Escribiendo Hojas En Un Libro

“Escribir es como mostrar una huella digital del alma” Mario Bellatín,
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Su Florcita

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Carlita
Admin
avatar

Mensajes : 741
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 26
Localización : Rosario, Argentina

MensajeTema: Su Florcita   Sáb Sep 03, 2011 3:32 am

-Vamos hija levántate que tienes que ir al colegio…-le susurro al oído dulcemente, sonrío cuando su hija se cubrió su rostro con el acolchado-Dale cariño, es viernes solo unas horitas y se acabo la semana…

Luego de insistirle un poquito mas, abrió sus ojos celestes y con un bufido se levanto detrás de ella para primero desayunar la leche chocolatada que le había preparado y luego irse a colocar el uniforme del colegio.

-¿Segura que tienes toda la tarea hecha Chechu?-le pregunto mientras le ofrecía una de las mangas de la campera.

-Si mami, anoche junto a Juaco hicimos toda la tarea-le respondió con un poquito mas de ánimo en la voz-¡Ay! ¿Tanta ropa me vas a poner?

Se quejo mientras se removía la bufanda, ella largo una risilla y le alcanzo su mochila, le acomodo el cabello y la acompaño a la puerta de casa donde esperarían al transporte escolar.

-Chau mami, nos vemos después…-le dijo cuando el transporte se detuvo frente a la puerta de su casa…

-Pórtate bien, presta atención, cuídate…-le dijo mientras ella caminaba en dirección a Sergio (el chofer)-¡Ah Chechu!-ella volteo al escucharla gritar-Te amo hijita…

-Yo también mami…

Tan bonita, tan chiquita…
Tan llena de sonrisa, perfumada flor que crecía…


Analía se encontraba en su casa como todos los días, luego de que Cecilia se fuera al colegió volvía unos minutos a la cama donde disfrutaba de más de dormir.

Cecilia llegaba al colegio junto a gran parte de sus compañeritos de grado, entre risas y bromas hacían las filas para ver como izaban la bandera a primera hora de la mañana.

A mitad de mañana, Analía ya se encontraba haciendo las tareas de la casa, primero había comenzado poniendo a lavar ropa mientras colgaba la ropa que le quedo del día anterior, después le siguió acomodar las habitaciones y de paso aprovecho para darle una barrida a toda la casa, a las diez decidió irse a hacer los mandados antes de que se haga mas tarde, sabía que cuando Cecilia volviera se le haría difícil poner atención a lo que faltaba.

A mitad de mañana, Cecilia ya había pasado por dos horas aburridas de matemáticas donde puso todo su empeño en entender el tema nuevo de fracciones que estaba dando la maestra, luego disfruto de un recreo donde se divirtió jugando a la soga con algunas amigas, y ahora a las diez y media, se encontraba en medio de una clase de dibujo, la tarea asignada era dibujo libre, Chechu había optado por dibujar un momento típico de su familia.

Doce años cumpliría, de la escuela no volvía…
Preocupada se la vio a mamá…


Eran las doce y media del mediodía y Cecilia no aparecía, Analía intentaba mantenerse calmada y no empezar a sacar conjeturas antes de tiempo.

No sabía cuantas veces ya había salido a la vereda y había caminado de esquina a esquina para ver si el transporte escolar aparecía ante su vista, pero en ninguna ocasión apareció.

Eran las una menos cinco cuando Cecilia reconoció que el camino que realizaba el chofer del transporte no era el mismo que realizaba Sergio.

-Sergio no hace este recorrido-dijo Cecilia apoyándose sobre uno de los asientos.

El señor que había remplazado al chofer de siempre no le respondió, solo se limito a conducir por las distintas calles, logrando que el miedo en la niña se generara.

-Me quiero bajar…Quiero ir con mi mamá…-pidió la niña ya entre lágrimas.

-En ese estoy cariño, en llevarte con tu mami-le respondió el hombre, si estuviera un adulto en esa situación se daría cuenta que en el tono de voz de aquel hombre había un indicio siniestro.

Cecilia volvió a sentarse en su asiento para rezarle a Dios que la devolviera junto a su madre.

Analía se sentó en la orilla de la cama de su hija y unió sus manos en rezo para pedirle a Dios que su niña volviera pronto, sana y salva a casa.

Cuatro horas se demora…
¿Qué paso? ¿Por qué lloras? Dijo una mujer y luego la abrazaba…


La puerta principal de la casa se abrió de repente, y tanto Analía como Lucas miraron hacia ese lugar esperanzados de ver a su niña entrar sonriendo mientras pedía perdón por no avisarles que se iba a lo de su abuela.

Pero la abuela María del Carmen, ingresaba sola a la casa sin la pequeña Chechu de la mano, los ojos de Lucas demostraron decepción y los de Analía se llenaron de lágrimas que quemaban.

Eran las cuatro de la tarde… ¡Las cuatro de la tarde! Cecilia salía del colegio a las doce del día y Sergio la dejaba en la puerta de su casa en menos de veinte minutos, pero habían pasado cuatro horas y Cecilia no había aparecido.

Desesperada Analía había llamado a su marido para contarle y pedirle ayuda, Lucas a la hora llego a la casa con desesperación por saber el paradero de su hija, no dudaron en llamar a Sergio pero él le había dicho que cuando fue a retirar los chicos del colegio, Cecilia no se encontraba suponiendo que alguno de sus padres la había retirado, también habían llamado a todos los amiguitos de su hija pero nadie sabía nada.

Ahora, Lucas se pasaba las manos por el cabello desesperado mientras le pasaba toda la información posible a la policía, Analía lloraba silenciosamente y María del Carmen no comprendía lo que sucedía.

-Hija, ¿Qué pasa?-pregunto acercándose a ella.

-Ce…Ceci…Desapareció-dijo con dificultad la ahora hija a su madre-Mi hija desapareció mami…

María del Carmen se llevo una mano a su boca sorprendida y como a ellos, el miedo y la preocupación hicieron presencia en su rostro pero al ver a su hija destrozada, llorando sin consuelo, se agacho a su altura y la abrazo, la abrazo intentando darle fuerzas porque las iba a necesitar.

De repente suena fuerte el teléfono.
¿Y quien atiende? La mamá secándose las lágrimas...
Tu florcita la encontraron en un gran descampado…
Su madre grita sin compasión…


Media hora había pasado desde que Lucas había informado de la desaparición de su pequeña niña cuando el teléfono suena retumbando en toda la casa.

Analía se seco rápidamente las lagrimas e intento componer su voz para contestar, le pidió a Dios de que esa llamada tratara de su hija.

-¿Si?...Si, soy yo…-cuatro ojos estaban sobre ella esperando saber de quien se trataba-¿Cómo? No lo escucho bien, se entrecorta…Ahí si, dígame…-Lucas se presiono la frente desesperado, María del Carmen solo se abrazo a si misma y Analía abrió sus ojos de golpe-¡¿Qué?! ¡¿Dónde?! ¡Ya vamos para haya!

-¿Qué paso?-le pregunto Lucas cuando su mujer cortó el teléfono y se largaba a llorar nuevamente-¡¿Ana que te dijeron?!

-En…Enc…Encontraron a…a…A Ceci-logro decir entre lágrimas, agradeció silenciosamente el abrazo de su madre.

-¿Dónde hija?

-En un descampado por la zona de la villa Las Flores…-Analía cerró los ojos al recordar las palabras textuales del oficial-La encontraron...M…Mu…Muerta…

Lucas largo un insulto al aire y Analía se abrazo a su madre llorando desconsolada, su pequeña niña había muerto, la habían matado sin motivo alguno, solo por el hecho de hacer daño.

Sin vida estaba tirada, golpeada…
¡¿Por qué?! ¡¿Quién fue?!


No tardaron ni media hora en llagar al descampado, el lugar se encontraba con personas curiosas por todos lados, policías que iban y venían.

-No…-susurro Analía al ver un pequeño cuerpo sobre un césped-No puede ser…-volvió a susurrar mientras se apoyaba contra el capot del auto.

Lucas solo la abrazo fuertemente y con pasos lentos y temblorosos se acercaron a la zona del hecho, no tuvieron ni que pedir que abrieran por completo la bolsa, que con solo ver un poquito del rostro la reconocieron.

Era ella, era su Cecilia, su pequeña niña, su luz, su princesa.

Los forenses le habían contado que estaba tirada como si de una bolsa de basura se tratara en un rincón del acampado y había sido encontrada por los barrenderos, el cuerpo llevaba golpes grabes en el rostro, algunos rastros de tortura en el cuerpo y muchas posibilidades de que se tratara de una violación.

Analía se aferro al pecho de su marido llorando, preguntando a los gritos porque le habían echo eso a su hija, que necesidad tenían de pegarle, de torturarla, de violarla…De tirarla en la calle…

Lucas le exigía a los policías justicia, justicia por su hija, exigía que a los desgraciados que habían echo esto pagaran, pedía venganza a todo precio.

¿Cómo es que matan a una niña tan pequeña?
Solo tenía doce años…
Toda una vida por vivir…


Durante el resto de la semana, varías casos de desaparición de niños se escucharon nuevamente en los medios, donde la mayorías eran niños menores de dieciséis años y eran encontrados muertos y tirados como paso con Cecilia.

Era un lunes primero de agosto cuando Analía y Lucas encabezaban una marcha junto a otros padres de chicos desaparecidos, algunos los habían encontrado, otros le pedían a Dios que sus hijos se encontraran vivos.

Al canto de “con los chicos no se juega…” recorrían las calles de la ciudad pidiendo justicia por Cecilia, por Tomas, por Candela y por muchos chicos más.

Al grito de “ellos son el futuro” recorrían las calles llorando la perdida de esos seres que en un futuro podrían haber sido el futuro presidente del país, la nueva modelo top de las pasarelas, la nueva cantante y el nuevo actor que brillarían sobre los escenarios.

¿Cómo es que matan a una niña tan pequeña?

Y es lo que todo el mundo se pregunta, ¿Cómo? ¿En que cabeza tan fría, tan siniestra cabe la idea de matar?

Hoy en día hay un poquito menos de doscientos diez chicos desaparecidos en Argentina, como hay cientos de caso en el resto del mundo, cada día una familia distinta denuncia que su hijo se fue de su casa sin saber el motivo, sin saber cual será su destino.

El caso Candela hizo un clic e hizo que reaccionáramos todos los argentinos, no se puede permitir de nuevo que suceda algo así, hay que pedir pacíficamente mas seguridad para nosotros, para ellos que son el futuro de este mundo que viene en caída.

Todos alguna vez podemos sufrir un caso Candela pero no hay que permitirlo, ayudemos a encontrar a esos cientos de chicos y sobre todo ayudemos a cambiar el mundo, unidos por un mundo mejor.

Solo tenía doce años…

Toda una vida por vivir…

¡Por vivir!

Bueno, eh aquí un corto con la canción "Su florcita" de Agrupación Marilyn, que cuenta una historia real.

Las argentinas (y supongo que las demás también lo conoceran al caso), este corto esta basada en Candela, la verdad no se me cruzo escribir algo así, solo nacio y mis dedos escribieron.

Desde que paso lo de Candela, los noticieron informan las apareciones de varios chicos que llevaban días afuera de su hogar, lamentablemente mucho no tuvieron un final feliz.

Ojala pronto todos podramos cambiar esto y tener un futuro en paz.

Candela Rodríguez, desaparecida por nueve días, que en paz descanse.
Maximiliano Storani, desaparecido por veintiun días, que en paz descanse.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hojasenblanco.foroargentina.net
VikiContardo
Admin
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 21
Localización : Santiago, Chile.

MensajeTema: Re: Su Florcita   Sáb Sep 03, 2011 3:40 am

Estoy sin palabras..
Cuando me dijiste que era un corto fuerte, me imagine muchas cosas.. menos esto.

¡Que manera de impresionarme cada vez más!

Soy tu fan Carla, supongo que ya lo sabías.

¡Te felicito por el corto!

_________________

Mi razón de vivir. Mi razón de crecer. Mi razón de soñar.
Victoria~

Sigueme en: @PeterLanzaniCh & @NicoVazquezCh
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
charowit
Invitado



MensajeTema: Re: Su Florcita   Sáb Sep 03, 2011 5:56 pm

Es la primera vez que comento en el foro, pero me leí cada uno de tus cortos
y de tus novelas, todas me encantan.
La ocasión lo merece y dios, con este corto llore, me puse en la piel de
Chechu, en la de su madre, padre y en general su familia, lo que debe
de ser perder un hijo y a la edad de 12 años con toda una vida por delante.

Pedimos justicia por Candela y por todos esos niños que nunca volverán a sus casas,
por tener la seguridad de salir a la esquina y volver sanos y salvos, sin ser violadas,
maltratadas o matadas. Soy de las personas que no desean mal a nadie pero..
gente como la que hace esas cosas deberia de estar bajo tierra.

Un beso para todas y gracias Carla Very Happy
Volver arriba Ir abajo
charowithch
Miembro nuevo
avatar

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 18/08/2011

MensajeTema: Re: Su Florcita   Sáb Sep 03, 2011 5:58 pm

La de arriba soy yo! Smile
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Su Florcita   

Volver arriba Ir abajo
 
Su Florcita
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Escribiendo Hojas En Un Libro :: Novelas :: Cortos-
Cambiar a: