi traslado. Soy nueva y aún no he podido integrarme.
- Entonces en algo coincidimos - Lo miraste confundida y el rió - Yo también soy nuevo en Londres. Me he mudado hace poco.
- Que coincidencia - Cogiste lo que quedaba en el suelo y te volviste a levantar - Mariana Esposito.
- Gastón Dalmau - Te acercaste a él y os distéis dos besos - Encantado.
- El placer es mío Mariana - Dijo sonriendo. Sonreíste y te mordiste el labio inferior.

El taxi paró delante de vuestra casa, que raro te hacía decir "vuestra casa" y no solamente "tu casa". Gastón te abrió la puerta de la entrada y dejó a tu lado dos maletas para que empezaras a subir. Cogiste las maletas y te acercaste al ascensor. Abriste la puerta como pudiste, ya que las maletas pesaban lo suyo, y picaste al número seis.

Te miraste en el espejo y observaste tus rasgos. Todo en ti había cambiado. Tu altura seguía siendo la misma aunque habías crecido algo. Tus fracciones se habían definido dándote un aire más maduro. Tu figura había cambiado pero no tanto. Tus curvas se habían definido algo más que como las recordabas y tus pechos habían crecido.

Hacía seis años que te habías ido de Madrid dejando todo atrás. Habías seguido manteniendo contacto con tus seres queridos pero no era la mismo enviarte correos que verlos cada día que era la que sucedería a partir de ahora. Tenías ganas de verlos y sobretodo de contarles la noticia sobre tu casamiento.

Gastón y tú llevabais cuatro años de relación y para él fue el momento indicado para pedirte matrimonio. Los dos habíais acabado la carrera y teníais un trabajo estable y sobretodo un piso en el cual vivir. En esos momentos era el hombre de tu vida, sin él no serías la misma. Era el aire con el cual respirabas.

Sacaste la llave de adentro del bolso y abriste la puerta. Sonreíste al encontrarlo tal cual como Gastón y tú, hacía un mes, lo habíais dejado. La idea de volver a Madrid fue de Gastón. Los dos teníais vuestra familia en España y queríais volver a su lado. Por eso habíais empezado a buscar pis y después de dos meses lo encontrasteis. Viajasteis a España un par de veces para arreglar lo del piso y sobretodo para decorarlo y pintarlo.

- ¡Por fin en casa! - Los brazos de Gastón te sobresaltaron pero sonreíste de inmediato - Ha quedado bien ¿eh?
- Gracias a quién listillo - Rieron y miraste todo el piso - ¿Has llamado a tu madre para decirle que ya estamos aquí?
- No, más tarde, cuando tengamos todo ordenado la llamare. Mar, ven - Lo miraste y te sentó en sus piernas - He pensado que podríamos hacer mañana una fiesta con nuestros padres y amigos para contarles que hemos vuelto y que nos casamos. ¿Te parece una buena idea?
- ¡Sí! - Gritaste eufórica porqué volverías a ver a los chicos y a tus padres - Tengo muchas ganas de ver a los chicos.
- Yo también - Sonreíste y le diste un beso en los labios - ¿Empezamos a desempaquetar las cajas?
- Buena idea mi amor sino, no acabaremos nunca.

Sacaste de una de las cajas un marco de fotografías que te llamó la atención. Miraste la fotografía y sonreíste. Tus mejores amigos siempre habían sido Pedro y María. Vivían al lado tuyo y siempre os encontrabais en la plaza de enfrente para jugar un rato a la pelota. Más bien jugabais Pedro y tú porqué a María eso de tocar una pelota no le hacía mucho gracia.

Los tres ibais al mismo colegio pero María tenía un año menos e iba a un curso inferior al vuestro. Pedro siempre había sido muy protector sobretodo con María y contigo. Y se intensificó cuando empezasteis a salir como pareja.

Llevabais enamorados desde hacía años pero ninguno de los dos nunca dijo nada. Hasta que un día, la vergüenza de Pedro se hizo a un lado y te confesó que estaba enamorado de ella. Lo vuestro duró exactamente hasta los dieciocho. Tu ida a Londres acabó con la relación pero seguisteis en contacto como amigos, mejores amigos.

Aún, si cerrabas los ojos, podías recordar el rostro lleno de lágrimas de Pedro al comunicarle la noticia de tu beca en Londres.

- He venido tan rápido como he podido mi amor - Pedro se sentó a tu lado e intentó besarte pero le giraste la cara - ¿Qué pasa cariño?
- Ten...tenemos que...que hablar Pedro - Dijiste mirándolo a los ojos. Tu cara lo alertó de que algo no iba bien.
- ¿Qué...qué está pasando? - Giraste la cara y derramaste unas lágrimas - Mar...¿qué pasa?
- Me han aceptado - Pedro te miró y sonrió abiertamente.
- ¡Pero eso es fantástico cariño! - Dijo abrazándote y besándote. Permaneciste en silencio y Pedro te miró confundido - ¿Por qué no estás contenta?
- Te acuerdas que había dos posibilidades. Dos universidades para la beca - Pedro asintió y lo miraste con lágrimas en los ojos - Me han aceptado en la escuela de periodismo de Londres.
-Londres... - La voz de Pedro fue casi un susurró que percibiste apenas duras - ¿Qué...qué les has dicho?
- Lo siento... - Dijiste llorando. Pedro cerró los ojos y se mordió los labios - Tenía que aceptar esta beca no podía dejarla pasar - Te acercaste a él y lo cogiste de la cara - Te quiero Pedro y eso no va a cambiar porqué me vaya a Londres.
- ¿Y qué pasa con nosotros? - Preguntó mirándote a los ojos - Tú te vas pero yo me quedo aquí...
- Ya lo sé por eso había...había pensado que sería mejor que... - Pedro te miró y bajaste la cabeza - Lo nuestro no funcionaría a distancia.
- ¿Cómo lo sabes? ¿Prefieres dejarme en vez de intentarlo?
- Yo creo que sería lo...
- ¿Lo mejor? ¿Es eso lo que piensas? - Asentiste - ¡Perfecto! Entonces esto se termina aquí.
- Para Peter... - Intentaste decir pero fue en vano. Él fue más rápido y se fue.


Entendiste su reacción perfectamente. Pero a pesar de haber sido pareja, la amistad que los unía fue más fuerte y a los tres días quedasteis para hablar sobre lo sucedido y arreglarlo como dos personas maduras. Pedro era tu mejor amigo desde los tres años y eso no cambiaría por nada del mundo y no querías, que por eso, acabarais mal.

- ¿Qué pasa mi amor? - Miraste a Gastón y dejaste el marco en su sitio.
- Nada, estaba recordando - Se acercó y miró la fotografía.
- ¿María y Pedro? - Asentiste - Que pequeños erais. ¿Cuántos años teníais?
- Cuatro. Nos sacó la fotografía mi madre. Me acuerdo que María no quería que la abrazáramos porqué Pedro y yo estábamos llenos de barro pero lo hicimos igual - Reíste al recordar el momento.
- Los has hecho mucho de menos ¿verdad? - Asentiste - Ahora los podrás ver cada día cariño.
- Lo sé, y eso me pone muy feliz - Gastón te sonrió y siguió sacando las cosas.

En segundo de primaria conociste a Jaime, Candela, Agustín, Rocío y Pablo. Os hicisteis amigos al instante y desde ese momento nos os separasteis nunca. Miraste la fotografía que os habíais sacado en el viaje de final de curso de segundo de bachillerato. Vuestro último año juntos. Un año que ninguno de vosotros olvidaría.

En el centro de la fotografía salíais Pedro y tú abrazados dándose un beso. Acariciaste vuestras siluetas y sonreíste. A vuestro lado Jaime abrazaba a Candela al igual que Agustín. María, al ser un año más pequeña no había podido venir y eso mataba a Jaime. Recordaste como cubría a María con Pedro para que no se enterara de que Jaime la iba ver. Rocío abrazaba a Pablo y le daba un beso en la mejilla.

- Nuestra última noche en Italia - Dijo Pedro abrazándote por la espalda - ¿Lo has pasado bien?
- Contigo a mi lado es imposible no pasarlo bien - Sonrió y te besó en la nariz - ¿Y tú?
- La mejor que me ha podido pasar en este viaje ha sido tenerte a mi lado - Apoyaste la cabeza en su pecho.
- ¡Ei parejita, venir! - Gritó Jaime para que se acercaran a la hoguera.
- Que os pensábais que os quedaríais allí nuestra última noche juntos ¿eh? - Dijo Agustín antes de beber un sorbo de la cerveza.
- ¡Te tengo que dicho que no me gusta que bebas Agustín! - Dijo Candela mirándole con reproche.
- Es nuestra última noche mi vida - Rogó Agustín haciendo un puchero. Candela sonrió y lo besó.
- Nunca voy a olvidar este viaje - Dijo Rocío. Todos la mirasteis - En él empecé a valor cosas que nunca valoraba. La amistad es un sentimiento que tenemos que cuidar, que tiene que ser cuidada por nosotros para que después de muchos años, si no es malgastada, sigamos en contacto. Cuando tengamos veinte cuatro años y sigamos reuniéndonos como ahora y salgamos aún de copas - Todos sonreísteis - Os quiero mucho chicos - Dijo con lágrimas a los ojos.
- Porqué nunca nos separemos - Dijiste bebiendo un trago de coca-cola.
- Por el amor - Dijo Pedro mirándote. Sonreíste y lo besaste.
- Por todo lo que vivimos en este viaje - Dijo Jaime sonriendo.
- Por las parejas que se formaron - Dijo Candela besando a Agustín.
- Por el futuro - Dijo él abrazándola.
- Por nuestra amistad que es lo más importante que tengo - Dijo Pablo.


Toda tu vida te acordarías de esa noche. Y por ser tu última noche con los chicos sino por lo que habías vivido con ellos. Eran tu familia y como había dicho Rocío, después de muchos años seguías en contacto con ellos. Habías cuidado a tus amigos. No les habías fallado ni una sola vez aunque estuvieras lejos.

Te acercaste al teléfono y marcaste el número de tus padres. Gastón te sonrió al pasar y te mostró la última caja que quedaba por abrir. Sonreíste y le mandaste un beso volando. Al otro lado del teléfono la linea seguía sonando. Esperaste unos toques más y cuando ibas a colgar por fin lo cogieron.

- ¿Diga? - Respondieron al otro lado. Sonreíste abiertamente al escuchar la voz de tu madre - ¿Diga? ¿Hay alguien?
- Mamá... - Dijiste llorando de alegría. Seguramente tu madre estaría igual.
- ¿Mariana? ¿Eres tú hija? - Tu madre sollozó y sonreíste - ¡Nicolás es nuestra hija! - Gritó emocionada - ¿Cómo estás?
- Bien ¿y vosotros?
- Ahora perfectamente hija. ¿Dónde estás cariño? - Te preguntó tu padre a través del teléfono.
- En casa mamá y para quedarme.

Miraste por el ventanal del piso y sonreíste al escuchar decir a tu madre que venías para quedarte. Tu padre pegó un grito que se debió oír hasta en la China pero no te importó. Gastón y tú pretendíais decirles mañana a todos que os quedabais pero al oír la voz de tu madre no pudiste no decirle la gran noticia de que volvías a casa.

Gastón se acercó y te abrazó por la espalda y saludó a sus suegro. Dejaste el teléfono con él y te alejaste un poco para verlo. Sonreíste al escuchar como tu padre ponía los punto a tu futuro marido. Te abrazó y dio un beso en la cabeza.

Respiraste hondo y dejaste salir el aire. Por fin, después de tanto tiempo, estabas en casa.

Donde hay esperanza está mi casa.
Donde hay amor está mi casa.
Donde estás vos está mi casa.
Y al final hoy yo vuelvo a casa


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Sandrolomé
Miembro nuevo
avatar

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 03/09/2011
Edad : 22

MensajeTema: Re: Russian Roulette   Dom Sep 11, 2011 3:45 pm

Me encantó.
Pero no me gustó mucho que me pusieras a Gas y Lali juntos...
Y..¿la persona despreciable del prologo, es Gastón?
¡Aish, me muero de curiosidad!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Russian Roulette   

Volver arriba Ir abajo
 
Russian Roulette
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» WGL Miras de las armas anti-tanque
» Fuerzas especiales de EEUU y Rusia juntos
» [MB] Civil War in Russia (1917-1922)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Escribiendo Hojas En Un Libro :: Novelas :: Novelas :: Laliter-
Cambiar a: